ICE continúa redadas en Arkansas a pesar de duras críticas
109A.jpg
Según informaron a EL LATINO algunos residentes de la zona sudoeste de Arkansas, “desde el lunes 25 de julio los agentes del ICE habrían estado en varias ciudades de Arkansas, haciendo redadas y recogiendo a indocumentados”.
Nos informaron que “varias personas fueron recogidas desde tiendas de autoservicio y una planta procesadora en Hope. En Nashville dicen anduvieron por las tiendas y en las calles en general. En DeQueen también habían estado por las calles. Las ciudades de Russelville y Danville igualmente fueron visitadas por los agentes”.
Lo que sí sabemos es que en Arkadelphia estuvieron en la planta de pollos Petit Jean el martes 26 y detuvieron a 119 personas.
En todos los casos dijeron los informantes, los detenidos fueron llevados en primer lugar a la cárcel de Texarkana.
En general en todas las áreas hubo muchas teorías no confirmadas y exageraciones. No se saben los números exactos de personas en cada lugar. Cualquier número que se pudiera dar es sólamente una especulación hasta que el ICE los dé a conocer oficialmente.
Debido a estos acontecimientos, todavía hay inasistencia a los lugares de trabajo, ya que la gente se siente nerviosa y muchos prefieren permanecer en sus hogares. En la planta Petit Jean aún trabajaban con una sóla línea de producción en lugar de las cinco normales.
Igualmente el número de los niños que quedaron desamparados o con uno sólo de los padres o con parientes, amigos, o en iglesias después de la redada en Arkadelphia, ha sido causa de muy variadas afirmaciones, llegándose a decir que en un inicio hasta 100 niños fueron afectados. Posteriormente el número se redujo a 30 y aún no hay certeza absoluta de cuantos continúan separados de sus padres.
El pastor Rudy Gutiérrez de Arkadelphia, nos dijo que para fines de la semana pasada sólo quedaban unos 10 niños en la zona y que todos los demás ya se habían reunido con sus padres en Texas o México.
Sin embargo, el cónsul de México, Eduardo Rea nos dijo que ellos conocían de un sólo caso de un par de niños que se quedaron sin papá ni mamá. Todos los demás niños, no más de unos 20, estaban al cuidado de un familiar o amigo.
Si algún miembro de su familia o amigo suyo no aparece, es posible que esté en la cárcel de Texarkana y entonces necesita buscar a alguien para checar si esa persona se encuentra allí.
En el momento de la redada, muchos padres negaron a los agentes del ICE de que tenían hijos, por temor a que el Departamento de Servicios Humanos (DHS) de Arkansas se hiciera cargo de ellos, complicando aún más una posible pronta reunificación de la familia. Esa es la forma más conveniente aunque para ello es necesario poder hacer arreglos para que alguien de confianza cuide de los niños.
La señora Gómez confirmó que una persona de las Caridades Católicas especializada en asuntos de inmigración y situaciones de emergencia, junto con varios otros voluntarios, establecería una oficina temporal en la iglesia St. Mary en Arkadelphia (249 N. 14 Th. St., TEL. 870-246-7575) para ayudar a las personas que más necesitan asistencia.
Igualmente en la sede de la Diócesis en Little Rock, se están manejando los casos de inmigración pendientes (con causa) en un arreglo especial con la oficina de la MIGRA de Memphis, la que atiende los asuntos de Arkansas.
Por estar cuidando a los niños de los padres deportados, varias personas han tenido que ausentarse de sus trabajos para realizar estas labores (incluyendo a algunos papás cuyas mujeres fueron deportadas), de forma que no cuentan con ingresos para pagar la renta, electricidad, comida, etc. Las donaciones en dinero son las más bienvenidas en estos momentos y en Arkansas Central pueden hacerse llegar a:
El gobernador Mike Huckabee quién es nacido y criado en Hope, ha declarado públicamente que la manera en que el ICE manejó los arrestos fue inhumana e incorrecta. Huckabee dijo que lo humano habría sido dar a los padres algunos días de preaviso para que pudieran hacer arreglos para sus hijos.
A pesar de que las declaraciones de Huckabee son valientes y contrarias a la opinión de muchos, no es la solución al problema. Los recursos del ICE debieran dirigirse a buscar a terroristas infiltrados, y no a indocumentados que están trabajando (aunque sin documentos legales), algunos desde hace 10 años, y con hijos nacidos en los EUA. LULAC nacional, LULAC Arkansas, y el Fondo de emergencia del gobernador de Arkansas, donaron cada uno $1,000 para auxiliar a las familias afectadas. Muchos particulares también han donado dinero que enviaron a las Caridades Católicas en Little Rock.
Lo más importante es que ni cunda el pánico y que la gente no crea los chismes. El cónsul Rea dijo que después de hablar con los funcionarios del ICE, estos hechos eran la continuación de una investigación criminal en contra de la Sra. Moreno, y no de una persecución irracional de los indocumentados. Eso si, agregó Rea, "la cosa fue muy mal manejada pues lo que hubieran debido hacer era arrestar a los sospechosos en sus casas y no hacer una redada general en la planta Petit Jean".
El miércoles 10, dos funcionarios del consulado de México en Dallas se dirigieron a Arkadelphia para hablar con los residentes y calmar los ánimos al tiempo de ofrecerles toda la ayuda posible del Gobierno Mexicano. El teléfono del cónsul Rea para estos casos, es el 214-252-9250, extensión 118 o 109.
En vista de que esta redada fue sin aviso previo a las autoridades locales, ni dió a los padres la oportunidad de hacer arreglos para el cuidado de sus hijos, las siguientes son algunas reco-mendaciones que todos los indocumentados debieran seguir:
Por usted y su familia:
• Llevar siempre consigo dinero en la bolsa, mínimo $20.00.
• Tener algún tipo de Identificación.
• Tener una tarjeta telefónica nueva.
• Siempre avisar a sus familiares adonde van a salir, especialmente si su viaje es por más de un día.
• Hacer y llevar siempre consigo una lista de 10 personas a quienes puede llamar en caso de necesidad. Tener una copia en casa a la mano y mostrarla y explicarla a sus hijos. Puede incluir a un abogado, un clérigo, y hasta el consulado de su país.
• Mantener contacto continuo con sus hijos para saber si están bien y por donde andan.
• Salir a la calle sólo para los asuntos más necesarios.
• Recuerde, Jamás mienta a una autoridad ya que esto es un delito grave en este país y podría perjudicar cualquier ajuste inmigratorio futuro.
Por sus amigos y vecinos:
• Estar pendiente de las familias que corren riesgo, especialmente aquellas que tienen niños, algún enfermo o anciano en casa.
• Ayudarles en sus necesidades cotidianas, si no pueden salir de casa.
• Mantenerse informado y a su vez informe a sus vecinos y amigos responsablemente de los hechos que sepa, evitando exageraciones y pánico innecesarios.
Redada del ICE en Arkadelphia y otras zonas
Aproximadamente a las 7:15 de la mañana del día 26 de Julio, en la procesadora de pollos Petit Jean de la ciudad de Arkadelphia, testigos dijeron haber visto alrededor de 30 agentes federales del U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE), llegar en 7 camionetas de pasajeros blancas (van), haciendo un retén, para detectar a ilegales.
Estos testigos, comentaron que los trabajadores de la planta fueron reunidos por grupos étnicos, los afro-americanos y blancos en un lado y los que ellos sospechaban ser latinos, en otro.
Al momento en que las personas llegaban al lugar del retén, los agentes les indicaban hacia donde debían ir (el comedor más frecuentemente).
Todo esto sucedió poco después de que los trabajadores empezaran sus labores y durante el primer descanso (break) de la mañana. A nadie que llegaba a trabajar se le permitió salir del lugar.
La presencia del ICE tenía como objetivo identificar a trabajadores extranjeros en la mencionada planta que eran sospechosos de haber comprado documentos falsos o duplicados y de estar ilegalmente en el país. Según el informe emitido por el ICE sobre esta redada, 119 personas fueron detenidas por los agentes.
Todavía alrededor de las 12:00 del mediodía los agentes del ICE continuaban en la planta de Arkadelphia. Los agentes del ICE no notificaron anticipadamente a las agencias locales del orden sobre la redada, ni dieron oportunidad a los detenidos de llamar a un familiar para avisarle de su situación.
Muy rápido se corrió la noticia y muchas personas decidieron no ir a trabajar por temor a ser detenidas.
La gente de la zona comentaba que más de 149 detenidos en Arkadelphia, y otros lados más, ese mismo día, fueron trasladados a la ciudad de Texarkana.
Muchas personas comentan que ahora la Migra se encuentra en todos lados: bancos, hospitales, tiendas y más. El único lugar que pudo confirmarse fue la planta de Arkadelphia.
Sin embargo el hecho ha causado grandes estragos económicos para la comunidad en general de áreas vecinas. La ciudad de Hope, prácticamente es un pueblo fantasma, la gente no quiere ni asomarse por la ventana por temor a que la Migra se los lleve. Muchas personas se reportaron enfermas, y unas 20 personas dejaron de ir a trabajar el día miércoles 27.
Las plantas de Nashville, El Dorado, y DeQueen, se veían semivacías afectando no sólo a las grandes polleras, sino también a las tiendas de abarrotes y alimentos y a otros pequeños negocios. Hay comerciantes que normalmente cierran tarde sus negocios, pero ya han tenido que cerrar más temprano debido a que no hay movimiento en las calles.
Testigos comentaron que los agentes del ICE en la redada y de sus oficinas en Texarkana, hablaban español y se les dijo a los detenidos que eligieran entre la Salida Voluntaria o la Deportación.
La mayoría pidió la salida voluntaria, y fueron enviados el mismo día por autobús a Nuevo Laredo.
Unos 20 que pidieron Deportación, permanecerán detenidos para enfrentar un juicio de inmigración y están siendo ayudados por el personal especializado de las Caridades Católicas.
De acuerdo a versiones proporcionadas por portavoces del ICE, la redada se derivó como resultado de la investigación en la que se encuentra involucrada la Sra. María Moreno, latina de origen mexicano, residente de la ciudad de Arkadelphia, y quien trabajó por casi 10 años en la planta Petit Jean, en el Departamento de contratación de personal y quien supuestamente vendió tarjetas del Seguro Social y actas de nacimiento a un número no determinado de personas que trabajaron en la planta.
La Sra. Moreno, presuntamente se encuentra en arresto domiciliario que habría sido uno de los beneficios que le dieron, a cambio de que ayudara a las autoridades de Migración a dar con los ilegales de la planta en Arkadelphia.
Moreno sigue sujeta a proceso, Sin embargo se supo que en febrero de este año, Moreno sólo se declaró culpable por la venta de cinco juegos de tarjetas e identificaciones con intento de venta.
Testigos dijeron que Moreno andaba por la planta Petit Jean el martes 26 y que negó el haber denunciado a los indocumentados y originado la redada.
Funcionarios del consulado mexicano entrevistaron a 22 paisanos en Texarkana y otros 20 en Dallas, y ninguno reclamó de maltrato por parte del ICE.
Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /