LAS ‘CHEERLEADERS’ DE LA MILLONARIA LIGA DE FÚTBOL AMERICANO LUCHAN POR SUS DERECHOS LABORALES
PRECARIEDAD PROFESIONAL DE LAS PORRISTAS ANIMADORAS DE LA NFL
11047A.jpg

Las animadoras de la millonaria liga de fútbol americano forman parte de la extensa tradición del fútbol americano y 26 de las 32 franquicias de la NFL (la liga profesional) cuentan con su propia tropa. Son animadoras, en inglés “cheerleaders”, y constituyen parte de los más de 15.000 trabajadores a tiempo parcial que emplea la liga a lo largo de sus cinco meses de duración. Ninguna de ellas gana lo suficiente y se buscan la vida paralelamente en otros oficios, pero ahora piden ser tratadas con la misma dignidad que el resto de trabajadores del campeonato más lucrativo del mundo.

En 2014, la NFL ingresó $11.200 millones y cada año supera al anterior. Roger Goodell, su comisionado, declaró recientemente que la meta para 2027 es alcanzar los $25.000 millones. Pero la obsesión por sus ingresos ha hecho que la asociación se olvide o no quiera regular cosas tan básicas como asegurar que la retribución de sus empleados cumpla con los requisitos del Departamento de Trabajo.

Salarios inferiores al mínimo, horas no registradas y la ausencia de protecciones básicas para cualquier empleado estadounidense, están entre los principales problemas a los que se enfrentan. 

Aunque poco a poco, las cheerleaders se hacen escuchar y suman ya cinco demandas  contra franquicias de la NFL. Los Raiders de Oakland y los Buccaneers de Tampa Bay se han avenido a indemnizarlas con más de $2 millones por deuda salarial.

Las primeras animadoras aparecieron en la liga profesional de fútbol americano en la década de 1950. En concreto, en los Baltimore Colts (ahora en Indianápolis, Indiana). Lo que al principio fue un experimento, contagió a todo el país hasta extenderse por todos los clubes. 

Actualmente, las únicas ciudades sin tropa de animación son Nueva York (los Giants), Chicago, Green Bay, Cleveland, Detroit y Pittsburgh. El máximo reconocimiento para una cheerleader es ser elegida para animar en el Pro Bowl, el partido anual de las estrellas.

Ser animadora en la NFL es un mundo aparte. Requiere tiempo y esfuerzo con más horas que los propios jugadores. Entre lo positivo, están los viajes exóticos, amistades y prestigio, y entradas para los partidos. Pero las sesiones de fotos son para calendarios con los que lucra el propio equipo. 

Pero  también está el aspecto negativo del oficio porque no se sienten valoradas y les imponen normas absurdas como la obligación de lucir físicamente muy bien y pesarse en los días de partido y si se pasan aun que sea por un gramo, no la dejan salir al campo de juego. 

La NFL sigue calificando a las cheerleaders como “trabajadoras independientes” y se ha aprovechado de ese tecnicismo para ahorrar gastos a la hora de contratar sus servicios. 

Ahora, tras más de 60 años, las animadoras alzan su voz para ser tratadas como el resto de sus diversos compañeros en la National Football League. ?

 

11047B.jpg

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /