Reimplantan dedo gordo del pie para reemplazar un pulgar amputado

¿Recuerda los muñecos armables, esos que pueden intercambiarse brazos y piernas, ya sea para crear un nuevo carácter o, a veces, para producir inquietantes seres con piernas saliendo de los hombros y manos de las rodillas? 

La historia de Corey Taylor no llega a tales extremos, pero es fascinante y en muchos sentidos una maravilla de la medicina.

Taylor vive en Baltimore, Maryland, y sufrió un grave accidente en 2011: se cercenó con una sierra el pulgar de la mano izquierda, que quedó con solo cuatro dedo. Durante seis meses, tiempo en que le llevó a la herida en sanar, Taylor no pudo realizar muchas labores comunes, pues la falta del pulgar izquierdo limitó sus capacidades. Y también, presumiblemente, habría tenido ciertos problemas de índole emocional por esa causa.

Pero un médico tuvo una solución que aunque sorprendente no es del todo inusual. El doctor Ryan Katz, del Hospital Union Memorial de Baltimore y especializado en problemas de las manos, le propuso a Taylor tomar el dedo gordo de su pie y reimplantárselo en el lugar del pulgar perdido de su mano izquierda.

Taylor aceptó y se sometió a las cirugías. Primero se le amputó el dedo gordo del pie, lo que se hizo cuidadosamente para mantener intactas partes clase como los tendones, nervios, piel y otros tejidos cuya integridad sería necesaria para realizar un reimplante exitoso. La pérdida del dedo gordo de un pie es una falta que los pacientes generalmente superan con facilidad, en cambio, la pérdida del pulgar es más complicada y su recuperación provee importantes beneficios.

Luego se le reimplantó a Taylor el dedo gordo en la posición del pulgar perdido gracias a que ese dedo del pie ofrece facultades clave como sensibilidad y movimiento a la mano. Y además estéticamente reconstruye en buen grado la apariencia natural de la mano.

Ahora, Taylor puede realizar con la mano izquierda provista de su nuevo pulgar, todas las funciones que podía hacer antes de su accidente. Tuvo que dedicar muchos meses a rehabilitación, sobre todo para recuperar y controlar el movimiento del nuevo pulgar. Pero lo logró y ahora se siente plenamente normal y activo.

Edición de esta semana
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
¿Quién sabe exactamente lo que las etiquetas políticas significan? Si un liberal apoya la atención médica asequible para todos, la educación pública de calidad para todos, la reducción de la disparidad de ingresos, una fuerte defensa nacional basada en el liderazgo estadounidense en una coalición de naciones comprometidas con la democracia y los derechos humanos en todo el mundo, entonces es tildado de socialista.   / ver más /