CAMPEONAS MUNDIALES SIN JUGADORAS DE MINORÍAS
EL SOCCER EN EEUU DESDE EL INICIO FUE UN DEPORTE PARA NIÑOS Y NIÑAS BLANCAS DE CLASE MEDIA ALTA
10770A.jpg
Teresa Noyola

La selección campeona del mundo de fútbol femenino llena de orgullo a los estadounidenses, convirtiendo a sus jugadoras en ídolos de una generación pero las niñas de minorías étnicas ven a nadie que luzca como ellas en este grupo de jóvenes deportistas.

Es imposible ignorar la uniformidad racial de las integrantes del equipo, prácticamente todas blancas, en un grupo que representa una de las naciones con mayor diversidad social, de raza y etnicidad del mundo. El contraste, por ejemplo, son las selecciones de Francia y Brasil que cuentan con numerosas jugadoras de color.

Si bien esto se manifiesta como un tema racial, en realidad es una cuestión de clase, de bolsillo y de falta oportunidades que desemboca en lo racial, reflejando la dispar estructura económica y racial de Estados Unidos.

La popularidad en el mundo del fútbol se debe en parte a la simpleza del deporte que no necesita más que un objeto redondo y ganas de patearlo. Esto lo hace un juego para pobres y ricos. En cambio en Estados Unidos, el soccer desde el primer momento fue un deporte para niños y niñas blancas de clase media alta de los suburbios.

El camino creado por la Federación de Soccer Americano para formar una futbolista competitiva exige el desembolso de miles de dólares desde temprana edad hasta llegar a la universidad desde donde pueden ser elegidas para la selección nacional. Las oportunidades para competir y ser vistas son muy caras. En algunos casos el rechazo también tiene sabor a discriminación, tal como ocurrió con la mexicoamericana Teresa Noyola que a pesar de haber sobresalido en medio de las seleccionadas, la entrenadora le sugirió que fuera a jugar con México.

El fútbol masculino en Estados Unidos tuvo un inicio parecido, pero hoy la Liga MLS es el deporte más diverso que los cuatro más populares de Estados Unidos.  En una selección es más importante la habilidad de los jugadores que su color. Con el fútbol femenino la cuestión es dar oportunidades para que crezca y no solo sea un deporte para jóvenes blancas y ricas.

 

Edición de esta semana
¡LA COMUNIDAD LATINA TAMBIÉN CRECE EN NORTH LITTLE ROCK!  
Por Michel Leidermann
Cuando se piensa en la comunidad latina en el área metropolitana de Little Rock, mucha gente cree que principalmente está en las áreas del Southwest de la capital, circundada por las calles 65, Geyer Springs y Baseline. Pero la realidad es que la creciente comunidad latina se vive a ambos lados, norte y sur, del río Arkansas.   / ver más /
El objetivo de este evento deportivo es mejorar la colaboración y la confianza entre los pobladores latinos y los oficiales de policía, mucho de los cuales son de origen latino, afín de ayudar a que los policías puedan realizar aun una mejor función de proteger y servir a la población. El juego será el sábado 27 de julio a las 6:00 p.m. en el Otter Creek Park (#11500 Stagecoach Road, Little Rock).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Con Donald Trump, Estados Unidos ha recuperado una prosperidad propia de los felices años 60.   / ver más /