BAJA EL CONSUMO DE REFRESCOS EN MÉXICO

El impuesto al refresco ya hizo que los mexicanos dejaran de beber  4.64 latas o más de litro y medio de los burbujeantes refrescos, durante los primeros tres meses del año.

En promedio, la demanda por refrescos disminuyó 4.06 % durante el primer trimestre del año, según datos de Coca-Cola FEMSA y Arca Continental, principales embotelladoras de las bebidas Coca-Cola en México así como de Cultiba, la única fabricante de refrescos de PepsiCo en México.

Si hace un año, cuando estaba en plena discusión el impuesto especial al refresco y las bebidas azucaradas, se consideraba que el consumo per cápita de la bebida ascendía a 163 litros anuales, entonces cada mexicano bebía aproximadamente 40.75 litros trimestrales.

El Grupo Financiero BX+, señaló que la disminución en la demanda de refrescos está en línea con lo que esperaban las empresas cuando se concretó la aplicación del impuesto.

Si bien el consumo de refrescos disminuyó, los analistas creen que el efecto será temporal, ya que el producto está fuertemente arraigado en este mercado, por lo que se prevé que las ventas se recuperen en los siguientes trimestres por diferentes factores.

Anteriormente las bebidas light o con menos calorías eran más costosas. Sin embargo, ahora que los refrescos convencionales subieron de precio, el diferencial disminuyó, lo que impulsará la migración hacia las opciones menos azucaradas.

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /