disturbios, conflictos y guerra > COLOMBIA
Exrehenes peruanos llegan a Lima para reunirse con familiares
5129394.jpg
COLOMBIA CONFLICTO

Lima, 16 feb (EFE).- Los dos exrehenes peruanos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) liberados ayer en Colombia junto a tres colombianos llegaron hoy a Lima para reunirse con sus familiares.

Los geólogos Javier Ochoa y José Antonio Mamani fueron recibidos en el aeropuerto internacional "Jorge Chávez" por el director de la Policía Nacional, Raúl Salazar, y en medio de gran expectación de la prensa local.

Ochoa y Mamani viajaron en un vuelo comercial acompañados por el cónsul de Perú en Bogotá, Renzo Villa, y, una vez en Lima, conducidos por funcionarios de la cancillería peruana hacia sus hogares.

En declaraciones a los periodistas, Villa hizo un "público reconocimiento a las fuerzas militares peruanas y colombianas, que hicieron un cerco para que (los guerrilleros) no puedan moverse más" y accedan a un acuerdo para entregar a los rehenes.

Agregó que ambos exrehenes ya estaban con sus familiares y que su estado de salud es bueno.

En tanto, el general de la Policía, Raúl Salazar, dijo que la liberación es el resultado un trabajo coordinado entre los presidentes de Perú, Ollanta Humala, y de Colombia, Juan Manuel Santos, ambas cancillerías y las fuerzas militares de los dos países.

El jefe de la Policía indicó que Ochoa y Mamani van a pasar por una revisión médica para constatar su estado de salud.

Según el testimonio dado por Ochoa, de 30 años, a las autoridades colombianas y publicado hoy en Lima, sus secuestradores "eran jóvenes (que) no pasaban de 15 a 17 años".

"Todos portaban armas largas. Entre los uniformados había tres mujeres. Eran solo niñas que también estaban armadas. En todo momento nos vigilaban, incluso nos acompañaban hasta para hacer nuestras necesidades (fisiológicas)", indicó.

Ochoa recordó que "caminamos día y noche, no sabíamos a dónde nos llevaban. Sentía temor, pero al mismo tiempo la fe estaba en nosotros", indicó.

La única comida que recibían de los guerrilleros eran arroz y atún en el día, y café por las noches para evitar el sueño.

En tanto, José Antonio Mamani, de 36 años, relató que "a veces, cuando el cielo estaba cerrado, caminábamos a ciegas. Sólo nos guiábamos por los riachuelos que pisábamos".

"Uno de los guerrilleros, al que llamaban Oscar Nobles, de unos 25 años, que al parecer era el jefe del grupo, se comunicaba a cada momento con sus mandos a través de una radio", informó Mamani.

Los peruanos ratificaron que el ejecutivo canadiense Jernoc Wobert, secuestrado junto a ellos, fue separado del grupo en que permanecían juntos, días antes de su liberación.

"Uno de los guerrilleros había resultado con la pierna mutilada al pisar una de las minas. Sus compañeros trajeron una camilla y curaron al herido. Luego me percaté de que lo habían llevado a otro lugar junto con el canadiense. A Jernoc no lo volví a ver más", dijo Mamani.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla de Colombia, liberó ayer en el norte de este país a los peruanos Javier Ochoa y José Antonio Mamami y a los colombianos William Batista, Manuel Zabaleta y Alexis López que había secuestrado el 18 de enero.

No obstante, el ELN no liberó al canadiense Jernoc Wobert, vicepresidente de exploración de la empresa Geo Explorer, quien, al igual que las otras cinco personas, fue secuestrado en el caserío Norosí, donde trabajaban para esa minera.

Edición de esta semana
LOS LATINOS DE HOY EN LOS ESTADOS UNIDOS
Algunos datos claves  para entender el impacto de los latinos en este país, según datos oficiales: / ver más /
Por La creencia de que al trabajar y depender de un salario, debemos resignarnos a las condiciones laborales que nos imponen, es una creencia que puede costarnos la vida. Por eso debe saber que existen leyes que lo protegen. / ver más /
La estrategia del presidente Barack Obama contra el grupo terrorista ISIS es una cautelosa escalada del conflicto en Irak y Siria que, sin incluir tropas de infantería, conlleva riesgos. / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La migración coloca a México como nación de emigrantes y como terreno de paso. Como un país que quiere todas las protecciones posibles para sus conciudadanos en EEUU, al mismo tiempo es incapaz de proveer garantías a los migrantes que cruzan o deciden quedarse en su territorio. / ver más /