Indocumentados podrían esperar 10 años para obtener residencia permanente
8076A.jpg

Senadores demócratas dijeron que su propuesta para una reforma migratoria podría significar para los 11 millones de inmigrantes indocumentados una espera de 10 años para solicitar la residencia permanente, un requisito previo a la naturalización. Los beneficiarios de la reforma podrían permanecer con un estatus migratorio provisional durante todo ese tiempo.

“El proceso probablemente esté en el rango de los 10 años, y digo en el rango porque aún no lo hemos definido”, dijo el senador demócrata Dick Durbin durante una conferencia de prensa con periodistas latinos.

El también senador demócrata Robert Menéndez, dijo que el tiempo de espera no era “exorbitante” y alegó que la ley actual impone una espera de 10 años a los inmigrantes que permanezcan ilegalmente tres años en territorio estadounidense. “Hay que esperar de todas maneras. La diferencia es que te quedas aquí” agregó.

Menéndez dijo asimismo que su propuesta de reforma incluiría a los extranjeros residentes en Estados Unidos con el estatus migratorio temporal (TPS) para ciudadanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Es la primera que vez que senadores mencionan un tiempo de espera probable para que los inmigrantes sin papeles puedan legalizarse según su propuesta de reforma.

 

Edición de esta semana
LATINA GRADUADA DE “UALR” DEVUELVE EL FAVOR: SANDRA CARMONA-GARCÍA 
Gracias a la asistencia financiera que recibió para asistir a la Universidad de Arkansas en Little Rock (UALR), Sandra Carmona-García, una estudiante graduada el 17 de diciembre, es una firme partidaria del servicio comunitario y por ello decidió dedicar su tiempo para ayudar a otros estudiantes de secundaria a entrar en la universidad, asistiéndolos con el tramite de solicitud y para recaudar dinero de becas de estudios a través de LULAC. Sandra nacida en León, Guanajuato, llegó a los EE.UU. cuando tenía solo 8 años de edad, ha hecho de Little Rock, su hogar.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La llegada del 2017 encuentra a los inmigrantes con el temor a un año difícil. Cada tanto tiempo, el arribo de inmigrantes con un idioma distinto, con una religión diferente, de otras razas y grupos étnicos inquietó a los pobladores nativos, quienes también descendieron de inmigrantes. Los recién llegados padecieron el temor, rencor y rechazo que se manifiesta a través del desprecio y la discriminación. Ellos pasaron momentos duros pero los alemanes, polacos, irlandeses y los chinos -por mencionar algunos- los fueron superando con solidaridad, tesón y fe.   / ver más /