La opinion de la Calle
Por Rafael Nuñez

Pedro Flores, mexicano, construcción, Vilonia

Me agrada la naturaleza de Arkansas, con tantos paisajes bonitos. Antes vivía en San Antonio. Duré 15 años viviendo allá. Y ahora llevó 15 años viviendo en Arkansas. Fue un amigo quien me invitó a Arkansas y luego, al regresar a San Antonio, hablé con mi esposa y mis 5 hijos y les dije: vámonos a Arkansas. Pues bien, sólo tardé 4 meses en venirme, o sea, en cuanto salieron los niños de la escuela en junio del 2002. Así pues, ya llevo bastante tiempo aquí y creo que aquí me voy a quedar a vivir el resto de mi vida.

 

Ramiro García, méxico-americano, jubilado, Benton

Yo vine a Arkansas para asistir a una fiesta en 1995. Vine acompañando a un cuñado mío, que me invitó a una quinceañera en Warren, Arkansas. Me gustó mucho el estado de Arkansas. Me quedé un año y luego regresé a mi tierra, que es Weslaco, Texas, en 1996. Pero un año después, en 1997, me regresé a Arkansas, ya que me agradaba más el clima aquí, y además, descubrí que aquí hay más trabajo, y no sólo de tipo agrícola, como allá, sino que aquí también hay trabajo en la construcción. Así pues, trabajé en la construcción aquí en Arkansas por años, hasta que me jubilé el 30 de noviembre del 2012, y ahora de jubilado, sigo y seguiré aquí, ya que ya también todos mis hijos (3) están aquí también, puesto que vinieron a visitarme en el ‘99 y también les gustó Arkansas para quedarse a vivir..

 

Mario Cruz, mexicano, construcción, Hot Springs

A mí inicialmente lo que me trajo a Arkansas fue única y exclusivamente el trabajo. Ahora ya tengo 12 años residiendo en Hot Springs, ya que me gusta mucho vivir en esa ciudad. Ya tengo casa propia allí, y radico allí con toda mi familia, mi esposa y mis cuatro hijos. Mi trabajo me ha llevado a conocer muchas partes de Texas, Missouri, Tennessee y Oklahoma, pero siempre regreso y regresaré a Hot Springs, ya que ahora considero esa ciudad mi tierra.

 

Grisli Martínez, salvadoreña, mantenimiento residencial, Little Rock

Mi esposo, yo, y mis dos hijos pequeños, y mi hermana menor, nos venimos a Arkansas porque aquí el costo de la vida es más accesible. Antes vivíamos en Long Island, Nueva York, y allá todo es más caro. Nosotros llegamos a Little Rock el 2 de abril del 2013, así que tenemos muy poco tiempo aquí. Una salvadoreña que conocíamos en El Salvador nos aconsejó venirnos, ya que ella ya estaba viviendo aquí y le parecía muy bien. Nosotros inicialmente la contactamos por Facebook. Y la verdad es que hasta ahora nos parece muy bien la vida aquí, ya que es muy bonito y tranquilo, y aparte, tanto yo como mi esposo logramos encontrar trabajo rápidamente. Yo a los tres días de llegar ya tenía trabajo, y mi esposo a la semana de llegar consiguió trabajo. Mi hermana, quien tiene 19 años, encontró empleo un día después de que llegamos.

 

Reyes Silva, mexicano, tienda de abarrotes, Alexander

Yo llegué a Arkansas contratado por una compañía de duplicación de videos VHS de películas, y la verdad es que de inmediato me gustó todo el entorno, tanto ecológico, geográfico, etc. Ya tengo 13 años aquí y sigo viviendo muy a gusto. Por lo tanto, aquí me pienso pasar el r

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /