Salón de la Fama de las Grandes Ligas del béisbol sin inmortales 2013
8067A.jpg

Por segunda ocasión en más de 40 años no habrá inmortales al Salón de la Fama de las Grandes Ligas el 2013. El comité elector volvió a castigar a las figuras que consumieron esteroides durante sus carreras.

Ninguno de los candidatos a ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown logró el mínimo de 75% de votos, por lo que las Mayores decretaron que no habrá inmortales en 2013.

Roger Clemens, Barry Bonds y Sammy Sosa figuraban entre la lista de peloteros candidatos a los inmortales del mejor béisbol del mundo.

El ex segunda base de los Astros de Houston, Craig Biggio, recibió la votación más alta, el 68.2%, seguido del ex pitcher Jack Morris (67.7%) y el ex primera base Jeff Bagwell (59.6%).

Clemens alcanzó el 37.6%, Bonds el 36.2 por ciento, Mark McGwire 16.9%, Sammy Sosa 12%.

Clemens, Bonds, McGwire y Sosa están señalados como peloteros que lograron números extraordinarios en Grandes Ligas pero ayudados por el consumo de esteroides.

El que estos peloteros no hayan sido electos al Salón de la Fama este año no les quita la posibilidad de ganar su lugar en los próximos 14 años, tiempo que tienen todavía para ingresar al Salón de la Fama.

La única forma en que podrían quedar fuera de ser elegidos de nuevo candidatos, es si en alguna próxima edición no suman más del 5% de los votos.

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /