EL PARTIDO DE LA SEMANA
Real Cañas vs. Imperial
Por Rafael Nuñez
8599A.jpg
El equipo Real Cañas, dirigido por Chris Bueno

Domingo 1 de diciembre, 11 a.m., Campo #3, Otter Creek Park -- Este encuentro de semifinales de la liguilla de la Primera División de la Liga MexArk se antojaba de pronóstico reservado, ya que enfrentaba al equipo campeón defensor, el Imperial (comandado por Arelio López), que terminó empatado con el Hacienda en el primer lugar de la tabla con 32 puntos, en contra del Real Cañas (dirigido por Chris Bueno), el conjunto que terminó en el segundo lugar con 25 puntos.

Como vaticinio de lo que vendría, desde el primer minuto el Real Cañas comenzó las acciones a tambor batiente, ya que fue en ese mismísimo primer minuto del duelo que hilvanó su primera llegada clara a gol.

Pero para el minuto 5 el partido se había nivelado, pero las llegadas a ambas porterías seguían produciendo con mucha frecuencia, y la verdad es que el marcador no se abrió únicamente debido a las muy buenas intervenciones de los dos arqueros.

No obstante, al filo del minuto 25 se comenzó a notar un cierto dominio del Real Cañas, cuya mayor juventud y velocidad empezó a marcar la pauta así como también el ritmo al cual se jugaba: muy revolucionado.

Esto resultaba un tanto desconcertante, ya que el Imperial es un cuadro de mucha experiencia y colmillo retorcido, y sin embargo como que a sus jugadores “no les caía el veinte” de que era una estrategia equivocada jugarle a un equipo colectivamente más veloz que ellos al tú por tú en cuanto a velocidad y ritmo. De hecho, todo este encuentro se jugó a gran velocidad, y al ritmo súper-revolucionado que constantemente marcaba el Cañas.

Al que esto escribe le parecía que al Imperial le convenía más “matar” el ritmo, reducir un tanto las revoluciones, y marcar un ritmo más pausado por medio del buen manejo y dominio individual de bola que casi todos sus jugadores tienen. Pero no fue así y la mera verdad es que, hombre por hombre, el Imperial no iba a poder ganarle en velocidad al cuadro cañense. Todo lo contrario: la mayor juventud del Cañas por momentos hacía verse lento al Imperial.

Con todo, las acciones se mostraban parejas, y al terminar el primer tiempo el marcador seguía en blanco.

Al iniciar la segunda mitad, la calca del partido ya se evidenciaba: el Cañas era el cuadro de más velocidad, tanto individual como colectivamente, mientras que el Imperial poseía mayor fortaleza física.

Al paso de los minutos, la lucha por el dominio del balón y el terreno se tornó un tanto enconada, y para el minuto 20, el partido se había empezado a cerrar de manera muy notoria. Las llegadas a gol ya no eran tan frecuentes como durante el primer tiempo. Pero aún así, el encuentro seguía jugándose a mucha velocidad, y esto empezó a favorecer al Cañas.

De repente, el cuadro del Imperial se empezó a partir en dos, y sus delanteros comenzaron a verse muy aislados. Casi ya no les llegaban balones, y cuando les llegaban, la línea defensiva del Cañas siempre resolvía de manera adecuada la situación.

Así llegó el minuto 25, cuando todo cambió de manera muy súbita: Alfonso Torres (#4) delantero-mediocampista del Cañas, recibió un balón cerca de la esquina izquierda de los linderos del área grande. Tras matar bien el balón, Torres empalmó desde allí un tiro de derecha bombeado, muy pero muy bien colocado, y con toda la intención del mundo, mismo que fue a incrustarse a la red por el ángulo superior del segundo poste del portero, quien “a la supermán”, voló y se estiró todo lo que pudo, pero la verdad es que desde que el balón iba en el aire, los espectadores más conocedores de futbol todos sabían que el cancerbero jamás iba a llegar al esférico, ya que el disparo había sido “demasiado perfecto”. Marcador: Cañas 1, Imperial 0.

Y como sucede a menudo, este gol vino a cambiar mucho al encuentro: después del gol, el Cañas se vio con renovados bríos y como que le llegó el llamado “segundo aire”, ganando casi todas las bolas en todos los sectores de la cancha. El imperial, en cambio, se veía desconcertado y esto ocasionalmente provocaba que sus delanteros tuviesen algunas fallas y errores muy inocentes, cuando que por lo regular dichos jugadores ofensivos son todo lo contrario: sobrios, colectivamente muy tácticos y depurados en su técnica individual. Pero no fueron nada de eso durante este partido, y mucho menos después del uno a cero.

Al minuto 32 el árbitro amonestó a un defensa del Imperial por zancadillar por detrás a un delantero del Cañas, y puesto que este defensa ya había sido amonestado con anterioridad, el árbitro no tuvo más remedio que sacarle la roja y expulsarlo por la acumulación de dos tarjetas amarillas.

Así pues, el Imperial se quedó con un hombre menos y esto sólo vino a aumentar su desconcierto defensivo, su frustración ofensiva y su desesperación en general.

Mención aparte merece el hecho de que el Imperial jugó todo este partido sin contar con ni un solo jugador en la banca. O sea que, apenas completaron 11 jugadores. En cambio el Cañas lucía una banca repleta, y durante el transcurso del segundo tiempo, aprovecharon sus tres cambios de regulación, haciéndolos todos. Asimismo, muy notoria resultó la ausencia de dos jugadores defensivos del Imperial: Germán Ortiz y “Pepé” Pérez. Ambos, por razones de trabajo, no pudieron estar presentes para este encuentro, y esto afectó e impactó de manera negativa al cuadro del Imperial, que depende de estos jugadores como “líberos” defensivos, y que hacen una gran diferencia por su solidez y velocidad en la línea defensiva imperialense.

El jugador de este partido fue sin duda Alfonso Torres, quien marcó el gol (muy bello, por cierto) que le dio la victoria a su equipo (cabe señalar también que Torres había entrado sustituyendo a uno de sus compañeros al minuto 16 del segundo lapso). Bien pues por todo el cuadro del Real Cañas, y por su director técnico Chris Bueno, quien aprovechó bien todas y cada una de las circunstancias particulares de este duelo para alzarse con un muy bien merecido triunfo.

 

Marcador Final: Cañas 1, Imperial 0.

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /