Congreso de Estados Unidos ratifíca el CAFTA-RD
92A.jpg
La Cámara de Representantes aprobó en la madrugada del jueves 28 de julio, el tratado de libre comercio con Centroamérica y Repúbli-ca Dominicana (CAFTA-RD) culminando el proceso de ratificación por el Congreso que el Senado había empezado hace cuatro semanas.
La votación fue estrecha, 217-215, y representa un triunfo personal del presidente George W. Bush, quien había visitado la cámara baja en la víspera al iniciarse el debate llevando su mensaje de que el tratado significará prosperidad económica y democracia para el hemisferio.
Con la aprobación se han convertido formalmente en socios de Estados Unidos seis naciones centroameri-canas y una del Caribe: Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana, conso-lidando así el segundo mayor mercado para productos estadouniden-ses después de México.
Bush había dicho que el CAFTA-RD, el tratado comercial más importante y polémico logrado desde que asumió el poder en enero de 2001, tenía interés geopolítico para Estados Unidos y una importancia crítica para la seguridad nacional.
La dirigencia del Partido Republicano, que controla el debate cameral, demoró durante más de una hora un proceso que normalmente requiere de 15 minutos. En ese lapso continuaron todavía realizándose negociaciones en el plenario entre los dirigentes y legisladores del mismo partido, que se oponían recalcitrantemente.
El pacto supone desarrollo económico para el hemisferio y eso a su vez incide sobre la seguridad nacional de Estados Unidos.
Pero según los demócratas y grupos sindicales y religiosos opuestos al tratado, el CAFTA está lleno de faltas que no sólo supondrán la pérdida de empleos en Estados Unidos ante la competencia de mano de obra más barata de los seis países signatarios: El Salvador, Honduras, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y República Dominicana.
También aseguran que aunque se ha vendido como un medio para promover la democracia y la estabilidad económica en el hemisferio occidental, la realidad es muy distinta porque la práctica ha probado que quienes salen ganando con estos acuerdos son las clases empresariales y más acaudaladas de los países en cuestión.
Dicen también que en los seis países signatarios puede anticiparse que se mantenga la situación actual o que incluso empeore ya que el pacto limita las protecciones laborales y sindicales. Las sanciones en contra de patrones que abusen de sus empleados son débiles o no existen, según lo explicado por los propios trabajadores.
Los legisladores demócratas opuestos al pacto han repetido a lo largo de semanas de cabildeo que el CAFTA supone malas noticias para los trabajadores de los países signatarios y para los trabajadores latinos en Estados Unidos.
Asimismo, han apuntado hacia una relación, según ellos probada, entre los acuerdos comerciales fallidos y alzas en la inmigración indocumentada hacia Estados Unidos.
Al finalizar el conteo, 27 republicanos votaron contra el CAFTA-RD; 15 demócratas lo apoyaron, pese a que el miércoles 27 hubo un acuerdo del Partido Demócrata de oponerse partidistamente al tratado.
El pacto comercial, aprobado por el Senado 54-45, entrará en vigor el 1 de enero, suprimiéndose automáticamente más de un 80% de los aranceles y activando normas comunes sobre inversiones, propiedad intelectual, servicios y otros.
La Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos (USHCC) y a la Alianza Hispana por el Libre Comercio, esta última una coalición de grupos hispanos nacionales, dijeron que las seis naciones cubiertas por el pacto son un mercado de exportación más grande que Australia, Chile o Marruecos. Y que además constituyen el segundo mayor mercado de exportación de productos estadounidenses en América Latina, después de México, comprando 15,000 millones de dólares en productos estadounidenses anualmente.
La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), un organismo no partidista sostiene que el acuerdo de Libre Comercio de Estados Unidos con Centroamérica (CAFTA) podría costar a los contribuyentes estadounidenses unos 50 millones de dólares anuales en préstamos perdidos por cultivadores de azúcar.
El convenio de CAFTA permite a los seis países expor-tar más azúcar a Estados Unidos. La OPC dijo que ese ingreso de la materia prima po-dría causar una baja de precios y obligar a los gran-jeros a no estar en condiciones de de-volver los prés-tamos otorgados por el gobierno para financiar sus cosechas. En ese caso, las pérdidas ascenderían a unos 50 millones de dólares al año hasta el 2015.
El 60% de la población en Cen-troamérica vive de la agricultura y siente amenazada su supervivencia con la firma del tratado de libre comercio con Estados Unidos porque lo considera una competencia desigual de los productos estadounidenses.
Opositores en Centroamérica argu-mentan que el acuerdo no es más que parte de la misma fallida receta neoliberal que beneficiará a unas cuantas multinacionales en detrimento de los trabajadores en Centroamérica, que perderán sus empleos, verán reducidos sus sueldos y sentirán el aumento de la contaminación en zonas donde se establezcan maquiladoras.
También asusta en Centroamérica el CAFTA porque según los opositores, éste abre la puerta a la privatización en servicios públicos como salud, agua y luz.
Eso sin incluir los daños que, a juicio de los opositores en EUA, el CAFTA-RD generará a la economía estadounidense, y la pérdida de unos 3 millones de empleos en los últimos cinco años debido a la competencia de la mano de obra barata en el exterior.
El gobierno estadounidense ha desmentido estas versiones y, con el presidente George Bush a la cabeza, ha salido en defensa del tratado, calificándolo de beneficioso para ambas partes e impulsor del desarrollo de la región.
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /