UN MINUTO DE LA HISTORIA DE ARKANSAS
MONTÍCULOS TOLTECAS EN EL CONDADO DE LONOKE EN ARKANSAS
9640A.jpg

Es una historia que se remonta más de 1200 años en Arkansas, y que se inició con una carta. En 1876, Mary Eliza Knapp escribió a la Institución histórica Smithsonian en Washington, DC, para informarles de un curioso hallazgo en su propiedad cerca de Scott en el condado de Lonoke, uno que provocó una sensación en la zona. Knapp había descubierto una serie de antiguos túmulos nativos americanos y calendarios astronómicos que se remontaban al siglo VII, y ahora conocidos como Montículos Toltecas. 

Dieciocho montículos fueron construidos en una superficie de 100 hectáreas en el sitio por varias generaciones, con algunos como de cuarenta pies de altura. Uno fue usado como un túmulo funerario, mientras que otros fueron utilizados para las ceremonias religiosas. Los montículos fueron dispuestos en padrones indicando el ángulo de la salida y la puesta del sol en momentos importantes del año para la agricultura. Para una sociedad que dependía de la agricultura, saber cuándo plantar y cosechar era una cuestión de vida o muerte, y un asunto para el cual pedían la bendición de sus dioses. 

Poco se sabe sobre las comunidades que construyeron estos túmulos, que al igual que los colonos que llegaron después al condado de Lonoke en la década de 1800, eran agricultores que vivían en pequeñas aldeas o caseríos en toda la zona. Los arqueólogos llegaron a llamarlos la gente de la cultura “Plum Bayou” datando de 650 1050 AD.  

Para cuando Knapp compró la propiedad en 1848, el sitio de los túmulos en sí había sido casi olvidado por completo. 

Expediciones arqueológicas en el sitio han determinado que la construcción comenzó en el lugar en torno al año 650 En ese momento, las tribus  estaban construyendo montículos similares se en todo el valle del río Mississippi. Por 1050, sin embargo, los habitantes Plum Bayou habían dejado misteriosamente la zona, sin dejar ninguna pista en cuanto a su destino final. Otras tribus de la zona iban y venían, y aunque todos ellos vivían en aldeas relativamente permanentes, el clima y la guerra solían obligar las tribus a trasladarse. 

Después de una serie de estudios arqueológicos en los años 1870 y 1880, los residentes del área comenzaron a llamar el sitio “tolteca”, a medida que más información sobre los toltecas del centro de México comenzaron a hinchar la imaginación popular. A pesar del nombre que le dieron, los Montículos Toltecas no tenían nada que ver con la los toltecas de México, ya que esa civilización prosperó entre aproximadamente el año 900 y 1200 AD y en su mayoría fueron reemplazados en la región por las civilizaciones maya y azteca. 

Los arqueólogos han determinado que los patrones de montículos y cerámica encontrados en el sitio de Lonoke, tienen muy poco en común con los toltecas de México. 

Mientras que el entusiasmo sobre el sitio aumentó, también sufrió muchos daños desde la década de 1850 hacia adelante. Varios propietarios araron por encima de los montículos, destruyéndolos y dañándolos en el proceso. La erosión gradual dañó otros. Varios otros montículos fueron destruidos deliberadamente en la década de 1960 para abrir campos para la agricultura. 

El sitio fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1973 antes de ser comprada por el Estado en 1975 y desde 1980, los Montículos Toltecas han estado abiertos al público como un parque estatal. Hoy en día, el estado tiene un museo en el sitio y ofrece visitas guiadas y también permite al visitante recorrer el lugar por su cuenta. El Servicio Arqueológico de Arkansas operaba una estación de investigación en el sitio para aprender más acerca de los antiguos residentes de la zona. 

Aunque el misterio aún rodea los orígenes de los túmulos originales, estos siguen en pie como un testimonio de la vida de los antiguos miembros de la tribu que residieron en Arkansas.

 

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /