Reforma migratoria dejaría fuera a miles de indocumentados

Anteproyecto entregado al Comité Judicial del Senado el martes 16

Camino a la ciudadanía podría demorar 20 años

Tras cinco meses de negociaciones, un grupo bipartidista del Senado entregó al Comité Judicial un anteproyecto de reforma migratoria que está contemplado en al menos 1,300 páginas.

Los principios del plan del grupo de los ocho fueron anunciados el 28 de enero. La iniciativa descansa en cuatro ejes: seguridad fronteriza, camino a la ciudadanía, verificación de empleo e inmigración legal.

El grupo lo integran los senadores demócratas Charles Schumer (Nueva York), Robert Menéndez (Nueva Jersey), Richard Durbin (Illinois) y Michael Bennet (Colorado), y los republicanos John McCain (Arizona), Marco Rubio (Florida), Lindsey Graham (Carolina del Sur) y Jeff Flake (Arizona).

Se anticipó que el anteproyecto de reforma migratoria excluir a cientos de miles de inmigrantes que viven actualmente en los Estados Unidos pues prohibiría que cualquier persona que llegó después del 31 de diciembre de 2011, califique para la legalización.

Otra condición deja fuera de la reforma a los indocumentados que tienen antecedentes penales.

También exigirá que los indocumentados paguen impuestos atrasados y una multa, requisitos indispensables para poder iniciar el largo camino hacia la ciudadanía.

El grupo afirmó que el camino a la ciudadanía sólo se abrirá una vez certificada la seguridad en la frontera y a los indocumentados se les temarán sus huellas digitales para verificar que no tienen antecedentes penales.

Sobre la seguridad fronteriza, los senadores exigirían que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) demuestre que tiene capacidad para arrestar al 90% del cruce indocumentado en puntos críticos de la frontera y que tiene asegurada el 100% de la frontera con México.

Quieren reciban la autorización contemplada en el anteproyecto pasarán a un estado de no-inmígrate que duraría entre 10 y 13 años, al término de los cuales nuevamente se revisarán sus antecedentes policiales. Sólo entonces podrán pedir la residencia, que en la actualidad en algunos casos demora más de 20 años.

El Comité Judicial lo examinará el anteproyecto y probablemente empezará a enmendar y votar el proyecto de ley la semana del 6 de mayo. El debate podría demorar varias semanas antes de ser enviado al pleno del senado.

Un grupo bipartidista de la Cámara de Representantes también elabora su propio anteproyecto de reforma migratoria que dará a conocer una vez vote el Senado pero advirtió que su iniciativa incluiría una vía de legalización para los indocumentados, pero pone en duda la ciudadanía.

Si el Congreso aprueba la reforma, los inmigrantes sin papeles que quieran regularizar su situación deberán llenar un formulario y presentar documentos que demuestren cuanto tiempo llevan en el país y su buena conducta. Estos documentos deberán ser acompañados por un cheque, que será la multa que el gobierno le cobrará al solicitante por estar en el país ilegalmente. Se desconoce la cifra que tendrá que pagarse.

Tras cumplir con el envío de todos los requisitos y someterse a la comprobación de huellas dactilares, se lograría un permiso de residencia temporal en el país que permitiría al solicitante trabajar y vivir sin miedo a la deportación. Posteriormente, se podría pedir la residencia permanente e incluso la ciudadanía, si así lo contempla la reforma.

Abogados dicen que entre los documentos que servirán para corroborar “presencia y carácter moral” figuran los siguientes:

• Comprobantes de pagos o de empleo

• Facturas de la luz, el gas o internet.

•Inscripciones en escuelas, resultados escolares o título de graduación escolar.

• Facturas médicas.

• Certificados de nacimiento de hijos nacidos en Estados Unidos.

• Recibos de transacciones bancarias o de la apertura de una cuenta corriente en un banco.

• Declaraciones juradas de personas honorables conocidas.

• Contratos de alquiler.

•Documentos de identidad del país de origen emitidos por los consulados de cada país.

Organizaciones pro inmigrantes y personal legislativo han demostrado su preocupación por la posibilidad de no tener un proyecto aprobado antes agosto. Sobre todo, luego de la experiencia de la reforma de salud; que fue atacada duramente en el receso legislativo 2009.

Si el proceso de edición comienza en 2 ó 3 semanas, en el mejor de los casos, la medida podría tener un voto en junio o julio. Sin embargo, si el debate se retrasa o si se extiende, entonces será difícil concretar un voto antes del verano.

 

Las tres condiciones para aprobar la reforma migratoria

El plan de reforma migratoria del Senado considera lo siguiente:

1) No documentar a inmigrantes sino hasta que toda la frontera sur esté vigilada y se detenga al 90% de quienes intenten ingresar a Estados Unidos ilegalmente.

2) Todos los empleadores implementarían obligatoriamente el sistema E-Verify, que ahora es esencialmente voluntario, para comprobar el estatus legal de sus potenciales empleados.

3) El gobierno también debe crear un sistema de vigilancia para todas las personas que dejan el país, en un intento para detectar a aquellos que entran con una visa pero que permanecen en el territorio una vez que este documento ha expirado, y que podrían sumar hasta el 40% de todos los indocumentados.

 

Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /