Arkansas fue el estado donde inició la campaña nacional de vacunación infantil
La primera dama del estado, Betty Flanagan Bumpers fue su impulsora
8713A.jpg

Betty Flanagan Bumpers hizo como Primera Dama del Estado de Arkansas, mucho más que sólo ocupar una posición ceremonial. Con sus esfuerzos inició un movimiento que salvó innumerables vidas en todo el país.

Betty Callan Flanagan nació en el Condado de Franklin de Arkansas en 1925. Asistió a la Universidad de Iowa y a la Academia de Bellas Artes de Chicago donde conoció a Dale Bumpers en los años 40 cuando este estudiaba en la Escuela de Derecho. Se casaron en 1949. Bumpers fue elegido gobernador de Arkansas en 1970 promocionando su plataforma de reformas.

Como Primera Dama de Arkansas, Betty Bumpers estaba consternada por las malas condiciones de salud de muchos niños de Arkansas. Pronto organizó y encabezó la campaña “Every Child By ’74” en un ambicioso esfuerzo de Betty junto con funcionarios de salud pública, para educar al público sobre los peligros de las enfermedades infecciosas y sobre la seguridad y eficacia de las vacunas y, en última instancia exigiendo que todos los niños de Arkansas fueran vacunados contra enfermedades incluyendo tétanos, sarampión, tos ferina, y hepatitis, todas enfermedades potencialmente mortales.

 Los programas de vacunación han demostrado ser extremadamente exitosos y confiables. Una agresiva campaña de vacunación erradicó la viruela de los Estados Unidos para 1971. Esta enfermedad que había matado a millones, fue eliminada para siempre para 1977.

Arkansas pronto encabezó a la nación en el número de niños vacunados contra la viruela. Como resultado, los casos de la enfermedad se desplomaron. Por ejemplo, un brote de sarampión en Texarkana en 1970 y 1971, dio lugar a 639 infecciones entre los niños de la zona. La epidemia, potencialmente mortal, duró semanas. Gracias a la campaña de vacunación contra el sarampión, fue eliminada entre los niños de Texarkana a finales de 1970 y era casi desconocida entre los niños a nivel estatal.

La autoridades en todo el país se maravillaron con el éxito de su esfuerzo y comenzaron a planear campañas en sus respectivos Estados para promover la vacunación de los niños.

Cuando Dale Bumpers fue elegido para el senado de los Estados Unidos en 1974, Betty Bumpers llevó su campaña con ellos a Washington,DC. En 1977, trabajó con el Presidente Jimmy Carter y la Primera Dama Roslyn Carter, para iniciar un programa nacional de vacunación. Pronto, el número de Estados que requerían la vacunación infantil pasó de 17 a 50. En 1991, Betty Bumpers y Roslyn Carter lanzaron la campaña “Every Child By Two”, un esfuerzo nacional para garantizar vacunas para los niños. Los brotes a nivel nacional de sarampión, paperas, y rubéola, cayeron en un 99% para 1998.

 En 1999, el Presidente Bill Clinton dedicó el Centro de Investigación de Vacunas de los Institutos Nacionales de la Salud, a Dale y Betty Bumpers en honor de su labor. Como resultado, en 2012, más del 95% de los niños americanos habían sido vacunados y el Departamento de Salud de Arkansas vacunó a 400,000 niños y adultos.

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /