Entró en vigor la revolucionaria nueva ley de seguro de salud
“Obamacare” es la piedra angular de la administración de Barack Obama pero no tiene un éxito garantizado. Unos 50 millones de personas viven actualmente sin cobertura de enfermedad en Estados Unidos.

8715B.jpg
Los nuevos derechos de los norteamericanos en materia de salud entraron en vigor el 1 de enero  en virtud de la reforma del seguro de salud, conocida como “Obamacare”, piedra angular de la administración de Barack Obama cuyo éxito aún no está garantizado.

La ley, aprobada en 2010, prohíbe a las aseguradoras modificar las primas en función de los antecedentes médicos o del sexo, negarse a darle cobertura a un paciente demasiado costoso o ponerle un tope al monto de los reembolsos anuales, todas ellas prácticas legales previas y que conducían a la ruina a algunos pacientes graves.

A cambio, la ley obliga a todo residente en Estados Unidos, ya sea norteamericano o extranjero, a contratar un seguro de salud. Quien no lo haga podrá ser multado con $95 en 2014 y hasta por $695 a partir de 2016. Asimismo, ofrece el derecho de apelar cualquier decisión de la compañías de seguros y de obtener un sumario “fácil de entender” de los beneficios contenidos en el plan de seguro.

El razonamiento económico es simple: si todo el mundo se asegura, las primas pagadas por las personas sanas compensarán los sobrecostos vinculados a los asegurados que incurren en más gastos.

Otra novedad: la reforma define los tratamientos que las aseguradoras deberán cubrir forzosamente. A partir de ahora todos los seguros deben incluir, por ejemplo, las internaciones, sobre todo las emergencias. Y los cuidados preventivos, como la detección de la diabetes o el cáncer incluyendo mamografías y colonoscopías, las vacunas y la contracepción deben ser íntegramente pagadas por el seguro.

La legislación requiere también que las aseguradoras gasten entre el 80 y el 85% del dinero que obtienen por el pago de prima en atención médica directa, por lo que el año pasado 8.5 millones de asegurados recibieron una devolución de al menos $100 por familia.

Con la  nueva ley ser mujer ya no se considerará un antecedente médico. Antes, las primas de los seguros para las mujeres podían ser más caras que para los hombres.

Sin embargo la noche del martes 31, la magistrada Sonia Sotomayor de de la Suprema Corte, bloqueó temporalmente una cláusula sobre métodos anticonceptivos de la ley, en respuesta a una demanda presentada por una orden religiosa católica.

Para cerca de 150 millones de personas con seguro médico contratado a través de sus empleadores, la nueva norma no les cambiará nada o casi nada. Asimismo, la pequeña empresa podrá calificar a ayuda financiera para ofrecer opciones de cobertura médica a bajo costo para sus empleados.

En Estados Unidos sólo los más pobres y los mayores de 65 años tienen cobertura médica equivalente a la seguridad social Medicare y Medicaid. 

Pero alrededor de 25 millones de estadounidenses tienen un seguro individual contratado con compañías privadas, sin beneficiarse de ninguna tarifa grupal. 

De los 7 millones de personas que el gobierno se fijó como meta antes de que termine marzo, 2,1 millones ya contrataron un seguro a través de esos portales, una cifra inferior a las proyecciones iniciales, pero que supone una aceleración de las inscripciones en diciembre, tras unos meses de octubre y noviembre catastróficos a causa de graves problemas informáticos.

A esos 2,1 millones de personas se agregan 3,9 millones potencialmente incorporables a los programas públicos de asistencia destinados a los más desfavorecidos, entre ellos el Medicaid.

Sin embargo, el gobierno no ha aclarado cuántos de esos 6 millones de beneficiarios carecían antes de cobertura, una cifra clave, que determinará el éxito de la reforma. Unos 50 millones de personas viven actualmente sin cobertura de enfermedad en Estados Unidos.

Se ignora asimismo si los adultos jóvenes se están inscribiendo, condición indispensable para el equilibrio del nuevo sistema pero que podrían esperar hasta último momento para inscribirse, antes del plazo final del 31 de marzo. Los jóvenes adultos podrán permanecer en los planes de seguro médico de sus padres hasta cumplir los 26 años. 

 

Edición de esta semana
JORGE AGUIRRE GARCÍA: ALUMNO SOBRESALIENTE DEL 8º GRADO DE LA CLOVERDALE CHARTER SCHOOL EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Jorge Aguirre García, de 14 años y alumno del 8º grado en la Cloverdale Aerospace Technology Conversion Charter Middle School en Little Rock, ganó la Distinción Nacional por su trabajo académico en Matemáticas completando MATH 180 II que es un sistema integral de instrucción, evaluación y desarrollo diseñado para equipar a los estudiantes con el conocimiento, el razonamiento y la confianza para prosperar en álgebra. Fue uno de tres jóvenes en la nación votados para este honor.   / ver más /
El sábado 9 a las 7 PM, agentes policiales fueron enviados al #8706 Stanton Road casi esquina con Baseline Rd por una denuncia de asalto. A su llegada, los oficiales se pusieron en contacto con José Ibarra, quien informó que había sido apuñalado por Carlos Umberto Ramos de 36 años. Ibarra sufría de una herida de arma blanca en el pecho. Los oficiales también localizaron una segunda víctima, Evedencio Ramón Ordóñez, de 33 años, con una aparente herida de arma blanca en el pecho quien fue transportado a UAMS donde murió más tarde como resultado de sus heridas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Trump está tratando de hacer que EE.UU. vuelva a ser blanco y los demócratas tienen demasiado miedo de denunciarlo tal cual. El ritmo agresivo de deportaciones de inmigrantes, la eliminación del programa DACA y las propuestas antiinmigrantes contra ciertos grupos, tendrán el innegable efecto de retardar la rápida diversificación racial de la población.   / ver más /