PARA TRIUNFAR ALEJANDRO GONZÁLEZ IÑÁRRITU SE FUE DE MÉXICO
EN RADIO CON “EL PAVO ASESINO” TUVO  SU PRIMER CONTACTO CON LOS MEDIOS EN MÉXICO  
11591A.jpg

En 2015 González Iñárritu consiguió su primer Oscar como mejor director de cine por “Birman” y el pasado domingo 28 de febrero volvió a repetir.

Al ganar como mejor director con su película “The Revenant”, que obtuvo 12 nominaciones, ahora es el tercero en conseguir este galardón durante dos años consecutivos. Nadie lo obtuvo tres veces seguidas.

En 2014 lo había conseguido su colega, compatriota y amigo Alfonso Cuarón, con “Gravity” y en la misma categoría, la más codiciada del Oscar.

El trabajo de Gonazález Iñárritu en radio fue su primer contacto con los medios y, de hecho, abandonó la escuela de comunicación para seguir este camino.

Por la radio se escucha la voz de un locutor: “Este es un pavo tranquilo”, dice, y enseguida el gorjeo tranquilo del ave. “No sabe que en unos momentos será sacrificado para esta Navidad”, continúa el narrador. En segundos la transmisión se llena de ruidos de platos y cristales que se rompen, mientras algunos piden a gritos atrapar al pájaro.

Así fue el inicio de la exitosa radionovela “El pavo asesino”, que se transmitía en la década de los años 80 por la estación W FM de la capital mexicana.

Nadie imaginó entonces que el narrador de las aventuras del guajolote, como se conoce en México a los pavos, ganaría dos Oscares. 

De la radio emigró a la televisora Televisa y luego, en 2000, se estrenó su primer largometraje, “Amores Perros”, que fue nominada al Oscar como mejor película extranjera.

Después de “Amores Perros”, González Iñárritu dejó de trabajar en México. En el extranjero filmó otras películas que recibieron nominaciones al premio Oscar: “21 Gramos”, “Babel”, “Biutiful” y “Birdman”.

Emigrar de México es una ruta que han seguido otros cineastas mexicanos exitosos: para desarrollarse salieron de su país o encontraron el reconocimiento en espacios internacionales.

Y no es que en México no se pueda hacer cine pero las condiciones para lograrlo son complejas. Los cineastas mexicanos, como ocurre en otros países de América Latina, enfrentan dos problemas para desarrollarse: la escasez de recursos para financiar sus películas y el poco respaldo del público para sus obras.

Es un doble rasero para medir el cine mexicano: los filmes hechos al estilo Hollywood tienen éxito, mientras que producciones culturales o que reflejan la realidad del país son relegadas.

En México la mayoría de las películas que se exhiben son realizadas en Hollywood o tienen elementos muy similares a las producciones estadunidenses, añade Bonfil.

El cine independiente o de arte no puede competir en ese espacio. Los cineastas mexicanos se encuentran en la disyuntiva de arriesgarse a que su obra sea vista por muy pocos o adaptar sus producciones al estilo hollywoodense.

Hay otro elemento: en el escenario actual del cine mexicano es difícil recuperar la inversión con las producciones nacionales. Y además quienes reciben subsidio oficial están obligados a devolverlo con las ganancias eventuales.

Hay otra alternativa. “Emigrar de México, que es lo que hacen no solamente directores sino también técnicos, fotógrafos reconocidos que no encuentran un campo fértil en México para desarrollar su talento”.?

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /