¿La jubilación llegando a su fin?
Por Michel Leidermann

Los trabajadores estadounidenses se preparan para disfrutar de sus últimos años a medida que se acercan a la jubilación. Sin embargo, su gran número en aumento y el costo de las cuotas del Seguro Social, es probable que pongan fin a estos sueños, antes de que comiencen. De 2000 a 2010, el número de mayores de 65 años en los EEUU aumentó de 35 millones a 40 millones, y se espera que este número aumente a 55 millones en 2020 cuando la generación de “babyboomers” se jubile.

Esta cantidad de jubilados no tiene garantizada una vejez segura y protegida. Al igual que muchos países occidentales, los EEUU tienen una población que en promedio envejece más como consecuencia de virr por más años y la disminución de la fertilidad. A medida que más población se jubila o ya vive jubilada, la carga aumenta para los que siguen trabajando. Cifras del Seguro Social muestran que en 2012, la proporción de trabajadores/beneficiarios bajó del 3-a-1 por primera vez (el punto de estabilidad del sistema actual) y se espera que llegue a 2-a-1 en 2030. ¡Los problemas ya se revelan!

Entonces, ¿cuál es el futuro que septuagenarios actuales enfrentan a medida que llegan al final de su vida laboral?

La noción de la jubilación es una invención relativamente nueva. En los EEUU la llegada de las pensiones públicas en la década de 1880, llevó a la idea de que los años crepusculares deben ser vividos en una ociosidad merecida. Desde entonces, la esperanza de vida ha aumentado, pero la edad de jubilación se ha mantenido fija en 65 años.

Entre otras cosas, los ancianos están optando por transferir su riqueza directamente a los nietos, excluyendo la generación intermedia. Con esto los jubilados evitan el pago del impuesto sobre el patrimonio y son capaces de controlar la forma en que se gasta el dinero, por ejemplo, al estipular que se debe utilizar para una educación universitaria. Esto le da a los mayores un papel mucho más importante en la crianza de sus nietos.

La otra cara de esto es que las herencias son menores a medida que aumenta la esperanza de vida, y así aumentan también el costo de vida y los gastos médicos.

Va a ser muy difícil para el gobierno elevar la edad de jubilación por razones políticas y jurídicas. Sin embargo, la transición de la vida activa a la jubilación será probablemente menos diferente. Más personas de 65 años permanecen trabajando, con beneficios mixtos. Puede bloquear el progreso de los empleados más jóvenes. Los jubilados que deciden aceptar empleos poco cualificados a tiempo parcial son atractivos para los empleadores pero al mismo tiempo desplazan a los trabajadores jóvenes de las mismas posiciones. Además, si estos jubilados todavía están cobrando una pensión mientras trabajan, no alivia la carga financiera de esas obligaciones.

En general, los mayores de 65 años son más saludables que sus padres a esa edad, y son capaces de realizar trabajos no típicos para jubilados. 

A medida que la carga de una población que envejece se hace más evidente en la sociedad, la cultura existente de la antipatía hacia los “vagos” también puede incluir a las personas mayores ociosas. Incluso las personas mayores que no necesitan trabajar podrían verse presionados a hacerlo por aquellos que están pagando la cuenta por su jubilación.

Corto de abrir las puertas a la inmigración, no hay una solución rápida para aumentar el número de trabajadores en el país que paguen cuotas al Seguro Social.

 

Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /