Representante republicano opuesto a ciudadanía para indocumentados
972A.jpg
WASHINGTON DC- Entre las medidas del Senado para controlar la inmigración ilegal figura la contratación de otros 14,000 agentes para la Patrulla Fronteriza, construir más centros de detención y erigir una valla de casi 600 kilómetros de largo.
Pero esas medidas no están generando mucho respaldo en un importante legislador del partido Republicano, el representante por Wisconsin, James Sensenbrenner. Pues, lo que cuestiona el legislador es que, además de esas medidas de control al cruce de la frontera, existe una provisión que permitiría eventualmente a millones de inmigrantes ilegales ya en el país, convertirse en ciudadanos de Estados Unidos. “Es demasiado, demasiado rápido, y demasiado costoso”, declaró Sensenbrenner. “Lo primero que debemos hacer es asegurar la frontera. Y luego, tendremos que desactivar el imán que atrae a más indocumentados a este país.
“Una vez hagamos eso, y verifiquemos que es eficaz, entonces será el momento de pensar qué haremos con los 11 o 12 millones de indocumentados que ya están aquí”, indicó el legislador. Dijo que sus colegas podrían aceptar un programa de trabajadores temporales, pero en ningún caso una “amnistía” para indocumentados. “Lo que hace el Senado es legalizarlos, aumentar el número de inmigrantes y darles una vía libre”, enfatizó el legislador republicano.
Sensenbrenner liderará a los negociadores de la Cámara de Representantes cuando se reúnan con los Senadores para tratar de superar las diferencias entre los proyectos de reformas a la ley de inmigración elaborados en ambas cámaras del Congreso.
Sensenbrenner dijo que con el proyecto senatorial temía que pudieran repetirse "los errores" de la ley Simpson-Mazzoli de 1986, que declaró amnistía para todo indocumentado, pensando que esa sería la solución al problema. "Pero hemos visto que el problema se ha agravado y el flujo de inmigrantes ilegales a Estados Unidos se ha incrementado’’, declaró.
“Lo que necesitamos es, primero, resguardar la frontera y terminar con la atracción del empleo fácil en Estados Unidos, que es lo que trae a muchos inmigrantes ilegales y, segundo, decidir qué hacer con los requerimientos laborales de la economía nacional que no pueden ser cubiertos por estadounidenses o por personas que ya estén aquí legalmente’’.
En tanto el proyecto presentado por el Senado ofrece la posibilidad de una eventual naturalización de los indocumentados, el proyecto propuesto en diciembre por la Cámara de Representantes (HR4437) se limita a proteger la frontera y a tomar medidas enérgicas contra empleadores que contratan a inmigrantes ilegales.
Sensenbrenner respondió con un rotundo “no” cuando le preguntaron en un programa de televisión de la cadena NBC si aceptaría alguna reforma a la ley de inmigración que permitiera a los indocumentados adquirir algún día la ciudadanía. “La frase camino hacia la ciudadanía’ intenta encubrir la palabra amnistía”, señaló el representante republicano.
Una vez que se salven las diferencias y los integrantes del comité se pongan de acuerdo, los plenos del Senado y la Cámara de Representantes deberán aprobar el proyecto de ley conjunto para que entre en vigor.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /