Serie: Presentando a los Equipos ÁGUILA
Por Rafael Nuñez
8085A.jpg
Asenal

Por Rafael Núñez

El equipo Arsenal fue uno de los grandes animadores del pasado torneo de la Segunda División de la Liga de Futbol MexArk, ya que durante la temporada regular hizo el papel de “mata-gigantes”, venciendo a varios de los equipos favoritos; y ya en la liguilla se quedó literalmente “en la orillita”, habiendo llegado hasta semifinales antes de finalmente perder por un gol ante el equipo Gladiadores, que a la postre resultó ser el subcampeón del torneo de segunda.

EL LATINO entrevistó al director técnico de esta escuadra, el señor Javier Flores, mejor conocido en el mundo del futbol local como “Javito”, quien nos dijo:

“Para el torneo de liga que está por iniciar, a la fecha hemos logrado firmar a tres refuerzos que vendrán a fortalecer mucho a nuestro equipo: Miguel Segura (defensa), Luis Ledesma (defensa) y Noe García (delantero)”.

Javito indicó que para el nuevo torneo de liga, tanto los jugadores como él y el patrocinador (el señor Salvador Osorio, propietario de Casa Blanca Granite, Marble & Tile) “vamos con todo, y nuestro primer objetivo es, antes que nada, hacer un mejor papel en la liguilla. La temporada anterior terminamos en el tercer lugar de la tabla general, ya que perdimos en semifinales contra el Gladiadores, por marcador de 4 a 3. Así pues, nuestra meta para esta temporada es llegar al partido de la gran final y, por supuesto, adjudicarnos el campeonato”.

 

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /