Ahora Obama dice que “Reforma migratoria puede ser en partes”
Crece el movimiento que exige el fin de las deportaciones sin precedente que ha fomentado Obama. Cae el nivel de aprobación del mandatario tras fracaso inicial del plan de salud.
8576A.jpg

El presidente Barack Obama, confía que aún es viable una reforma migratoria y aceptó por primera vez la posibilidad de que sea aprobada “en partes”, como propone la mayoría republicana de la Cámara de Representantes.

“Si quieren dividirla en cinco piezas, mientras todas las cinco piezas se aprueben, no me importa cómo, mientras contenga los valores centrales de los que hemos hablado”, dijo Obama durante la Reunión Anual de Líderes Empresariales del diario The Wall Street Journal.

La reforma migratoria es la prioridad legislativa de Obama durante su segundo mandato, pero está estancada en la Cámara Baja, dominada por una oposición republicana que en los últimos días dio prácticamente por imposible cualquier acuerdo en esta materia antes de que acabe el 2013.

Ello implica de facto un fracaso casi seguro de la única iniciativa de ley que Obama tenía visos de lograr en su segundo mandato y que constituye una promesa renovada ante el electorado latino que respaldó de forma decisiva su victoria electoral en 2012. Esto debido a que los expertos coinciden en que es casi imposible mover un proyecto tan controvertido el próximo año en que se celebrarán elecciones de medio término del Congreso.

La fallida implementación de la Ley de Cuidado Médico Asequible (Obamacare) colocó a Obama en el punto más bajo de popularidad (42%) entre los estadounidenses, con disminuida confianza en su competencia, cuando el 57% dijo oponerse a que la legislación federal haga cambios al anterior sistema de salud.

El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes ha logrado frenar una reforma migratoria integral este año –y tal vez para siempre– frustrando a la Casa Blanca y a una poderosa coalición nacional de organizaciones que han buscado “componer un descompuesto sistema de inmigración”, mientras crece un movimiento que exige el fin de las deportaciones sin precedente que ha fomentado Obama, a quien llaman el “deportador en jefe” por deportar en promedio unos 1,100 inmigrantes por día. El mandatario está por deportar a más inmigrantes que cualquiera de sus antecesores en la Casa Blanca, aproximadamente 400 mil al año y un total de casi 2 millones durante su gestión.

A pesar de que la mayoría de estadounidenses favorece una reforma y de que las principales organizaciones empresariales, laborales, religiosas, latinas y de derechos civiles han marchado y cabildeado por todo el país y han realizado ayunos, vigilias, actos de desobediencia civil y más, la reforma se ha paralizado a pesar que en junio el Senado aprobó una reforma migratoria integral que incluye tanto un proceso de legalización para parte de los 11 millones de indocumentados, una vía a la ciudadanía, así como una masiva inversión en seguridad fronteriza que incluye un muro de más de mil kilómetros.

La Casa Blanca, debilitada por el desastre político de su implementación de Obamacare, pareció rendirse ante la resistencia republicana a una reforma integral e indicó que podría aceptar una serie de reformas parciales.

Obama acaba de caer en un precipicio de impopularidad del que probablemente no salga.

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /