¿Vale la pena ir a Marte?
Se estima el co5sto en $100,000 millones invertidos a lo largo de tres o cuatro décadas
8873A.jpg

El rover Curiosity (o MSL) que aterrizó en el cráter Gale del planeta rojo tras un alarde tecnológico de la NASA cuando los ingenieros lograron, tras una compleja y arriesgada operación, decelerar a la cápsula que transportaba a este gran robot de casi una tonelada de peso desde los 20.000 kilómetros por hora a los que atravesó el espacio y posarla suavemente en el lugar planeado en Marte.

El éxito del amartizaje y el fascinante trabajo que le espera al  Curiosity por dos años durante los cuales buscará rastros de vida presente o pasada, volverá a elevar el interés por el planeta rojo, provocando entre los aficionados la misma clase de preguntas que llevan décadas haciéndose. ¿Por qué no enviamos humanos a Marte?

Brent Sherwood, un arquitecto espacial opina que los beneficios obtenidos por poner hombres en Marte simplemente no justifican sus enormes costes. Hablamos de $100,000 millones invertidos a lo largo de las próximas tres o cuatro décadas. 

Y probablemente esa cifra se quedaría corta, como sucedió con la estación espacial internacional, ISS, cuyo coste inicial se planificó en torno a los $10,000 millones en una década pero cuyos costes reales terminaron multiplicando por 10 esa cantidad, y se tardó tres décadas en su ensamblaje.

Para Sherwood, los robots lo están haciendo razonablemente bien a pesar de la creciente complejidad de los vehículos de exploración espacial. Fabricar y enviar a Marte al MSL, costó “apenas” $2,500 millones.

Según la Ley de Autorización de la NASA de 2010, el objetivo a largo plazo del vuelo espacial humano y los esfuerzos exploratorios de la agencia, debe encaminarse a la expansión de la presencia permanente humana más allá de la órbita baja de la Tierra, de un modo práctico y con el apoyo de socios inversores internacionales.

Por ello Sherwood cree mucho más lógico intentar colonizar la luna, un lugar mucho más próximo a la Tierra (y por tanto más económico y seguro), donde los astronautas podrían aprender muchas cosas sobre el trabajo en un cuerpo celeste sin atmósfera.

Así que la respuesta a la pregunta ¿debemos ir a Marte? se resume en una cuestión de dólares y de tiempo.

Edición de esta semana
ORÍGENES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
A lo largo de su historia, México tuvo varios himnos nacionales que –por una u otra razón- terminaron en el olvido.    / ver más /
Septiembre 15 - Octubre 15  Durante el Mes de la Herencia Hispana (septiembre 15 - octubre 15), América celebra la cultura y las tradiciones de sus raíces en España, México y las naciones de habla hispana de América Central, Sudamérica y el Caribe.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La capacidad del periodismo estadounidense para presentar las noticias libres de intimidación política y responsabilizar a los líderes políticos por sus acciones es uno de los elementos más importantes de la democracia en los Estados Unidos. Los estadounidenses damos por sentado que los medios de comunicación exponen a los funcionarios deshonestos que infringen la ley o abusan de los poderes de su cargo.    / ver más /