Instituto sobre Asuntos Raciales y de Etnicidad de UALR investiga disparidades raciales
Por Rafael Nuñez

Michael R. Twyman, el nuevo director del Instituto sobre Asuntos Raciales y de Etnicidad de la Universidad de Arkansas en Little Rock (UALR), tiene un Doctorado en Políticas Púbicas y Sociales de la Universidad de Indiana. Y a sus 48 años de edad, está en una posición idónea, ampliamente calificada por su historial académico, su carrera profesional de servicio público, y además por sus experiencias personales como afroamericano, para hablar en detalle sobre las nuevas tendencias de migración de los latinos. Mientras que casi toda su carrera académica y profesional se desarrolló en Indiana y otros puntos del mediooeste, su familia es originaria de Arkansas.

8489B.jpg
Michael R. Twyman, es el nuevo director del Instituo sobre Asuntos Raciales y de Etnicidad de la Universidad de Arkansas en Little Rock (UALR),
EL LATINO entrevistó al Dr. Twyman, para conocer sus opiniones sobre los nuevos patrones de la migración latina más allá de las tradicionales regiones oeste y suroeste de EEUU (Texas, California, Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado, Oregón, etc.), incluyendo por supuesto, a Arkansas.

 

E.L: ¿Cuáles son sus impresiones de la inmigración latina a Arkansas?

Dr. Twyman: La inmigración de latinos hacia Arkansas sigue los mismos patrones y tendencias de los últimos 20 años que a otros Estados del medio oeste y del sur, en el sentido de que buscan emigrar hacia regiones donde puedan mejorar las condiciones de vida de ellos y sus familias. Los latinos, como otros grupos étnicos, buscan desplazarse a sitios donde puedan vivir tranquilos, sin tener que sentir miedo de que sus propiedades, sus familias y sus propias personas puedan estar sujetas a violencia. Cuando el número de inmigrantes hacia un sitio, es pequeño, ellos sienten que no tienen representación dentro de esa comunidad. Pero cuando su número crece, invariablemente empiezan a formar sus propias ‘comunidades’ dentro de esas áreas adonde han llegado. Comienzan a formar redes sociales entre familiares y amistades de su propio grupo racial, ya que buscan socializar con personas que sienten aprecio por su etnicidad y por su cultura. Pero por supuesto, las oportunidades de trabajo son lo primero que atraen a los inmigrantes. Y cuando su número en una región crece, es entonces que se empieza a ver una mayor representación política y cívica de dicho grupo.

En Arkansas, por ejemplo, la región del noroeste, adonde los latinos empezaron a llegar en números significativos hace 20 o 30 años (atraídos por los trabajos en las plantas procesadoras e industrias empaquetadoras), en comunidades como Rogers y Springdale, el número de latinos es muy significativo y donde la representación política, social y comercial de los latinos ha crecido mucho.

En Little Rock y sus alrededores, en cambio, la llegada de latinos en grandes números ha sido más reciente, digamos durante los últimos 10 o 15 años. Con el paso del tiempo, los latinos han emigrado desde las comunidades rurales o ‘semi-rurales’ hacia las ciudades, ya que allí han encontrado una sociedad mucho más amigable (en inglés se maneja el término de ‘welcoming communities’). Es decir, son áreas donde los latinos se sienten más aceptados, y/o más participantes de la sociedad en general. Y hay que decirlo: existen muchas comunidades rurales y semi-rurales donde esto, definitivamente no es el caso.

En Arkansas y en particular en Little Rock y sus alrededores, en el futuro: llegarán más latinos, y sus comunidades crecerán tanto en número como en influencia, y habrá más ‘distritos’ latinos en partes de la ciudad. Prueba de esto es el hecho que en Arkansas, la población latina es la que más crecido durante los últimos años. Por eso digo: el futuro ya está aquí, y ese futuro es la diversidad racial, y muy en particular, el continuado crecimiento de la población latina. Eso es una realidad demográfica y punto y aparte.

 

E.L.: Coméntenos sobre el llamado ‘empoderamiento político’ de los latinos en Arkansas

Dr. Twyman: Bueno, si uno analiza el número de latinos que votan en Arkansas, dicho número aún es muy bajo. Y esto es algo que pasa en muchas partes de Estados Unidos. Y sabemos que el poder está en los votos. Por eso el incrementar el número de votantes continúa siendo un reto para poder alcanzar el nivel de empoderamiento e influencia política que tienen los latinos en, por ejemplo, California o Texas.

 

E.L.: ¿Cómo se beneficia una ‘comunidad que da la bienvenida’ a los latinos?

Dr. Twyman: En primer lugar, esa comunidad se fortalecerá. Se volverá más robusta, vibrante y dinámica, tanto económica como socialmente, ya que la diversidad cultural y racial promueve e enriquece el intercambio de ideas y, por ende, las oportunidades económicas y/o de empleo. Pero también es importante que una comunidad dé la bienvenida a los latinos porque estamos en la Unión Americana, y uno de los principios fundadores de nuestra nación es que es, y debe continuar siendo, un lugar de igualdad de oportunidades; un lugar donde debe existir la libertad para buscar el ‘sueño americano’: mejorar la educación, contar con un empleo, participar en, y contribuir a la sociedad. No hay ningún otro país en el mundo donde haya mejores oportunidades que aquí. Además, hay que decirlo: nuestras comunidades mantienen ciertos trabajos, y ciertos pupitres en las escuelas, que permanecen vacíos porque nos rehusamos a permitir que ciertas personas los ocupen. Hoy más que nunca, debido a la existencia de un mercado global muy competitivo, tenemos que encontrar maneras de aumentar nuestra ganancia económica y nuestra oferta, y eso se logra educando a las personas y capacitándolas laboralmente para que puedan participar de lleno en nuestro quehacer económico. Es decir, si no hallamos modos de promover más la diversidad racial y étnica en nuestro país, entonces lo más seguro es que eventualmente dejaremos de ser, en muchos sentidos, un poder a nivel global. Por otro lado, el racismo y/o el clasismo perjudican, reducen y dañan de manera muy significativa el vigor de la economía de un país. Una comunidad, como una nación, será más o menos próspera en la medida en que proporcione mayores o menores oportunidades para sus miembros en desventaja, o sea, para las personas más vulnerables, que son los individuos y familias de escasos recursos.

8489C.jpg
En el foro 2012 de UALR sobre Raza y Etnicidad, participaron “diversos” panelistas : Malcolm Glover locutor afroamericano de la radio publica KUAR, Rafael Núñez reportero de El Latino, y Katherina Yancey reportera del canal 11 de televisión, todos de Lit
Es por eso que el fomentar más y más este sentido de ‘comunidades de bienvenida’ para los inmigrantes, es muy importante para nuestro progreso, tanto a nivel local como nacional.

 

E.L.: ¿Porqué en el sector suroeste de Little Rock-- hay tanta enajenación, tanto distanciamiento y tantos problemas entre latinos y afroamericanos?

Dr. Twyman: En términos generales, muchas de las tensiones entre afroamericanos y latinos se deben al temor de lo que se percibe como una cantidad limitada de recursos. Lo que quiero decir es que a menudo la mayoría anglosajona promueve la idea de que los latinos se están adueñando de los empleos disponibles en una ciudad o región. Lo primero que yo preguntaría es: ¿Cómo sabe usted eso? ¿Dónde están las pruebas?

Pero hay que apuntar que, en muchas instancias, estos empleos permanecían vacíos desde tiempo atrás, antes de la llegada de los latinos, sin que nadie quisiera tomarlos. Por eso pienso que cuando algunos afroamericanos dicen, por ejemplo, ‘yo podría haber ocupado ese puesto, pero ahora un latino tiene ese trabajo’, lo que yo contestaría es: ‘bien, si tú querías ese puesto, entonces ¿por qué no llenaste una solicitud de empleo?’.

Creo que una creencia común entre los sectores más pobres de nuestra sociedad es esta idea de que ‘mi condición o situación actual no está vinculada a lo que hice o no hice’. Y ligado a esto, existe también la percepción de que hay una gran escasez de recursos, y por tanto, ‘es por eso que estoy pobre’, o como dice el dicho: por eso estamos como estamos. Y entonces lo más común es echarle la culpa de su pobreza a otros. Por otro lado, las tensiones entre afroamericanos y latinos también tiene algo que ver con un componente psicológico y sociológico muy arraigado entre los grupos social, económica y políticamente marginados y/o oprimidos que, después de vivir en dichas condiciones indeseables por un tiempo, es común que algunos individuos de estos grupos tiendan a buscar, a su vez, a personas a las que ellos puedan oprimir. Hay una parte dentro de estos individuos que piensa ‘estoy cansado de ser una víctima’ y entonces, ellos tienden a convertirse en victimarios.

Lo más beneficial para estos grupos oprimidos o marginados sería formar una alianza entre ellos para, así --mediante la mayor presión política que genera el contar entre sus filas a una gran cantidad de personas-- buscar de manera mutua una mejoría económica y social para ellos.

 

E.L.: Háblenos sobre las proyecciones demográficas para los latinos

Dr. Twyman: Las proyecciones demográficas para los latinos en Estado Unidos son muy reveladoras, ya que ponen claramente de manifiesto que el crecimiento de la población latina será mucho mayor que el crecimiento de otras minorías étnicas, incluyendo a los afroamericanos. En el futuro habrá algunos Estados donde la población latina será la mayoría, o por lo menos el 40 o 50% de la población. Dentro de 15 a 25 años, la mayoría de los Estados no se harán ‘más blancos’, sino que, por el contrario, serán más racialmente diversos, y los latinos jugarán un papel preponderante en esto. De hecho, la incrementada importancia de los latinos y afroamericanos dentro del esquema político ya se vio durante la pasada elección presidencial (2012), y de ahí la gran importancia de continuar aumentando el número de votantes. Sólo así conseguiremos una mayor representación y poder político, lo cual a su vez también se traducirá en un mayor poder económico. Y por todo lo anterior, se podría decir que todo esto empieza con la mayor concientización y educación de nuestras gentes, y digo ‘nuestras’ gentes porque a fin de cuentas, tanto los afroamericanos como los latinos somos, todos, por lo menos a los ojos de la mayoría blanca, ‘gentes de color’ (‘people of color’).

 

E.L.: ¿Cuáles son las cosas más importantes que los latinos deben saber?

Dr. Twyman: Creo que algunas de las cosas más importantes para los latinos --y de hecho para cualquier grupo étnico-- es entender lo que se necesita para ser exitoso y progresar, tomando en cuenta que uno de los principios fundamentales de esta nación es la igualdad de oportunidades. Así pues es muy importante para los latinos aprovechar las oportunidades de educación que este país ofrece.

En segundo lugar, capacitarse con las habilidades y talentos que los hará más mercadeables y así, poder participar en el quehacer económico de nuestra sociedad.

Y tercero, es entender el poder que tiene el voto. Es muy importante que los latinos comprendan que involucrarse y participar en el proceso político local, estatal y nacional, es algo sumamente ‘empoderante’, algo que les traerá beneficios y bienestar, tanto a ellos como individuos, a sus familias, y su comunidad en general. De hecho, creo que el involucrarse en el proceso político, puede traerles el mayor poder posible.

 

noticias
6953070.jpg
EEUU
La CIDH pide a México hacer más en Iguala y estudia apoyar la búsqueda de los estudiantes
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›