Italia 2006, tetracampeón del mundo
1107A.jpg
Italia se coronó campeón del mundo por cuarta ocasión al vencer el domingo 9 de julio en el estadio de Berlin, 5-3 a Francia en definición de penales.
El tiempo regular y el alargue terminó igualado 1-1, con gol de penal de Zinedine Zidane a los 6 minutos y el empate de Marco Materazzi a los 19.
Fabrio Grosso metió el último penal y desató la celebración “Azzurri”.
La despedida de Zidane se vio opacada por su expulsión a los 110 minutos por pegarle un cabezazo en el pecho a Materazzi. Fue el último partido de “Zizou” con la selección ya que anunció su retiro tras haber jugado 108 partidos y convertido 31 goles, tres de ellos durante este mundial.
Con el partido apenas iniciado, Italia propuso un juego rudo que hizo sentir en las piernas de Patrick Vieira cuando Materazzi lo golpeó y por esa acción fue amonestado.
Zidane pateó con maestría un penal que Materazzi le cometió a Florent Malouda. Con Buffon lanzado hacia el otro lado, “Zizou” la acarició suave, la pelota pegó en el travesaño y entró.
Verdadera prueba de fuego para Italia: Era la primera vez que estaba en desventaja en el mundial y que Gianluigi Buffon sufría un tanto en contra de un rival, ya que la única vez que lo sometieron fue en el 1-1 ante Estados Unidos, cuando se equivocó su compañero Cristian Zaccardo.
Partido friccionado, sin cuartel y con poco espacio para las maniobras, con Luca Toni en Italia y Thierry Henry en Francia frustrados en sus ambiciones de gol por unas firmes defensas.
La fórmula, entonces, era entrar por arriba. Así fue como Andrea Pirlo lanzó un córner y Materazzi, ganándole en el salto a Patrick Vieira, la clavó al fondo de la red en un momento donde abundaban los nervios y escaseaba la precisión.
De a poco, Italia volvió a equilibrar el juego con ambos equipos cuidando la pelota y tratando de no arriesgar en exceso, quizás recordando que cuando no se puede ganar lo mejor es no perder.
“¡Mamma mia!”, se lamentó luego Pirlo mientras entrelazaba sus manos, tras patear un tiro libre en comba que pasó por sobre la barrera y se fue afuera por poco.
A pesar de todo, la “Azzurra” distó de ser una tromba ya que se mostró contenida ante una Francia que le cerró los espacios, le quitó la pelota y la hizo circular con precisión y a veces con profundidad, como ocurrió con un disparo de Ribery que se fue apenas desviado.
Sobre el final de la primera mitad del tiempo extra, Buffon se ganó largamente el mote del mejor arquero del mundial, tras sacar con un mano al córner un tremendo cabezazo de Zidane que iba con destino a la red.
En el reinicio, Zidane usó otra vez la cabeza, pero en este caso para plantársela en el pecho de Materazzi, tras una discusión, ya que el italiano previamente lo había sujetado en una jugada. El mediocampista recibió la roja directa por parte del árbitro argentino Horacio Elizondo, después de consultar con su guardalínea.
Con un hombre menos y a esta altura del partido, a Francia no le quedó otra que irse para atrás a tambor batiente y a la espera de los penales, salvo algún esporádico contragolpe.
Y como Italia tampoco hizo gran cosa, la gran final se dirimió por penales.
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /