DISCRIMINACIÓN

¿Cómo leeremos en el futuro? ¿Seguirá habiendo libros dentro de 100 años, o solo se venderán E-Books? 

No es qué leeremos dentro de unas décadas. Más importante parece ser cómo lo haremos. De qué forma leeremos en el futuro próximo. Naturalmente, la primera cuestión que nos viene a la cabeza es si se seguirán publicando libros en papel. 

Teniendo en cuenta el auge de los E-Books, la duda es si existirán o no bibliotecas dentro de un siglo. ¿Tendremos que renunciar a las librerías y optar por gigantes como Amazon para que nos manden los ejemplares directamente a casa? ¿Tendremos que restringir la búsqueda de información a tablets u otros dispositivos que ni siquiera se han inventado aún? 

Aunque estas y otras preguntas están presentes en nuestras conversaciones desde hace ya un par de años, la llegada al mercado de dispositivos de lectura y smartphones cada vez más sofisticados, ha fomentado el debate.

Muchas respuestas, muchas especulaciones.

Algunas ya tienen respuesta. Los que consideran que el papel está acabado, aseguran que cada vez son más las personas que han optado por los E-Books en detrimento de los libros. Los más tradicionales, sin embargo, hacen hincapié que los nuevos dispositivos nunca serán competencia para el papel, sino una simple alternativa.

El libro en papel se va a extinguir en un futuro cercano, afirman convencidos los más radicales. Aunque sólo sea debido a la escasez de recursos (arboles/papel) que viviremos en el futuro, es más que probable que se dejen de imprimir. Una vez desaparecida la generación de lectores que considera el papel eterno, no habrá ninguna razón para mantener el formato clásico. Las nuevas generaciones, por ejemplo, no utilizan ni libros ni papel hoy en día, y hasta las instrucciones de funcionamiento de sus nuevos smartphones, están on-line.

Los firmes defensores del libro como bien cultural, por su parte, creen firmemente en un futuro en papel. Si bien dudan de la prevalencia de formatos como las enciclopedias o los libros técnicos y manuales, confían en que las novelas y relatos seguirán imprimiéndose. Aquellas librerías que se mantuvieron fieles a la vieja escuela, y que han sabido adaptarse a los nuevos tiempos a través de la especialización literaria, sin embargo, ven cómo su negocio crece. 

El del futuro del libro es un debate necesario y revelador. La transformación cultural de la lectura es sólo una cuestión de tiempo.

 

SEAMOS CAUTELOSOS

Si perdemos la guerra actual contra el terror, nada más importará. Ni las cuestiones básicas, los almuerzos escolares, la tasa de desempleo, el seguro de salud Obamacare, el medio ambiente o el calentamiento global. Ni siquiera el interés de 1% por el dinero invertido. Y ciertamente no importará si las parejas homosexuales puedan comprar flores y pasteles para sus bodas.

No, estas grandes cuestiones que muchos consideran tan importantes hoy en día no importaran si los extremistas musulmanes ganan la guerra del terror. Piense en nuestros pueblos y ciudades y centros comerciales y universidades, atacados con bombas explotadas por estos radicales.

Piense en ISIS, al-Qaeda y Al-Shabaab controlando las calles de nuestras ciudades. Piense en las decapitaciones y mujeres lapidadas hasta la muerte por alguna infracción religiosa. 

Estados Unidos necesita ganar esta guerra por todos los medios. Animemos a nuestros líderes a ser muy cautelosos al negociar con enemigos y a establecer fuertes medidas para ganar la guerra contra el terrorismo, en EEUU y a nivel mundial. 

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /