¿Por qué Lance Armstrong nunca dio positivo?
8110A.jpg
Lance Armstrong

Por fin, Lance Armstrong confesó que utilizó sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento en las competencias, como EPO, Cortisona, Testosterona y transfusiones de sangre, pero la cuestión es ¿por qué nunca dio positivo en los controles antidopaje?

El caso del ex ciclista estadounidense abre el debate sobre si son o no confiables las pruebas para detectar las sustancias prohibidas que realizan cada federación deportiva y la máxima autoridad, la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), o si esa industria ilegal y legal de nuevas drogas le lleva la delantera a quienes las persiguen.

El propio Armstrong confesó que él sabía que nunca iba a dar positivo en los test antidoping a los que se sometió, pues durante los años en los que se inyectó sustancias, por ejemplo, el EPO ni siquiera se conocía y no había manera de detectarlo; además de que las pruebas a las que fue sometido no eran durante la competencia, en el caso del Tour de Francia.

Hasta principios del siglo XX eran cuatro las sustancias que los atletas usaban para mejorar su desempeño: estricnina, cafeína, heroína y cocaína, todas con efectos estimulantes. Un siglo después, la lista de sustancias prohibidas para los atletas olímpicos es tan larga que ocupa 10 páginas: 206 sustancias (más derivados), además de tres métodos: aumento de la transferencia de oxígeno, manipulación química y  física, y dopaje genético.

Por un lado hay científicos que diseñan los nuevos métodos, y por otro hay que estar buscando cuáles son para combatirlos.

La WADA ha determinado que todas las muestras tomadas en competencias de gran calibre deben ser guardadas hasta por 8 años. Hasta Beijing 2008 se guardaban por 5 años. La idea es poder analizarlas de nuevo en caso de que se descubran nuevas sustancias o métodos, y si lo amerita, aplicar castigos retroactivos.

La EPO aumenta el número de glóbulos rojos en la sangre, lo cual es benéfico para atletas de resistencia como corredores de medias y largas distancias, así como ciclistas. Comenzó a detectarse en Sidney 2000.

 

noticias
6517940.jpg
EL SALVADOR
El presidente salvadoreño afirma que "nunca" amenazará la libertad de expresión