Se llenaron las visas para víctimas de delitos
8686A.jpg

El número de visas especiales concedidas por Estados Unidos a las víctimas de delitos se agotó apenas pasados dos meses y medio del nuevo año fiscal, reveló la agencia de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USIS), más rápidamente que antes desde que las autoridades comenzaron a entregarlas en 2008. El año anterior en la que se completó la cuota más rápidamente fue en 2010, pero pasaron nueve meses y medio.

El gobierno entrega este tipo de visas con el propósito de que las autoridades puedan investigar delitos cometidos contra personas que carecen de residencia en Estados Unidos y para que las víctimas tengan la seguridad de que no serán deportadas si se presentan a hacer una denuncia.

Activistas afirman que su agotamiento es una señal positiva de que las víctimas están aprovechando el programa y de la necesidad de que el Congreso eleve el límite obligatorio de estas visas “U”, que es de 10.000 en la actualidad.

Aunque se haya agotado la cuota de visas U, la agencia continúa aceptando y revisando solicitudes. Quienes fueron excluidos inicialmente fueron colocados en una lista de espera para recibir una visa U de la cuota del año fiscal entrante, que comenzará el 1 de octubre.

Estas visas fueron creadas mediante una iniciativa aprobada en el 2000 y la agencia ha entregado más de 89.600 a víctimas de delitos y familiares desde 2008. Alrededor de 75% de las visas corresponden a víctimas de delitos relacionados con violencia familiar o agresión sexual.

A cambio de que colaboren con las autoridades en la investigación de delitos o en el juicio contra implicados, las víctimas reciben autorización para permanecer hasta 4 años en el país y para que soliciten un permiso de trabajo. Al cabo de 3 años, pueden solicitar su residencia permanente.

Ordinariamente, las víctimas le son presentadas por organizaciones sin fines de lucro que les proveen asistencia jurídica o trabajan con quienes han sufrido violencia familiar.

 

EN LITTLE ROCK:  contactar a Edna Isela Ramirez, Defensora y Consejera bilingüe para Victimas de Violencia, Center for Healing Hearts and Souls . 2416 South Chester.
Tel:(501) 372-3800, Fax: (501) 372-2150. http://www.hhscenter.org/

E

l número de visas especiales concedidas por Estados Unidos a las víctimas de delitos se agotó apenas pasados dos meses y medio del nuevo año fiscal, reveló la agencia de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USIS), más rápidamente que antes desde que las autoridades comenzaron a entregarlas en 2008. El año anterior en la que se completó la cuota más rápidamente fue en 2010, pero pasaron nueve meses y medio.

El gobierno entrega este tipo de visas con el propósito de que las autoridades puedan investigar delitos cometidos contra personas que carecen de residencia en Estados Unidos y para que las víctimas tengan la seguridad de que no serán deportadas si se presentan a hacer una denuncia.

Activistas afirman que su agotamiento es una señal positiva de que las víctimas están aprovechando el programa y de la necesidad de que el Congreso eleve el límite obligatorio de estas visas “U”, que es de 10.000 en la actualidad.

Aunque se haya agotado la cuota de visas U, la agencia continúa aceptando y revisando solicitudes. Quienes fueron excluidos inicialmente fueron colocados en una lista de espera para recibir una visa U de la cuota del año fiscal entrante, que comenzará el 1 de octubre.

Estas visas fueron creadas mediante una iniciativa aprobada en el 2000 y la agencia ha entregado más de 89.600 a víctimas de delitos y familiares desde 2008. Alrededor de 75% de las visas corresponden a víctimas de delitos relacionados con violencia familiar o agresión sexual.

A cambio de que colaboren con las autoridades en la investigación de delitos o en el juicio contra implicados, las víctimas reciben autorización para permanecer hasta 4 años en el país y para que soliciten un permiso de trabajo. Al cabo de 3 años, pueden solicitar su residencia permanente.

Ordinariamente, las víctimas le son presentadas por organizaciones sin fines de lucro que les proveen asistencia jurídica o trabajan con quienes han sufrido violencia familiar.

 

EN LITTLE ROCK:  contactar a Edna Isela Ramirez, Defensora y Consejera bilingüe para Victimas de Violencia, Center for Healing Hearts and Souls . 2416 South Chester.
Tel:(501) 372-3800, Fax: (501) 372-2150. http://www.hhscenter.org/

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /