Indocumentados podrían esperar 10 años para obtener residencia permanente
8076A.jpg

Senadores demócratas dijeron que su propuesta para una reforma migratoria podría significar para los 11 millones de inmigrantes indocumentados una espera de 10 años para solicitar la residencia permanente, un requisito previo a la naturalización. Los beneficiarios de la reforma podrían permanecer con un estatus migratorio provisional durante todo ese tiempo.

“El proceso probablemente esté en el rango de los 10 años, y digo en el rango porque aún no lo hemos definido”, dijo el senador demócrata Dick Durbin durante una conferencia de prensa con periodistas latinos.

El también senador demócrata Robert Menéndez, dijo que el tiempo de espera no era “exorbitante” y alegó que la ley actual impone una espera de 10 años a los inmigrantes que permanezcan ilegalmente tres años en territorio estadounidense. “Hay que esperar de todas maneras. La diferencia es que te quedas aquí” agregó.

Menéndez dijo asimismo que su propuesta de reforma incluiría a los extranjeros residentes en Estados Unidos con el estatus migratorio temporal (TPS) para ciudadanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Es la primera que vez que senadores mencionan un tiempo de espera probable para que los inmigrantes sin papeles puedan legalizarse según su propuesta de reforma.

 

Edición de esta semana
EL “NUEVO” DISTRITO ESCOLAR DE NORTH LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
El 14 de febrero de 2012, los habitantes de North Little Rock aprobaron un impuesto adicional sobre la propiedad, que permite al Distrito Escolar de North Little Rock (NLRSD) comenzar el proceso de reconstrucción en el distrito por un total de $ 223 millones, reintegrando las 21 escuelas existentes a solo 13, en una combinación de nueva construcción, renovación y consolidación de las instalaciones, facilitando más oportunidades y recursos para la educación de todos los poco más de 9 mil estudiantes de North Little Rock.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El reciente reporte federal sobre el Departamento de Policía de Baltimore, enfatiza en la difícil relación entre los oficiales y las personas con enfermedades mentales.   / ver más /