¿La jubilación llegando a su fin?
Por Michel Leidermann

Los trabajadores estadounidenses se preparan para disfrutar de sus últimos años a medida que se acercan a la jubilación. Sin embargo, su gran número en aumento y el costo de las cuotas del Seguro Social, es probable que pongan fin a estos sueños, antes de que comiencen. De 2000 a 2010, el número de mayores de 65 años en los EEUU aumentó de 35 millones a 40 millones, y se espera que este número aumente a 55 millones en 2020 cuando la generación de “babyboomers” se jubile.

Esta cantidad de jubilados no tiene garantizada una vejez segura y protegida. Al igual que muchos países occidentales, los EEUU tienen una población que en promedio envejece más como consecuencia de virr por más años y la disminución de la fertilidad. A medida que más población se jubila o ya vive jubilada, la carga aumenta para los que siguen trabajando. Cifras del Seguro Social muestran que en 2012, la proporción de trabajadores/beneficiarios bajó del 3-a-1 por primera vez (el punto de estabilidad del sistema actual) y se espera que llegue a 2-a-1 en 2030. ¡Los problemas ya se revelan!

Entonces, ¿cuál es el futuro que septuagenarios actuales enfrentan a medida que llegan al final de su vida laboral?

La noción de la jubilación es una invención relativamente nueva. En los EEUU la llegada de las pensiones públicas en la década de 1880, llevó a la idea de que los años crepusculares deben ser vividos en una ociosidad merecida. Desde entonces, la esperanza de vida ha aumentado, pero la edad de jubilación se ha mantenido fija en 65 años.

Entre otras cosas, los ancianos están optando por transferir su riqueza directamente a los nietos, excluyendo la generación intermedia. Con esto los jubilados evitan el pago del impuesto sobre el patrimonio y son capaces de controlar la forma en que se gasta el dinero, por ejemplo, al estipular que se debe utilizar para una educación universitaria. Esto le da a los mayores un papel mucho más importante en la crianza de sus nietos.

La otra cara de esto es que las herencias son menores a medida que aumenta la esperanza de vida, y así aumentan también el costo de vida y los gastos médicos.

Va a ser muy difícil para el gobierno elevar la edad de jubilación por razones políticas y jurídicas. Sin embargo, la transición de la vida activa a la jubilación será probablemente menos diferente. Más personas de 65 años permanecen trabajando, con beneficios mixtos. Puede bloquear el progreso de los empleados más jóvenes. Los jubilados que deciden aceptar empleos poco cualificados a tiempo parcial son atractivos para los empleadores pero al mismo tiempo desplazan a los trabajadores jóvenes de las mismas posiciones. Además, si estos jubilados todavía están cobrando una pensión mientras trabajan, no alivia la carga financiera de esas obligaciones.

En general, los mayores de 65 años son más saludables que sus padres a esa edad, y son capaces de realizar trabajos no típicos para jubilados. 

A medida que la carga de una población que envejece se hace más evidente en la sociedad, la cultura existente de la antipatía hacia los “vagos” también puede incluir a las personas mayores ociosas. Incluso las personas mayores que no necesitan trabajar podrían verse presionados a hacerlo por aquellos que están pagando la cuenta por su jubilación.

Corto de abrir las puertas a la inmigración, no hay una solución rápida para aumentar el número de trabajadores en el país que paguen cuotas al Seguro Social.

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /