DE PAISANO A PAISANO
“Sigue La Mata Dando”
Por Por Francisco Javier Berumen G.
Sin duda alguna, mi querido Sr. Borrego, usted ha ido progresando en escalada sin retroceso, actualmente lo vemos encumbrado en la elite política y social de nuestra entrañable patria. Como ya en tiempos pasados y desde otras bocas y ahora esta vez sus peculiares comentarios recientes acerca del proceso de reforma migratoria que el vecino país del norte prepara para nosotros “los indocumentados” y que usted compara con una “enchilada.”
Quiero decirle que su posición denota un criterio conocedor del arte culinario nacional y sin duda alguna copiado de algún recetario del “maestro Polo Polo” (“Educador del Pueblo,” otro que ha subido mucho) y creo que este antojito por el gusto que ha dado, se pasa de “guajillo.”
Sr. Borrego, dado a lo que usted piensa, creemos que su gran cabeza debe permanecer allá en lo alto y hasta podemos sugerir que debería ser colocada dentro de una vitrina con mucha luz, para que todos aquellos a quienes usted pretende ignorar, los que sufren de miseria sobre todo sus paisanos, puedan su hambre satisfacer ya no con esa “enchilada,” por lo menos con una “quesadilla de ceso,” pero sabemos que eso es imposible. Le informo que estamos hablando de mucho mas de 15 millones de “despatriados” producto de sus enchiladas de todas los años y sexenios, y no estamos contando aquellos que han muerto y que seguirán (hombres, mujeres y niños) cruzando el Río Grande o sobre los calurosos desiertos, así como en manos criminales, sonando en “una vida mejor” empujados por el hambre y la injusticia social (sobre todo la $ política $) ¡En ambos lados del bordo! También aquellos que se sostienen el cinturón y se aprietan las barrigas y siguen soportando incompetencia y corrupción con impunidad irónica y mayor gravedad. Espero que no se sienta mal, ya antes uno como usted, hace algunos años viajo desde México a Houston, Texas y nos declaró como “exceso de mano de obra,” para brillar entre los brillantes. A lo mejor tiene razón porque “por allá” gente sigue sobrando y en oleadas crecientes sin dinero y sin trabajo, este “amigo” quien declaró esto en Houston quiso ganarle el puesto, y eso que no hemos considerado aquellos que dicen “no hacerse las víctimas migratorias.”
También le informo que sin inversión alguna, me refiero a que sin esfuerzos ni compromisos, ni seguro social, ni prestaciones, ni plan de jubilación, ni tierra para el entierro que ustedes provean para “sus trabajadores” (solo el bisne de los servicios consulares, somos nosotros “los rechazados de allá e indocumentados aquí” si no el primero. Si el segundo renglón mas importante en el desarrollo económico de “nuestro” México y aclaro que no poseemos pozos petroleros (“a que paisanos tan paisanos”), somos seres humanos, gente de trabajo, constructivos y de gran espíritu de lucha y sed de justicia, somos gente productiva y no pasiva como ustedes nos catalogan desde el trono del olvido y la indiferencia. Sigan gozando con nuestras “inversiones.”
Espero que el platillo del que estamos hablando no los vaya a enchilar y termine por ser indigesto.

NOTA: Francisco Javier Berumen escribió esta crítica de la política mexicana concerniente a los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos. Berumen tiene un título de Administración de empresas de la UNAM y reside actualmente en Pine Bluff.
Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /