Mexicano Edgar Tamayo fue ejecutado en Texas pese a las presiones diplomáticas
8802A.jpg

El mexicano Edgar Tamayo Arias, de 46 años, condenado por la muerte de un policía en 1994, fue ejecutado en la noche del miércoles 22 mediante inyección letal en una prisión del estado estadounidense de Texas.

El gobierno mexicano emitió una nota oficial lamentando en enérgicos términos la ejecución de su connacional. De acuerdo con la nota del gobierno mexicano, la ejecución de Tamayo “viola la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares y contraviene el fallo de la Corte Internacional de Justicia”.

“El Gobierno de México hace un llamado para que se tomen acciones efectivas y evite que se ejecuten otras condenas en desacato del fallo, que dañen el régimen de asistencia y protección consular acordado entre los países”, apuntó la nota, distribuida por el ministerio de Relaciones Exteriores.

El caso de Tamayo provocó una verdadera lluvia de llamamientos e intervenciones diplomáticas y judiciales para tratar de suspender la ejecución.

Los abogados alegan que al momento de su detención luego de asesinar al policía Guy Gaddis en Dallas, Tamayo casi no hablaba inglés y no fue autorizado a comunicarse con el consulado mexicano.

El caso de Tamayo era uno de los 51 que la Corte Internacional de Justicia, en un fallo conocido como ‘caso Avena’, pidió a Estados Unidos que someta a revisión, ante las evidencias de que se violaron sus derechos consulares, de acuerdo con los principios de la Convención de Viena.

La Convención de 1963, ratificada por 175 países, incluido Estados Unidos, prevé que todo extranjero debe recibir asistencia de sus representantes consulares tras ser informado de sus derechos.

Una media hora antes de la ejecución, el Tribunal Supremo de Estados Unidos había negado tres recursos de apelación presentados a última hora por los abogados de Tamayo y, con ello, se cerraron todas las posibilidades de que se revisase el caso.

Otros dos mexicanos cuyos casos habían sido contemplados por la Corte Internacional ya habían sido ejecutados en prisiones estadounidenses. Tamayo es el tercero de la lista de condenados contemplados en el ‘caso Avena’ en ser sometido a la pena de muerte, y un cuarto, Ramiro Hernández, deberá ser ejecutado en Texas el 9 de abril.

En total, 96 latinoamericanos aguardan en los corredores de la muerte en cárceles estadounidenses, de ellos, 58 son de nacionalidad mexicana.

La lista incluye 9 cubanos, 10 salvadoreños, 5 colombianos y 5 hondureños, así como detenidos de Perú, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Argentina.

Desde la reinstalación de la pena capital en Estados Unidos, 17 ciudadanos latinoamericanos han sido ejecutados, en su mayoría mexicanos, de acuerdo con la ONG Death Penalty Information Center.

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /