Arkansas I DREAM (YO SUEÑO CON UN FUTURO MEJOR)
Por Michel Leidermann
8163A.jpg

Toda la comunidad y todas las fuerzas vivas de Arkansas deben apoyar la iniciativa y así darlo a conocer a los legisladores, gobiernos locales y medios de comunicación

Tal como lo había prometido, la senadora Joyce Elliott (D-Little Rock) presentó el lunes 11 de Marzo, un proyecto de ley SB 915, que permitiría a los estudiantes indocumentados - muchos de los cuales fueron traídos aquí como niños pequeños y no conocen otro país - la oportunidad de pagar las tasas de matrículas estatales en las universidades de Arkansas.

Sin embargo no se sabe aún cuando el Comité de Educación del Senado iniciará la discusión de la SB 915.

En la actualidad estos estudiantes, se ven obligados a pagar una matricula mucho más alta, casi el doble, como si fueran estudiantes de otros Estados o extranjeros, situación que pone una gran presión financiera sobre los estudiantes y sus familias, lo que en muchos casos no les permite asistir a una universidad o college.

El proyecto de Ley de Elliott permitiría que cualquier persona que asiste a la escuela secundaria en Arkansas durante al menos tres años y egresa de una escuela secundaria de Arkansas u obtiene un GED, pague las tasas de matrícula estatal en las universidades estatales. El estudiante indocumentado tendría que presentar una declaración jurada a la universidad afirmando que tiene la intención de tramitar su residencia legal.

“¿Qué derecho tenemos de sancionar específicamente a los niños por las acciones de sus padres?” pregunta Elliot. “Es como un subproducto de algo que los padres han hecho -. Por ejemplo si los padres están en la cárcel, no hay una política que dice que si los padres van a la cárcel, a los hijos no se les permitirá asistir a la escuela, pero en el caso de los jóvenes indocumentados, estamos haciendo a los niños sean responsables por las acciones de sus padres. Y eso es injusto” indicó Elliott.

Los co-patrocinadores de la SB 915 incluyen a legisladores demócratas y republicanos: el Senador Johnny Key (R-Mountain Home), el representante Les Carnine (R-Rogers), el representante Greg Leding (D-Fayetteville) y la representante Sheilla Lampkin (D-Monticello). Con los republicanos a bordo, la ley tiene probablemente una mejor oportunidad de ser aprobada.

En un correo electrónico, Lampkin explicó al semanario Arkansas Times por qué está apoyando el proyecto de ley: “Planeo apoyar el DREAM Act porque creo que todos tenemos el derecho a la educación. A mi modo de ver, estos estudiantes no están pidiendo ninguna beca o privilegios especiales, aparte de la oportunidad de educarse y obtener una mejor educación, una fuerza de trabajo capacitada y ser un colaborador activo de nuestra sociedad. Creo en todos los niños y éstos son los nuestros niños también. Me he puesto en contacto con jóvenes y adultos que apoyan esta propuesta y creo que es lo correcto que se debe hacer”.

Actualmente, 12 estados - incluyendo Texas, California, Nueva York, Illinois y

Massachusetts - tienen leyes que extienden la matricula estatal a estudiantes indocumentados. La mayoría fueron puestos en vigencia cuando el DREAM Act federal (Ayuda para el Desarrollo y Educación de Menores Extranjeros) - que hubiera establecido la residencia legal temporal para los estudiantes indocumentados que llegaron al país siendo menores de edad y que buscaban ingresar a la educación superior o el servicio militar – fue presentado por primera vez en el Congreso Nacional en 2001. Variaciones del DREAM Act original, han sido consideradas por el Congreso por lo menos 5 veces desde entonces, pero ninguna ha pasado, debido mayormente a las preocupaciones republicanas de que ello constituiría un programa de amnistía que no aceptan.

En respuesta a la situación de estancamiento del DREAM Act y los numerosos jóvenes inmigrantes arrestados y deportados a países que sólo conocieron siendo muy pequeños o bebés, la administración Obama anunció el verano pasado la Acción Diferida para llegados en la Infancia (DACA por su sigla en inglés).

DACA comenzó a aceptar solicitudes en agosto pasado, y permite a los jóvenes

que fueron traídos a los EE.UU. cuando eran menores de 16 años y que

actualmente están en la escuela o son graduados de secundaria, el poder solicitar una suspensión temporal por dos años de una posible deportación y solicitar un permiso de trabajo y un número de Seguro Social. A partir de enero de 2013, los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los EE.UU. (USCIS) habían aceptado 394.533 solicitudes de Acción Diferida,

Un estudio de Pew Hispanic estimó recientemente que hay hasta a 1,7 millones

de estudiantes indocumentados que son potencialmente elegibles para DACA.

Aunque la Acción Diferida ha permitido a muchos estudiantes indocumentados salir de entre las sombras y hablar en público por primera vez acerca de sus experiencias (testimonios publicados en El Latino y presentados en televisión en el programa El Latino por el canal AETN), aún existe la barrera económica, incluyendo el requisito de que los estudiantes indocumentados traídos a Arkansas siendo niños, paguen la matrícula universitaria como si residieran fuera del Estado o fuesen extranjeros.

Elliott explicó que “su proyecto de ley evita específicamente la cuestión de la inmigración como una forma de evitar que la SB 915 entre en conflicto con la ley federal. Eso es lo que nos asegura que no se otorgue nada a un indocumentado que no se otorgue también a un estudiante ciudadano o residente legal. La ley federal absolutamente exige esa igualdad. Es el mismo tipo de patrón que establecen las demás leyes DREAM en todo el país, y ni una sola ha sido invalidada.”

Elliott apuntó que es optimista sobre sus posibilidades este 2013, a pesar de que presentó un proyecto de ley similar en el 2005 - un proyecto de ley que contaba con el respaldo del entonces gobernador republicano Mike Huckabee - y otro también en 2009. En 2009, el proyecto de ley fracasó por un solo voto en el Senado, lo que Elliot llamó “un hecho desgarrador”. Elliott manifestó que cree que su proyecto de ley SB 915 tiene una mejor oportunidad esta vez, incluso con los republicanos controlando la Cámara de Representantes y el Senado, porque el público ha llegado a comprender que la educación no es una cuestión política.

“Nosotros generalmente no hemos hecho la educación de nuestros hijos o de tener acceso a la educación, un asunto partidista. Tenemos que reconocer que no importa quién sea, van a quedarse en nuestro estado y es nuestro interés para que se eduquen lo mejor posible” detalló la senadora.

Elliott agregó que hacer responsables a los jóvenes por haber ser traídos aquí

por sus padres, no tiene sentido para ella. Ella lo llama “un problema humano.”

Elliott dijo que lograr un mayor acceso a la educación superior para los estudiantes indocumentados, es similar a la lucha por integrar (fin de la segregación racial) a las escuelas públicas por las leyes de Jim Crow (leyes promulgadas entre 1876 y 1965, que establecían la segregación racial en todas las instalaciones públicas bajo el lema “separados pero iguales” y se aplicaban a los negros y a otros grupos étnicos no blancos). Por lo tanto dijo el aprobar su proyecto de ley es una cuestión económica y personal para ella. “Simplemente no puedo y nunca olvidaré, cuando yo era pequeña trataba de encontrar un camino a través de esas leyes deliberadamente diseñadas para hacer desigual la educación para los niños. Nunca fui capaz de dar sentido a lo siguiente: ¿Porqué hay un escuela aquí, y nadie quiere que yo esté ahí?” expuso Elliot.

Es ahora la responsabilidad de toda la comunidad y todas las fuerzas vivas de Arkansas, para apoyar la iniciativa de ley SB 915 y así darlo a conocer verbalmente y por escrito a los legisladores, gobiernos locales y medios de comunicación.

La Cámara de Comercio de Arkansas, Arkansas Advocates for Children and Families, Friendship Coalition, Arkansas United Community Coalition, y otros apoyaron de inmediato la iniciativa.

 

Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /