Estadounidenses consumen menos carne

En la última década, ganaderos y frigoríficos han mirado con desesperación cómo ha disminuido el consumo de carne de res de EEUU, cediendo terreno a carnes más magras, así como a tendencias vegetarianas entre quienes son conscientes de su salud.

Más recientemente, el alto nivel de desempleo ha hecho que los estadounidenses eviten los restaurantes donde la carne es un plato común y opten por comer en casa un menú de costo más bajo que no incluye carne.

El Departamento Agricultura (USDA) calculó el consumo de carne de res per cápita en el 2011 en 57,4 libras (unos 26 kilos), un 13% menos que hace 10 años y hasta un 25% menos respecto a 1980. Para el 2012, el USDA estimó que los estadounidenses consumirían en promedio 54,1 libras (unos 24,5 kilos).

Productores de carne, como Tyson Foods, JBS, Cargill y National Beef, se están repartiendo el mercado de nuevas e interesantes maneras. Los cortes de carne que alguna vez se pretendió utilizar para fabricar carne picada o para asados, como asado de costilla, ahora son empacados en cortes más baratos. Expertos refieren que los estadounidenses aún anhelan la "experiencia de comer carne", pero a un menor precio.

Mientras que los estadounidenses están comiendo menos carne de res, el apetito en el extranjero es cada vez mayor, sobre todo en lugares como Japón, Corea del Sur y Rusia. Los cortes de carne más caros están siendo consumidos cada vez más por clientes en el extranjero.

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /