Piden retirar mención de Dios en billetes en Brasil
El Estado brasileño es laico y debe estar libre de cualquier manifestación religiosa
8662A.jpg

La fiscalía del estado de Sao Paulo, Brasil, pidió la supresión de la frase “Alabado sea Dios” de los billetes de la moneda brasileña, el Real, en aras de preservar la libertad religiosa del país.

La fiscalía, adscrita al Ministerio Público Federal, pidió que la justicia conceda al estado un plazo de 120 días para que los billetes comiencen a ser impresos sin la frase religiosa.

En la acción, la fiscalía argumentó que el Estado brasileño es laico y por lo tanto debe estar libre de cualquier manifestación religiosa, además de que la frase privilegia una religión en detrimento de otras lo cual, a su juicio, contraviene principios de igualdad y no exclusión de minorías.

El procurador regional de los derechos ciudadanos, explicó que el principal objetivo del recurso es proteger “la libertad religiosa de todos los ciudadanos” y no sólo los cristianos, por ser mayoría de la población. Consideró que “el hecho de que los cristianos sean mayoría no justifica la continuidad de las violaciones a los derechos fundamentales de los brasileños que no son creyentes en Dios”.

Según el censo de 2010, el 64,6% de la población brasileña es católica, mientras que 22,2% se identifica como evangélica. Ese censo calculó el total de la población en casi 191 millones de habitantes.

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /