Calculan que el cigarrillo mató a cerca de 100 millones de personas en el siglo XX
Provocó un cambio cultural pues una mujer fina no fumaba en público
8328A.jpg
James Duke fue pionero en la comercialización del cigarrillos

James Duke fue el responsable del fenómeno de siglo XX conocido como cigarrillo y no sólo ayudó a crear el cigarrillo moderno, también fue pionero en los métodos de comercialización y distribución en todos los continentes.

En 1880, a la edad de 24 años, Duke entró al negocio del tabaco con los cigarrillos enrollados. Un grupo en Durham, Carolina del Norte, enrollaba a mano los cigarrillos "Duque de Durham", y retorcía los extremos para sellarlos.

Dos años más tarde Duke comenzó a trabajar con un joven mecánico, James Bonsack, para mecanizar la fabricación de cigarrillos. Duke estaba convencido de que la gente preferiría fumar cigarrillos prolijamente enrollados y perfectamente simétricos.

La máquina que ideó Bonsack, fabricaba 120.000 cigarrillos al día, y revolucionó la industria produciendo un cigarrillo cortado en los largos adecuados por tijeras giradoras pero los extremos abiertos significaban que tenía que ser rellenados con aditivos químicos. Añadieron azúcar, glicerina y melaza, y productos químicos para evitar que se resecaran.

Sin embargo la industria tenía un problema. No podía invitar a las mujeres a fumar a través de la publicidad, tenían que provocar un cambio cultural. Una mujer fumando en una esquina era señal de prostitución. Una mujer fina nunca fumaría en público.

La compañía American Tobacco creó entonces una estrategia de relaciones públicas. A finales de los años 20, pagaron a un grupo de mujeres para que marcharan por la Quinta Avenida en Nueva York en el desfile de Semana Santa, blandiendo sus "antorchas de libertad": los cigarrillos. Y esto se convirtió en símbolo de la emancipación de las mujeres.

La nueva máquina estaba produciendo más cigarrillos de los que vendían y tuvieron que encontrar la manera de captar más mercado. La respuesta estaba en la publicidad y el mercadeo. Duke patrocinó carreras, ofreció cigarrillos gratuitamente en concursos de belleza y colocó anuncios en las nuevas glossies, las primeras revistas de moda ilustradas. Sólo en 1889 se gastaron $800.000 en la comercialización (aproximadamente $25 millones en dinero actual) que fue clave para el éxito.

A la gente le gustaron los cigarrillos industriales. Tenían un aspecto moderno y más higiénico, algo que se destacó en una campaña contra los cigarros puros, que eran fabricados a mano y con saliva.

Pero a pesar de que el consumo de cigarrillos se cuadruplicó en 15 años en EE.UU., hacia 1900 seguía siendo un mercado limitado. La mayor parte del tabaco se masticaba o fumaba en pipas y puros.

Duke –él mismo fumador de cigarros– vio el potencial de los cigarrillos en lugares reservados para cigarros y pipas, como salones y restaurantes. La facilidad con la que podían prenderse y permanecer encendidos eran una ventaja para los breves momentos de descanso en la vida urbana moderna.

Y esta es una de las grandes ironías, ya que se creía ampliamente que los cigarrillos eran más seguros que los cigarros, ya que se les presentaba como sólo puros más pequeños.

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /