POR FIN: EMPIEZA LA CONSTRUCCIÓN DE UNA CLÍNICA PARA SOUTHWEST LITTLE ROCK
Carlos Cervantes, un hombre latino altruista y con un gran don de gentes, ha luchado contra viento y marea por espacio de siete largos años para convertir en realidad el gran sueño de su vida: la apertura de una clínica para servir a toda la población de
Por Rafael Nuñez

8397B.jpg
Charlie Cervantes observa el progreso de la construcción
Carlos Cervantes, desde hace siete años, ha perseguido con ahínco, mucha perseverancia, dedicación, y una determinación férrea, un solo sueño: lograr que se construya y se abra una clínica médica con múltiples servicios en el sector suroeste de la ciudad de Little Rock para beneficio de todas las personas que residen en esa zona conurbada.

A sus 65 años de edad, “Charlie” Cervantes  dice --con esa gran sencillez y franqueza que le caracterizan-- que el proyecto para construir la nueva clínica “Southwest Pulaski County Health Unit” (Unidad de Salud del Sector Suroeste del Condado de Pulaski) comenzó en el año 2006, “y en un principio se contempló la posibilidad de erigirla en un lote de terreno boscoso localizado justo detrás de la biblioteca Dee Brown (#6325 Baseline Road) que pertenecía al gobierno del Condado de Pulaski, y los dirigentes del condado estaban dispuestos a donar ese lote para que se construyera la clínica”.

No obstante, la crisis económica que empezó aproximadamente en el 2007, y que afectó a toda la Unión Americana y, de hecho, al mundo entero, suspendió los planes del comité encargado de llevar a cabo este proyecto, “puesto que la crisis imposibilitó el conseguir los financiamientos necesarios, y así, no hubo más remedio que suspender nuestros planes”, explicó Charlie.

Pero ni él, ni los otros miembros del citado comité, nunca se rindieron. “A pesar de que estábamos en crisis económica, nosotros seguíamos reuniéndonos para continuar explorando todas las alternativas viables, con el fin de poder reunir los fondos necesarios para la obra de construcción”, indicó.

Fue durante esa época difícil del 2007 al 2011 que surgió la alternativa de construir la clínica en otro terreno ubicado detrás de la oficina de correos situada en el #6909 Baseline Road, también propiedad del condado, “y fue así que la obra de construcción de la clínica finalmente empezó en julio del 2013. La clínica incluirá, entre otras cosas, una oficina de WIC (‘Women and Infant Children’ (o sea, la dependencia gubernamental encargada de suministrar alimentos de la canasta básica como leche, huevos, queso, y comida para bebés, para beneficio de madres y niños [de hasta 5 años de edad] de escasos recursos), una farmacia, programas de lactancia materna, exámenes de diversos tipos, y consultorios médicos (es decir, citas con el doctor). Es importante mencionar que el personal de esta clínica incluirá a doctores profesionales, y que estará abierta toda la semana”, detalló Charlie.

La obra de construcción de la clínica tiene un costo de aproximadamente $1 millón de dólares, “y debo darle mucho, pero mucho crédito al diputado estatal (Arkansas state representative) Fredrick J. Love, quien desde el 2010 empezó a participar en nuestro proyecto, dándonos todo su apoyo, consiguiéndonos más fondos, y reiteradamente asegurándonos que él no descansaría hasta que este proyecto de la clínica se convirtiera en realidad. Tengo que decir que sin él y todo su valioso apoyo, lo más probable es que la construcción de la clínica no se hubiera logrado”, precisó Charlie.

Se espera que la obra de construcción de la clínica termine en enero del 2014, y que sus puertas se abran al público en febrero.

Por cierto, hace unas semanas, Charlie acudió al sitio donde se está construyendo la clínica e hizo un llamado a los trabajadores latinos que están erigiendo el edificio. “Cuando fui a ver cómo iba la obra, noté que la gran mayoría de los trabajadores eran latinos. Entonces aproveché la oportunidad para pedirles, en español, que por favor hicieran, cada uno de ellos, todo lo posible por asegurarse de que la clínica se estuviera construyendo bien, porque esa clínica va a ser para ellos y sus familias. Ellos me contestaron que, en efecto, casi todos ellos --si no es que todos-- vivían en el sector suroeste, y que yo no debía preocupame, ya que ellos estaban más que conscientes del beneficio que esta clínica traería, y que por lo mismo no escatimarían esfuerzos para asegurarse de que la construcción se hiciera ‘con toda la mano’, o sea, con todo el esmero y cuidado que merece. ‘Para nosotros el chiste (lo más importante) es que quede bien’, me dijo uno de ellos, ‘ya que nuestras familias son las que van a usar esta clínica, y nosotros, como latinos, siempre queremos lo mejor para nuestras familias’. Su respuesta me recomfortó y me tranquilizó. Sus palabras me alegraron el corazón y me hicieron apreciar una vez más lo realmente grandiosa que es nuestra raza”.

En cuanto a poder finalmente ver que el proyecto se va a convertir en realidad, Charlie comentó: “Doy gracias a Dios y a todas las personas que nos han ayudado para que esto finalmente se lograra. Este proyecto ha sido mi pasión por siete años, y me siento feliz de que hoy, finalmente, estemos a sólo cinco meses de que la clínica sea una realidad”.

 

Como Inició Todo

8397C.jpg
Las calles de acceso están siendo pavimentadas
Charlie dijo que en el 2006 un grupo de personas latinas y él formaron un comité para tratar de crear algo que viniese a beneficiar al sector suroeste de la ciudad de Little Rock, “En ese entonces los integrantes de dicho comité pensamos en diversos proyectos, como por ejemplo, la construcción de un auditorio o centro de entretenimiento, para que se pudieran realizar conciertos, bailes y otros tipos de eventos para el esparcimiento de la comunidad. Pero finalmente nos concentramos en crear algo que tuviera que ver con la salud, ya que como dice el dicho: ‘Dios, dame salud,... te pido sólo salud,... ya que todo lo demás yo sabré como conseguírmelo’. Así pues, finalmente decidimos que lo que más beneficiaría al sector ‘southwest’ sería la construcción de una clínica médica accesible a todas las personas residentes de ese sector suroeste de la ciudad”.

Una cosa que diferenciará a esta nueva clínica de otras ya existentes a través de la ciudad es que, “a diferencia de las llamadas ‘clínicas voluntarias’ que sólo abren sus puertas un para de días por semana, la nueva clínica estará abierta de lunes a viernes. Y quiero dejar claro que no estoy tratando de criticar a las clinicas voluntarias. Yo estoy muy consciente de que esas clínicas ofrecen un servicio muy valioso y muy necesario a los sectores más necesitados de nuestra sociedad. Pero la verdad es que dichas clínicas, por la escasez de recursos, están muy limitadas en cuanto a los servicios que pueden ofrecer y el horario o número de horas por semana que pueden mantenerse abiertas. Así pues, con la creación de esta nueva clínica, lo que nosotros queremos proporcionar a la gente de ‘southwest’ es una clínica que ofrezca una mayor diversidad de servicios y en un horario más amplio”.

 

La Visión Personal de un Hombre Sinceramente Agradecido

Charlie, con su sello distintivo de sinceridad y espontaneidad, dijo que en lo personal, él persistió en su empeño por lograr que este proyecto se convirtiera en realidad por una sola razón: “Yo estoy realmente agradecido por todo lo que he recibido de esta ciudad y esta comunidad, y por mucho tiempo he querido ‘devolver algo’ a la comunidad. Así pues, hace siete años finalmente encontré un proyecto por el cual de inmediato sentí una gran pasión, y mediante el cual podía regresar ese ‘algo’ a esta comunidad que amo tanto. Y debo admitir que fueron muchos los momentos en que sentí como que el proyecto no se iba a dar, o sea, que no iba a tener éxito. Pero luego pensaba que no podía darme por vencido, y me recordaba a mí mismo que todo lo que vale la pena no se da con facilidad. Y que si uno está persiguiendo un objetivo benéfico, positivo, pues uno no debe desanimarse, ya que poco a poco se encontrará uno, tarde o temprano, con personas que piensan igual que uno, y que esas personas, y otras, empezarán a apoyar esa causa. Y hoy, por fin, puedo decir que lo hemos logrado, y por lo mismo agradezco y felicito a todas las personas que participaron conmigo en este proyecto y lucharon, día tras día, mes por mes, y año tras año, por convertirlo en una realidad palpable”.

 

La Trayectoria Personal

Charlie Cervantes llegó a Little Rock hace 33 años procedente de Los Ángeles, California, donde había vivido desde que era adolescente.

Charlie nació y se crió en Corpus Christi, Texas, pero cuando tenía 13 años de edad, su familia se mudó a California para poder seguir más de cerca las llamadas “corridas” regionales de la pizca de diversas frutas y legumbres en los huertos y campos agrícolas. Ya en California, después de graduarse de la preparatoria (high school), Charlie se inscribió en el Ejército Estadounidense (U.S. Army), donde fue entrenado como soldado paracaidista y operador de radio-teléfono, y en cuyas capacidacidad hizo dos giras de combate en la guerra de Vietnam durante los años de 1968-’69 y ‘70.

En julio de 1970, Charlie, luego de haber servido con mucho orgullo a su país durante la guerra de Vietnam fue jubilado con honores (“honorably discharged”) del Ejército Estadounidense.

Luego de haber cumplido su deber militar, Charlie regresó a Los Ángeles y empezó a laborar en diversos trabajos por espacio de varios años, hasta que finalmente encontró un empleo con una empresa que se dedicaba a instalar, operar y reparar máquinas empaquetadoras de distintos materiales, incluyendo los materiales necesarios para la industria de las imprentas. Eso fue algo que le gustó muchísimo, y así, fue rapidamente aprendiendo todo lo que podía sobre los diversos aspectos de su labor. Con el tiempo, Charlie se dio cuenta de que por fin había encontrado su carrera. A su vez, al percibir su talento, la empresa angelina empezaron a enviarlo a diversos estados de la Unión Americana a instalar y/o reparar maquinaria. Fue así como Charlie llegó a Little Rock en julio de 1980. “Lo primero que noté fue el tremendo calor y la gran humedad del clima. Pero también noté que el aire de esta región era muy limpio, y eso me gustó mucho”.

Después de mudarse a Little Rock, Charlie fundó su propio negocio en el ramo de las máquinas empaquetadoras, una empresa denominada “Crates Incorporated”, dedicada a distribuir, instalar y reparar máquinas utilizadas para empaquetar materiales, incluyendo una gran diversidad de materias y productos residuales y/o productos de desecho comerciales e industriales destinados al reciclaje.

A principios de este año (2013), Charlie vendió su empresa y se jubiló, aunque a la fecha continúa sirviendo frecuentemente como consultor ocasional para el asesoramiento de su ahora ex-empresa.

Cabe señalar que el altruismo de Charlie no empezó con el proyecto de la construcción de una clínica médica en “southwest” Little Rock, ni terminará con la apertura de la misma. De hecho, Charlie tiene una larga trayectoria en el servicio social voluntario y/o el altruismo dentro de la comunidad latina: ha sido miembro de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés). En 2004 fue elegido presidente del capítulo de LULAC en Little Rock (denominado oficialmente “Concilio LULAC 750”) y en el 2005 fue elegido como director estatal de LULAC en Arkansas. Fue reelegido por cuatro años consecutivos (2005-2009) para servir en tal capacidad. Después de eso, siguió fungiendo como miembro de LULAC 750 en Little Rock hasta la primavera del 2011, cuando decidió retirarse para dedicarle más tiempo a su familia. Durante su gestión de cuatro años como director estatal de LULAC, Charlie fue instrumental en impulsar a dicha organización no-lucrativa y humanitaria a ayudar a familias de migrantes indocumentados que habían sufrido la separación de sus miembros debido a la deportación de un padre, o una madre, o ambos, a causa de las redads que las autoridades migratorias estadounidense comenzaron a hacer en el 2005 en diversas comunidades de Arkansas. LULAC comenzó a proporcionar ropa, dinero y alimentos a estas familias que habían quedado desamparadas, especialmente en el caso de los menores de edad. “En aquel entonces, la ‘migra’ había comenzado a hacer redadas a resultas de la aprobación de la ley federal denominada 287 G. La ‘migra’ hizo redadas en DeQueen, Batesville, y otras comunidades rurales y poblados, incluyendo la región del noroeste de Arkansas, así como también en Little Rock y sus alrededores en la zona central del estado”, rememoró Charlie.

A la fecha, LULAC continúa con sus labores humanitarias, apoyando causas como la reforma migratoria, el mejoramiento de las oportunidades educativas para los latinos, la salud femenina/materna, los derechos civiles y humanos, y otros asuntos que impactan de manera significativa a las comunidades latinas en Arkansass y en todo Estados Unidos.

“Inicialmente yo me hice miembro de LULAC para poder convivir con otras personas que hablan español, para así poder compartir, entre latinos, nuestras experiencias culturales. Pero encontré muchísimo más, y la verdad es que LULAC incrementó mi conciencia social y me abró los ojos a las muchas necesidades que aún tiene nuestra gente. Por todo eso, siempre estaré agradecido a LULAC y siempre me sentiré orgulloso de haber pertenecido a esta organización y de haber contruibuido con ‘mi granito de arena’ a las causas que apoya LULAC”.

Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /