Muere en un accidente el cantante de salsa ‘Cheo’ Feliciano
9077A.jpg

El cantante puertorriqueño José “Cheo” Feliciano, uno de los más grandes intérpretes de música salsa murió a las 4:13 de la madrugada del jueves 17 de abril en un trágico accidente en Puerto Rico.

La repentina muerte de ‘Cheo’ se produjo durante un accidente de tránsito, cuando presuntamente el cantante perdió el control de su vehículo, un Jaguar, e impactó contra un poste de tendido eléctrico en Cupey en la PR-176 cerca de la Universidad Metropolitana. José Luis Feliciano Vega viajaba solo.

El gobernador de Puerto Rico Alejandro García Padilla, decretó tres días de duelo por la muerte de una de sus más grandes insignias musicales.

“El impacto fue fuerte ante el objeto fijo. Lamentablemente, Feliciano no tenía el cinturón de seguridad. Al parecer perdió el control en la curva que estaba tomando e impactó un objeto fijo. Lamentablemente su cráneo dio con el cristal delantero”, dijo la policía.

Feliciano Vega, natural de Ponce, logró grandes éxitos musicales como “Anacaona”, “Amada mía”, “El ratón”, “Mi triste problema”, “Pa’ que afinquen” y “Si por mí llueve”.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /