MARCO RUBIO BUSCARÁ LA PRESIDENCIA EN 2016
EL SENADOR DE DE ORIGEN CUBANO TENDRÁ QUE GANARSE A LOS CONSERVADORES Y A LOS LATINOS
10423A.jpg

Desde la emblemática Torre de la Libertad, en Miami (Florida), en donde se tramitaba la entrada de exilados cubanos de la revolución cubana en los años 60, el senador republicano Marco Rubio lanzó su candidatura a la presidencia en 2016 con promesas de fortalecer el “Sueño Americano”, pero con una “hoja de ruta” que ya lo pone en contra de los latinos y de su propia comunidad cubanoamericana.

De 43 años, Rubio se convertió en el segundo líder cubanoamericano en buscar la candidatura presidencial del Partido Republicano, semanas después de que lo hiciera el senador tejano, Ted Cruz.

Rubio afirmó que posee cualificaciones singulares para promover a su partido como el paladín del “Sueño Americano”, y tachó a su posible rival demócrata, Hillary Clinton, como “una líder del ayer”.

Para convertirse en el primer presidente latino de EEUU, Rubio, otrora favorito del movimiento conservador “Tea Party”, sin embargo, primero tendrá que lograr el “sí” de los republicanos conservadores durante las elecciones primarias.

Su relativa juventud y mensaje de optimismo –cualidades con las que entró Obama a la contienda presidencial en 2007- le favorecen, si bien tiene menos experiencia política y menos protagonismo que el exgobernador de Florida, Jeb Bush, otro posible candidato.

Fiel al conservadurismo, Rubio entra al ruedo con una fuerte oposición a una apertura hacia Cuba y una postura poco clara respecto a la legalización de la población indocumentada.

Son dos posturas que encontrarán poco eco, ya que las encuestas, tanto en Florida como a nivel nacional, señalan que la mayoría de los estadounidenses apoya flexibilizar el embargo y también la legalización de los 11 millones de indocumentados.

La comunidad cubana, de dos millones de personas, no es monolítica –Obama ganó el apoyo de los cubanos menores de 50 años en 2008 y 2012- , y en los últimos 5 años ha registrado un mayor apoyo hacia una apertura con Cuba, en contraste con la línea dura de la vieja guardia del exilio cubano.

Por otra parte, el apoyo inicial de Rubio a la reforma migratoria de 2013 le ganó la repulsa de los conservadores, y su posterior cambio hacia una indefinida reforma “en retazos”,  lo ha distanciado de la comunidad inmigrante.

La reforma migratoria es una de las prioridades de los latinos, que se han convertido en el “voto bisagra” en los estados más reñidos del país y, para llegar a la Casa Blanca, Rubio y los demás candidatos necesitarán al menos el 40% del voto latino.

Tras desembarcar en el Senado en 2010 con el apoyo del Tea Party, Rubio se presenta como la opción de futuro y con una plataforma centrada en la creación de empleos y el crecimiento económico; la reforma educativa; mayores gastos para la defensa, y cambios al sistema de Seguro Social, entre otros asuntos.

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /