Oraciones y reflexión en esta Semana Santa
819A.jpg
L a Semana Santa es el momento litúrgico católico más intenso de todo el año y sin embargo, para muchos se ha convertido en una ocasión de descanso y diversión.
Los devotos dedican esta semana a la oración y a la reflexión en los misterios de la Pasión y Muerte de Jesús.
Para vivir la Semana Santa, hay que darle a Dios el primer lugar y participar en toda la riqueza de las celebraciones propias de este tiempo litúrgico.
Antiguamente se le conocía como “La Gran Semana”. Ahora se le llama Semana Santa o Semana Mayor con sus días santos. La semana comienza con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Pascua.
Vivir la Semana Santa es acompañar a Jesús con oración, sacrificios y el arrepentimiento de los pecados cometidos. Asistir al Sacramento de la Penitencia en estos días para perdonar al pecado y resucitar con Cristo el día de Pascua.
Lo importante de esta semana no es recordar con tristeza lo que Cristo padeció, sino entender porqué murió y resucitó. Es celebrar y revivir su entrega a la muerte por amor a todos y el poder de su Resurrección.
La Semana Santa fué la última semana de Cristo en la tierra. Su Resurrección recuerda que los hombres fueron creados para vivir eternamente junto a Dios.
Domingo de Ramos: Celebra la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey, con cantos y palmas. Por esto, se llevan palmas a la Iglesia para que las bendigan y se participa en la misa.
Jueves Santo: Este día recuerda la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que Jesús les lavó los pies dando un ejemplo de servitud. En la Última Cena, Jesús está presente con el pan y el vino, no representando su cuerpo y su sangre. Al terminar la última cena, Jesús se fué a orar al Huerto de los Olivos. Allí pasó toda la noche orando, y allí llegaron a aprehenderlo.
Viernes Santo: Ese día recuerda la Pasión del Señor: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación con espinas y la crucifixión. Se conmemora con un Vía Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz.
Sábado Santo o Sábado de Gloria: Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza pues ya Jesús no está en la tierra. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir “la tarde y noche anteriores a una fiesta”. En esta celebración se acostumbra a bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los católicos.
Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua: Es el día más importante y más alegre para todos nosotros los católicos, ya que Jesús venció a la muerte y nos dió la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos, de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios.
Edición de esta semana
LA ESTATUA DE LA LIBERTAD QUE REPRESENTA LA SALVACIÓN DE LA OPRESIÓN
“La libertad iluminando el mundo” (Liberty Enlightening the World), conocida como la Estatua de la Libertad, es uno de los monumentos más famosos de Nueva York y de todo el mundo. Se encuentra en la isla de la Libertad al sur de la isla de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis.    / ver más /
Eileen Devereux Dailey, consultora comercial en el Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología de Arkansas, fue nombrada por el Senado de la Universidad de Arkansas en Little Rock, ganadora del Premio al Logro del Personal por Servicio a la Comunidad.   / ver más /