catástrofes y accidentes > CHILE
El Gobierno lamenta la situación por incendio en Valparaíso, que ya fue controlado
5125374.jpg
CHILE INCENDIO

Santiago de Chile, 14 feb (EFE).- El Gobierno chileno lamentó hoy la situación que vive la ciudad de Valparaíso, a 120 kilómetros al noroeste de Santiago, tras un incendio que dejó un saldo de más de 1.000 damnificados, 150 viviendas destruidas y 27 personas atendidas en un hospital.

Las nuevas cifras fueron proporcionadas por la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Valparaíso y difundidas por el Canal 24 horas de Televisión Nacional.

El director de esa entidad a nivel regional, Guillermo de la Maza, señaló que "mañana temprano, a la luz del día se volverá al lugar para tener cifras de cuántas casas fueron destruidas. Sin duda que el número cambiará", apostilló.

En tanto, el ministro del Interior en funciones, Rodrigo Ubilla, indicó que "el Gobierno lamenta la situación compleja que vive Valparaíso en la que han trabajado personal de la Armada, el Ejército, bomberos, efectivos de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), cinco helicópteros y miembros de la Defensa Civil".

En declaraciones en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, Ubilla señaló que la preocupación del momento es que el incendio que afectó la parte alta de Rodelillo se trasladó ahora al vecino cerro Los Placeres, donde varias personas fueron evacuadas, aunque bomberos ha informado que el siniestro ya se encuentra controlado.

Señaló que para terminar con el incendio que obligó, incluso, a cortar la ruta 68 que une a Santiago con Valparaíso, se desplegó un significativo número de recursos y que las autoridades regionales destinaron tres albergues para las familias que perdieron sus casas y enseres.

El incendio, que empezó pasado el mediodía, se propagó rápidamente debido al fuerte viento que se genera en el sector costero que mira al Pacífico y en poco tiempo arrasó primero unas quince viviendas y finalmente destruyó al menos 150.

"La situación es dramática, tenemos un estado del tiempo, un alto grado de calor, un viento bastante fuerte, y diversos focos", señaló en su momento Jorge Castro, alcalde de Valparaíso, ciudad que es Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Por la noche, Castro confirmó que "la gente lo perdió todo; todo quedó en cenizas, todo fue consumido. Aquí solo quedó tierra y cenizas", acotó.

La Onemi, dependiente del ministerio del Interior, ante la gravedad del siniestro declaró "Alerta Roja" para los ayuntamientos de Valparaíso y Viña del Mar, mientras Chilquinta, distribuidora de energía eléctrica, decidió desconectar el suministro para que los bomberos desarrollaran con tranquilidad su trabajo.

El ministro Ubilla informó esta noche que el alto mando de Carabineros (policía militarizada) se comprometió a tener 600 hombres en la zona afectada con el fin de resguardar el sector y evitar desmanes o saqueos.

Al respecto, Ubilla desmintió que se hubieran registrado saqueos en las viviendas destruidas o que debieran ser desalojadas.

"Carabineros me informó de sólo dos o tres robos pequeños y se comprometió a resguardar la zona afectada", aseveró.

No obstante, los propios vecinos afectados indicaron a medios radiales que en las primeras horas del incendio la presencia policial fue nula y fue así como delincuentes se dedicaron a cortar con navajas las mangueras que estaban utilizando los bomberos.

Las altas temperaturas que se han registrado en los últimos días en Valparaíso y los alrededores, además del fuerte viento que ingresa desde el océano Pacífico, contribuyeron a que el incendio se propagara con rapidez "de cerro a cerro", como señalaron los propios damnificados.

Por otro lado, Ubilla descartó que el Ejecutivo fuera a decretar estado de excepción y emergencia en la región de Valparaíso.

"No es necesario decretar estado de excepción ni de emergencia, estamos en 'alerta roja'. Con esa modalidad todos los recursos se dirigen a la emergencia, en este caso Valparaíso", subrayó.

Edición de esta semana
EXISTEN CERCA DE MIL GRUPOS DE ODIO ACTIVOS principalmente EN EL SUR DE LOS ESTADOS UNIDOS
En los últimos 13 años el número de grupos de odio en Estados Unidos creció 56%, de acuerdo con un monitoreo realizado por Southern Poverty Law Center (SPLC). Hasta 2013 existían 939 grupos de odio activos y la mitad de ellos en la zona sur del país en 14 de los 50 estados. / ver más /
Por primera vez, se calcula que las escuelas públicas tendrán más representantes de las minorías que blancos no hispanos, novedad que obedece en buena medida al aumento en la cantidad de niños latinos. / ver más /
La Junta Escolar de North Little Rock ha cambiado su Manual del Estudiante para permitir a los alumnos utilizar los teléfonos celulares en la escuela antes y después de clases, durante el almuerzo y en clases planificadas.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Se estima que el porcentaje de votantes latinos aumentará en las elecciones presidenciales de 2016. / ver más /