COLUMNISTA CONSERVADORA ESTADOUNIDENSE DICE QUE EL FÚTBOL ES SEÑAL DE LA DECADENCIA MORAL DE LA NACIÓN
EL FÚTBOL ES UNA MUESTRA CONTUNDENTE DE QUE UNA SOCIEDAD SE PUEDE FORTALECER INMENSAMENTE GRACIAS A LA MEZCLA DE LAS CULTURAS
9356A.jpg

Las declaraciones de la columnista conservadora estadounidense Ann Coulter, sobre como el fútbol tiene una  fatal influencia social sobre Estados Unidos, ha desatado una inmensa polémica en el pais. 

El fútbol provoca pasiones intensas: gritos de júbilo, lágrimas incontenibles, celebraciones callejeras con banderas y bocinas de coches, alegría o tristeza profundas... 

Perol como millones lo consideran un regalo caído del cielo, otros sencillamente lo detestan.

La muestra más reciente de antipatía contra el fútbol la ofreció hace pocos días, Ann Coulter, conocida y temida por sus críticas furibundas contra la inmigración latina a los Estados Unidos y la política del presidente Barack Obama. Esta vez Coulter arremetió contra el fútbol que gana cada vez más adeptos entre los americanos. Dijo que “el creciente interés por el fútbol sólo puede ser una señal de la decadencia moral de la nación”.

Entre algunos de sus insólitos argumentos están: “No puedes usar tus manos en el fútbol” y “Es un deporte que exige tan poco talento atlético que hasta las niñas lo pueden jugar”. Sostiene que el fútbol es nocivo para la cultura estadounidense, pues es un juego colectivo que no exige hazañas heroicas individuales. Además, opina que el fútbol fomenta peligrosamente la extranjerización de la sociedad: en Estados Unidos, los jugadores y fanáticos del fútbol son con frecuencia de origen latino.

Como era de esperarse, los ataques de Coulter han provocado en pocos días miles de reacciones encontradas en las redes sociales.

Para los seguidores del deporte más popular en todo el mundo,  la idea de la ausencia de exigencia individual en el fútbol es un disparate.  Comparado con los deportes tradicionales estadounidenses como el fútbol americano, el beisbol  o el baloncesto, la proporción entre rendimiento individual y colectivo en el fútbol es similar. 

Por lo demás, la dinámica persona-grupo que se da en cada partido de fútbol permite expresar emociones individuales al interior del grupo. Esto es inmensamente valioso, ante todo en los países occidentales, donde estructuras como la familia, la religión o los partidos políticos han perdido la capacidad de estimular y acoger emociones privadas. En sociedades cada vez más pragmáticas y competitivas, el fútbol ha adoptado el papel de vehículo de expresión emocional dentro de lo colectivo.

También la idea de que el fútbol fomenta la extranjerización es muy discutible. Y no porque la mezcla étnica no esté sucediendo tanto en Estados Unidos como en Europa, sino porque no la provoca el fútbol, sino que surge de la vida misma de las sociedades.

Para algunos sociólogos, el fútbol, más que una causa de cambios sociales, es un reflejo de lo que sucede en la sociedad. La mezcla de culturas en los equipos, con jugadores de origen latino, europeo, o africano, es el resultado palpable de una sociedad que se mezcla y liberaliza cada vez más. El fútbol es el reflejo del avance de los tiempos. El  fútbol en su papel de fenómeno masivo, es una muestra contundente de que una sociedad se puede fortalecer inmensamente no a pesar de, sino justamente, gracias a la mezcla de las culturas.

 

Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /