LA TRADICIÓN DE LOS HUEVOS Y EL CONEJO DE PASCUA EN SEMANA SANTA
11588A.jpg

Regalar huevos de chocolate en Domingo de Pascua es  una larga tradición que se ha vivido durante la Cuaresma a lo largo de generaciones desde hace siglos. 

La tradición de los huevos empezó debido a que los cristianos católicos que seguían la abstinencia de la Cuaresma, no podían comer, entre otras cosas, huevos ni productos lácteos. Los seguidores de esta tradición guardaban los huevos, y para mantenerlos frescos los bañaban con una fina capa de cera líquida. Una vez terminada la Cuaresma, se reunían delante de la iglesia de su ciudad, y los regalaban. Con el tiempo, la iglesia católica fue cambiando las tradiciones, y hoy solamente recomienda la abstinencia de carne los viernes de la Semana Santa.

Sin embargo, la tradición de regalar huevos el domingo de Pascua siguió y de hecho continúa en muchos países del mundo. La única diferencia es que antes se pintaban y decoraban huevos de gallina y de pavo para regalar en pequeñas cestas. En cambio, hoy aunque se siguen regalando huevos de gallina decorados en muchos países, desde principios del siglo XIX se regalan también los huevos de chocolate, los preferidos por los niños.

En muchas culturas, los huevos representan ‘vida y fertilidad’, y tanto en Roma como en Grecia, se regalaban huevos pintados en las fiestas y festivales de primavera.  Los huevos como símbolo cristiano,  tienen el sentido de una ‘vida nueva’, tal como significa palabra Pascua. Una vida que nos da el Jesucristo resucitado.

Otras fuentes afirman que el huevo simboliza los cuatro elementos de la vida. La cáscara representa la tierra; la membrana, el aire; la clara, el agua; y la yema, el fuego.

A partir del siglo XVIII, cuando la industria chocolatera consigue avances importantes en el manejo y tratamiento del chocolate, se empieza a vaciar los huevos frescos y a rellenarlos de chocolate.

Y entonces el conejo, ¿qué pinta en toda esta historia? Pues el conejo ha sido una fantasía inventada por los padres para dar una pizca de ilusión al domingo de Pascua. Los niños creen que es el conejo el que trae los huevos. Los padres esconden los huevos de chocolate o de plástico con dinero adentro por el jardín o la casa y los niños van a buscarlos el domingo de Pascua.

Sin embargo, la tradición del conejo de chocolate se la debemos a los antiguos teutones que creían según cuentan las leyendas que en Pascua eran los conejos los que incubaban los huevos. 

La asociación conejo-pascua proviene de esta antigua creencia popular. El conejo es un personaje para la Pascua, como papá Noel lo es para la Navidad. 

Así pues a deleitarse con los huevitos y conejitos de chocolate y ¡Una feliz Pascua para todos!?

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /