LOS LATINOS RECLAMAN RESPETO
Por Michel Leidermann

El Mes de la Herencia Hispana es el momento del año en que las corporaciones, las instituciones y universidades hacen una pausa para mostrar lo importante que son los latinos. Entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre, organizan almuerzos, tocan música y sirven tortillas con salsa.

Qué triste es que la celebración ocurra cuando ambos partidos políticos han demostrado que los latinos no son tan importantes.

Hay unos 54 millones de latinos en Estados Unidos, que representan un 17% de la población. Unos dos tercios son mexicanos o mexicano-americanos. En el tercio final, encontramos otros hispano-latino americanos y gente de otras nacionalidades.

Los motivos detrás de la celebración son claros. Las corporaciones quieren una tajada de los millones de dólares que gastan los latinos. La población latina crece constantemente, y con ella su poder adquisitivo. 

Lo que comenzó como una mirada hacia el pasado en una apreciación de la “herencia hispana”, se convirtió en un deseo controlar lo que el futuro guarda para la mayor minoría de Estados Unidos.

En los últimos 25 años, los partidos políticos aceptaron la charada de convencer a los latinos —debido a su número— de que eran especiales e importantes. 

Este año podría ser diferente si es que los latinos votaran para ganarse el respeto de los demás.

Como los líderes de ambos partidos dicen, a los latinos les importan otros temas aparte de la inmigración que encabezan la lista: los trabajos, la educación, la economía, la asistencia médica. Pero el asunto de la inmigración es como un volcán que entra en erupción cada tanto y entonces el tema de la inmigración sube al tope.

Pero incluso a pesar de eso no nos respetan. Los republicanos de la Cámara insultaron a los latinos cuando se negaron a considerar la propuesta de inmigración del Senado, mientras fingían que querían aprobar algún tipo de reforma. Después, el presidente Obama nos insultó cuando prometió adoptar una acción ejecutiva para fines de este verano, pero se echó atrás fingiendo que acababa de descubrir las consecuencias políticas en las elecciones de medio término de noviembre.

¿En serio? Obama y sus asesores han sabido durante meses que establecer algún tipo de accion ejecutiva, antes de noviembre, que permita a los inmigrantes permanecer en Estados Unidos pondría en peligro la reelección de media docena de demócratas del Senado que los mantienes con el control de la cámara alta. Pienso que nunca fue intención de Obama hacer algo antes de las elecciones. Sólo quiso engañar a los electores latinos para que pensaran que él lo haría, y fueran a votar por los demócratas.

Es lamentable que el énfasis siempre se coloca en lo que los latinos pueden hacer para ellos, y nunca cumplir las promesas de hacer algo por los latinos.

No es de sorprender ahora que los “soñadores DACA” viajen por el país acorralando a futuros candidatos presidenciales para 2016, como Hillary Clinton (demócrata)  y Rand Paul (republicano) tratando de obligarlos a expresar su posición sobre la reforma y sobre lo que ellos harían para encarar el problema de la inmigración. Graban los encuentros en video y los ponen en YouTube. Al menos para este grupo, los días en que los latinos apoyaban ciegamente a los demócratas porque desprecian a los republicanos se han acabado.

Qué fantástica manera de celebrar el Mes de la Herencia Hispana. Las tortillas con salsa no satisfacen demasiado cuando lo que realmente deseamos es respeto.

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /