EL CRIMEN AMENAZA AMÉRICA LATINA
EL BARÓMETRO DE LAS AMÉRICAS, REALIZADO EN 28 PAÍSES, MUESTRA QUE LA INSEGURIDAD ES EL PRINCIPAL FACTOR DE DESESTABILIZACIÓN POLÍTICA
9912A.jpg

La violencia y el crimen constituyen los principales factores de desestabilización de las democracias de América Latina por la desconfianza en las instituciones entre los ciudadanos, que en buena medida se inclinan por políticas de mano dura y baja calidad democrática que pueden desaguar en violaciones de los derechos humanos fundamentales. 

Esta es una de las principales conclusiones del Barómetro de las Américas de 2014, elaborado por el Proyecto de Opinión Pública de América Latina de la Vanderbilt University.

El informe, realizado con 50.000 entrevistas en 28 países considera que la persistencia del crimen y la violencia en América Latina y el Caribe conducen a “democracias en riesgo”, en las que ganan terreno la centralización del poder y, en los casos más extremos, soluciones populistas, ilegales o violentas, como los grupos paramilitares, las patrullas ciudadanas o la condescendencia con los linchamientos públicos.

América Latina y el Caribe han experimentado avances en sus economías en la última década. Pero los desequilibrios siguen siendo enormes (80 millones viven en una pobreza extrema) y más del 40% cree que la economía de su país ha empeorado en el último año. Un cierto pesimismo, unido a la sensación de inseguridad, se extiende por el continente.

Uno de cada tres encuestados considera que el crimen es el problema más importante que afronta su país. El 17% ha sido víctima de un crimen, una cifra que permanece constante desde 2004, y un 40% de los entrevistados reconoce evitar ciertas zonas de su vecindario, el 35% tienen sensación de inseguridad en los transportes públicos y el 37%, en las escuelas. 

La violencia también influye en los deseos de emigrar, que en 2014 han repuntado con respecto a años anteriores.

Latinoamérica y el Caribe tienen la tasa de homicidios más alta del mundo: 23 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2012, según las Naciones Unidas. Uno de cada tres homicidios en el mundo se produce en América, y el 30% de ellos está relacionado con bandas. Centroamérica supera la media, con 34 homicidios por cada 100.000 habitantes. En Sudamérica, la tasa es de 17.

En 2004 la economía era lo que preocupaba más a los ciudadanos (60,3%), con la seguridad en segundo lugar (22,5%). En 2014, el panorama ha cambiado. La economía es vista como la principal preocupación para el 35,8%, seguida de cerca por la criminalidad (32,5%). 

2014 marca el año en que la confianza en los tribunales cae a su nivel más bajo de la última década. La sensación de impunidad crece en la región. 

La percepción sobre la corrupción no ha mejorado. Uno de cada cinco encuestados pagó algún tipo soborno en los últimos doce meses. Un 80% de los encuestados considera que la corrupción es común o muy común en sus Gobiernos.

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /