LA “CIA” MINTIÓ AL CONGRESO SOBRE LAS TORTURAS EN CÁRCELES CLANDESTINAS
PERO LA AGENCIA AFIRMA QUE LOS PROCEDIMIENTOS FUERON ÚTILES PARA FRENAR ATAQUES TERRORISTAS
9988A.jpg
Por María Peña

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) mintió al Congreso y al gobierno sobre la severidad del uso de la tortura de presuntos terroristas en celdas clandestinas pese a que el método no ayudó a los servicios de inteligencia, según un esperado informe divulgado por el Senado.

En 528 páginas, el informe del Comité de Inteligencia del Senado, fruto de una investigación de cinco años, resume un documento de más de 6,000 páginas sobre las tácticas usadas contra buena parte de los 119 detenidos por la CIA tras los atentados de 2001.

Según el informe, la tortura no ayudó a recabar buenos datos de inteligencia, la CIA engañó al Congreso y a la Casa Blanca sobre la brutalidad del programa secreto y su eficacia, y la gestión del mismo tuvo graves fallas.

Pero sobresalen las diferencias de opinión. En el prólogo del documento, la senadora demócrata Dianne Feinstein, presidenta del Comité de Inteligencia, se refiere a las prácticas de la CIA como “torturas”, una palabra que Bush y sus colaboradores se resisten a utilizar.

Otra discrepancia es si los interrogatorios permitieron extraer confesiones valiosas. Para la CIA, sí: contribuyeron a localizar a Osama bin Laden en 2011, el líder de Al Qaeda. El actual director de la CIA, John Brennan, defiende en un comunicado que los métodos de interrogación “ayudaron a abortar planes de ataque”.

El informe ha reabierto viejas pugnas sobre la validez de métodos coercitivos, que fueron abandonados en 2007 y prohibidos por la Administración Obama a partir de 2009.

Las técnicas incluyeron el “ahogamiento simulado” (waterboarding); “rehidratación anal”; confinamiento en celdas estrechas; privación del sueño; exposición al frío; aislamiento prolongado, y posturas incómodas de forma prolongada.

En total, 119 presuntos terroristas –por primera vez identificados por nombre- estuvieron en esas cárceles secretas. De éstos, 39 fueron torturados, incluyendo el presunto “cerebro” del 11 de septiembre, Abu Zubaydah, interrogado durante 17 días consecutivos y sometido a waterboarding” en 183 ocasiones. Otros 26 no debieron estar detenidos porque no suponían una “amenaza” ni planeaban actos terroristas contra EEUU.

El director de la CIA, John Brennan, dijo en un comunicado que los datos de los interrogatorios sí ayudaron a “frenar ataques, capturar a terroristas y salvar vidas”, y aseguró su agencia ha adoptado “medidas correctivas”.

La senadora californiana y presidenta del Comité de Inteligencia, Dianne Feinstein, lamentó que la CIA, a sabiendas, desplazó al exterior a agentes con historial de graves problemas personales, profesionales y de ética.

Mientras, el senador republicano de Arizona y ex prisionero de guerra, John McCain, afirmó que la tortura viola los convenios internacionales, si bien EEUU necesita “información fehaciente” para combatir el terrorismo. Los terroristas se valen de cualquier pretexto y “usarán este informe… como excusa para atacar a estadounidenses”, advirtió.

Según el informe, decenas de documentos y videos fueron destruidos.

No fue hasta 2006 cuando el entonces presidente George W. Bush finalmente recibió detalles de la CIA sobre las tácticas. El informe revela que los jefes de la CIA ocultaron información a los altos cargos de la Administración de Bush, incluido el propio presidente. La CIA aparece como una agencia fuera del control político, mal preparada para combatir a Al Qaeda y proclive a las chapuzas que a veces pusieron en riesgo la seguridad del país en vez de protegerla.

“Ninguna nación es perfecta”, dijo el presidente Barack Obama tras publicarse el informe. “Pero una de las fortalezas que hace a América excepcional es nuestra voluntad de afrontar abiertamente nuestro pasado, encarar nuestras imperfecciones, hacer cambios y mejorar”.

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /