Salón de la Fama de las Grandes Ligas del béisbol sin inmortales 2013
8067A.jpg

Por segunda ocasión en más de 40 años no habrá inmortales al Salón de la Fama de las Grandes Ligas el 2013. El comité elector volvió a castigar a las figuras que consumieron esteroides durante sus carreras.

Ninguno de los candidatos a ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown logró el mínimo de 75% de votos, por lo que las Mayores decretaron que no habrá inmortales en 2013.

Roger Clemens, Barry Bonds y Sammy Sosa figuraban entre la lista de peloteros candidatos a los inmortales del mejor béisbol del mundo.

El ex segunda base de los Astros de Houston, Craig Biggio, recibió la votación más alta, el 68.2%, seguido del ex pitcher Jack Morris (67.7%) y el ex primera base Jeff Bagwell (59.6%).

Clemens alcanzó el 37.6%, Bonds el 36.2 por ciento, Mark McGwire 16.9%, Sammy Sosa 12%.

Clemens, Bonds, McGwire y Sosa están señalados como peloteros que lograron números extraordinarios en Grandes Ligas pero ayudados por el consumo de esteroides.

El que estos peloteros no hayan sido electos al Salón de la Fama este año no les quita la posibilidad de ganar su lugar en los próximos 14 años, tiempo que tienen todavía para ingresar al Salón de la Fama.

La única forma en que podrían quedar fuera de ser elegidos de nuevo candidatos, es si en alguna próxima edición no suman más del 5% de los votos.

Edición de esta semana
DEPARTAMENTO DE POLICÍA DE LITTLE ROCK SE ACERCA A LA COMUNIDAD LATINA
Por Michel Leidermann
Con los cambios demográficos y también culturales que están ocurriendo en la ciudad de Little Rock, el Departamento de Policía (LRPD) está igualmente cambiando la diversidad étnica de su personal y buscando contratar a más oficiales que representen los diferentes sectores de la sociedad en la ciudad. Afortunadamente el deseo del ayuntamiento y del departamento de policía de Little Rock (LRPD) está cumpliéndose, lentamente, pero cumpliéndose, al fin y al cabo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Tras pocas semanas después de convertirse en presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump comienza a dar los primeros signos de sus verdaderas intenciones. Desde su victoria y, una vez que se le pasó la sorpresa de que efectivamente había ganado, ha sido muy poca la información fiable sobre los debates internos, lo que de verdad quiere y quiénes finalmente  figurarán en su Gabinete. Pero como ocurre con todos los candidatos, la lista de promesas por las que fue elegido es sencillamente incumplible.   / ver más /