Salón de la Fama de las Grandes Ligas del béisbol sin inmortales 2013
8067A.jpg

Por segunda ocasión en más de 40 años no habrá inmortales al Salón de la Fama de las Grandes Ligas el 2013. El comité elector volvió a castigar a las figuras que consumieron esteroides durante sus carreras.

Ninguno de los candidatos a ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown logró el mínimo de 75% de votos, por lo que las Mayores decretaron que no habrá inmortales en 2013.

Roger Clemens, Barry Bonds y Sammy Sosa figuraban entre la lista de peloteros candidatos a los inmortales del mejor béisbol del mundo.

El ex segunda base de los Astros de Houston, Craig Biggio, recibió la votación más alta, el 68.2%, seguido del ex pitcher Jack Morris (67.7%) y el ex primera base Jeff Bagwell (59.6%).

Clemens alcanzó el 37.6%, Bonds el 36.2 por ciento, Mark McGwire 16.9%, Sammy Sosa 12%.

Clemens, Bonds, McGwire y Sosa están señalados como peloteros que lograron números extraordinarios en Grandes Ligas pero ayudados por el consumo de esteroides.

El que estos peloteros no hayan sido electos al Salón de la Fama este año no les quita la posibilidad de ganar su lugar en los próximos 14 años, tiempo que tienen todavía para ingresar al Salón de la Fama.

La única forma en que podrían quedar fuera de ser elegidos de nuevo candidatos, es si en alguna próxima edición no suman más del 5% de los votos.

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /