disturbios, conflictos y guerra > COLOMBIA
Las autoridades colombianas siguen la búsqueda de 8 secuestrados por el ELN y las FARC
5086162.jpg
COLOMBIA SECUESTRO

Bogotá, 28 ene (EFE).- Las autoridades colombianas continuaban hoy las operaciones de búsqueda de dos policías secuestrados por las FARC el fin de semana en el suroeste del país y de seis civiles, entre ellos tres extranjeros, plagiados el pasado 18 de enero por el ELN en el norte del país.

El secuestro de los policías Víctor González y Cristian Camilo Yate, supone el primer acto de este tipo que realizan las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde que esa guerrilla dio por terminada, el 20 de enero, la tregua unilateral de dos meses decretada como muestra de buena voluntad dentro de los diálogos de paz que desarrollan con el Gobierno en La Habana.

El respecto, desde Chile, donde participó en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE), el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, reiteró hoy que su Gobierno "no va a bajar la guardia", pese a que las negociaciones con la guerrilla van "por buen camino".

"Desde que cesaron su llamada tregua unilateral aquí han ocurrido actos de terrorismo (...), ellos no tienen capacidad militar para hacer nada diferente a actos terroristas o a privar de la libertad a colombianos bien sean civiles o en uniforme", dijo Santos.

Los agentes fueron secuestrados el viernes pasado en inmediaciones de las poblaciones de Florida y Pradera, en el departamento del Valle del Cauca, acción atribuida por la Policía a la columna móvil Gabriel Galvis de las FARC.

El año pasado, las FARC anunciaron que renunciaban al secuestro como mecanismo de financiación de su lucha armada y liberaron a los últimos policías y militares que tenían en su poder hasta ese momento.

A las operaciones que se desarrollan en el Valle del Cauca para hallar a los agentes plagiados el viernes se sumó hoy más pie de fuerza que refuerza las actividades desarrolladas por Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula) de la Policía.

El vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, exigió la liberación de los policías y señaló a través de un comunicado que "no se puede entender que por un lado la guerrilla de las FARC hable de paz y por el otro sigan secuestrando".

También condenó la desaparición, el fin de semana en Bogotá, del policía Jairo Díaz, que según las autoridades pudo haber sido secuestrado por bandas criminales que operan en algunos barrios del norte de la capital del país.

Por su lado, el comandante de la Policía del departamento del Valle del Cauca, coronel Nelson Ramírez, dijo que la inteligencia y varios testigos ubicaron a los dos policías secuestrados en una zona rural del suroeste del país.

Sobre el secuestro perpetrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN, la segunda guerrilla que opera en Colombia), una fuente militar que está en la zona dijo a Efe que las operaciones en búsqueda de un canadiense, dos peruanos y dos colombianos continúan día y noche.

El ELN advirtió hoy en un comunicado de que los operativos de búsqueda de las fuerzas de seguridad colombianas ponen en riesgo "la vida" de los empleados de una compañía minera que hicieron cautivos hace once días y que cifraron en seis.

A través de esta comunicación, el ELN especificó que fueron seis los secuestrados, aunque hasta ahora sólo se había conocido que el grupo estaba integrado por cinco personas: los geólogos peruanos Javier Leandro Ochoa y José Antonio Mamani, el canadiense Jernot Wober y los colombianos William Batista y Manuel Zabaleta.

"En lo posible, el ELN tratará de salvaguardar la integridad de los retenidos, teniendo en cuenta que el vasto operativo emprendido por la fuerza pública pone en riesgo la vida de dichas personas y es responsabilidad del Gobierno, cualquier desenlace lamentable", indicó esa guerrilla.

Hoy la Segunda División del Ejército informó de la detención de cuatro rebeldes del ELN, que se suman a otros tres que habían sido capturados hace una semana, todos en el norte del país.

Los últimos detenidos tenían en su poder documentos de los secuestrados, entre ellos, los pasaportes.

Las autoridades colombianas ofrecieron una recompensa de 150 millones de pesos (unos 84.305 dólares) a quien suministre información sobre el paradero de los secuestradores y de los trabajadores.

Edición de esta semana
Estudiantes latinos de Little Rock preocupados por el destino del Centro para Recién Llegados en escuela Hall High
Por Michel Leidermann
Educadores de la Hall High School y miembros del concilio 750 de Little Rock de la  de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) están preocupados de que el Superintendente del Distrito Escolar de Little Rock (LRSD), Dexter Suggs quiera cerrar o cambiar drásticamente el Centro Newcomer (Centro para Recién) ubicado en esa secundaria. / ver más /
Son un peligro al volante y contribuyeron a más de 3,000 accidentes viales en 2012, pero el Departamento del Trabajo lanzó una campaña nacional en inglés y español para combatir la fuente de esta “epidemia”: los conductores distraídos. / ver más /
En recientes talleres, residentes permanentes están buscando obtener la ciudadanía estadounidense. / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En un encuentro sostenido en el Vaticano entre el presidente Barack Obama, y el papa Francisco, ambos jefes de Estado abordaron el tema de la política migratoria de EEUU e hicieron un llamado a erradicar el tráfico de seres humanos en el mundo, a trabajar para que “el derecho internacional y humanitario sea respetado en las zonas de conflicto”, y a buscar “soluciones negociadas”. / ver más /