LA POLÉMICA SOBRE LA DONACIÓN DE FETOS ABORTADOS EN EE.UU.
LOS TEJIDOS Y ÓRGANOS FETALES SE UTILIZAN PARA LA INVESTIGACIÓN MÉDICA QUE  HAN AYUDADO A LOGRAR AVANCES EN LA LUCHA CONTRA ENFERMEDADES
10859A.jpg

La imagen de la organización Planned Parenthood (PP), el mayor proveedor de servicios reproductivos del país que atiende cada año a más de dos millones de personas,  se ha visto dañada en las últimas semanas después de que un grupo antiabortista The Center for Medical Progress, hiciera públicos unos videos en los que aparecen algunos de los altos ejecutivos de PP supuestamente discutiendo la venta de órganos y tejidos de fetos abortados.

En EE.UU. tanto la venta de órganos fetales como la modificación de las técnicas de aborto para la obtención de esos órganos están prohibidas por ley.

Desde Planned Parenthood se han defendido diciendo que los videos han sido editados y no muestran el contexto total de la grabación para asi dañar la imagen de la organización y han asegurado que no hacen negocio con los abortos que practican, cobrando tan sólo (mencionan $100 por feto) por los gastos de conservación y transporte de los tejidos fetales a los centros de investigación que los utilizan.

En Arkansas la semana pasada el gobernador Asa Hutchinson ha ordenado al Departamento de Servicios Humanos, suspender los contratos de Medicaid con Planned Parenthood en 30 días que totalizan $50 mil anuales. Hutchinson se justificó diciendo que “es evidente que después de las recientes revelaciones sobre las acciones de Planned Parenthood, esta organización no representa los valores de la gente de nuestro Estado y Arkansas está mejor servido terminando cualquier y todos los contratos existentes con ellos”. Una determinación más bien simbólica y sin mucha substancia financiera.

En su reporte 2013-2014 Planned Parenthood consignó que de sus más de $1.300 millones de ingresos anuales, cerca de $392 millones provenían de contribuciones corporativas y herencias privadas. Otros $528 millones de dólares ingresan a la multinacional del gobierno federal, pagados con impuestos.

La polémica ha dado nueva munición a los grupos antiabortistas que han recibido el apoyo de la mayoría de los políticos conservadores, y que quieren retirar la toda la financiación federal a Planned Parenthood.

Desde el bando demócrata, han defendido la labor que hace Planned Parenthood como proveedora de servicios de salud para muchas mujeres de bajos recursos y han insistido en que los abortos representan tan sólo un 3% de sus actividades, que además incluyen la prescripción de anticonceptivos y la realización de pruebas de detección del cáncer y del VIH.

Además, señalan que las alrededor de 300.000 interrupciones de embarazos llevadas a cabo cada año por PP no se financian con dinero de las arcas federales, ya que ello está prohibido por ley, a excepción de los casos en los que peligre la vida de la madre.

Al mismo tiempo, recuerdan que los tejidos y órganos fetales se utilizan para la investigación médica y que las investigaciones que se han hecho en las últimas décadas con tejidos fetales han ayudado a lograr avances en la lucha contra enfermedades como la polio o el Parkinson.

Las donaciones de tejidos fetales no están supervisadas como debería ser, entre otras cosas porque los propios políticos no quieren tratar este controvertido asunto y el aborto en general, por varias razones. Este país es más religioso que otras naciones desarrolladas y además, en años recientes la Internet ha hecho más fácil poder ver imágenes de los fetos y su desarrollo, lo que los hace más reales e influencia la opinión de la gente.

Planned Parenthood se basa en el valor y la tenacidad de los hombres y mujeres que están dispuestos a luchar por la igualdad, los derechos y la salud de las mujeres. Margaret Sanger, la fundadora de Planned Parenthood, sostiene que el progreso de las mujeres en las últimas décadas, en lo que respecta a educación, trabajo y poder político y económico, se puede relacionar directamente con la capacidad de las mujeres para controlar su propia fertilidad.?

 

 

Sanger reitera la misión de Planned Parenthood:

Proporcionar servicios de anticoncepción y de salud a hombres y mujeres,

Financiar estudios de investigación sobre anticoncepción e informar a los, especialistas y al público sobre los resultados,

Promover el acceso a la planificación familiar en los EEUU y en todo el mundo.

(Planned Parenthood: Little Rock Health Center– #5921 W. 12th Street, Little Rock, AR 72204)

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /