$15 POR HORA: LA LUCHA POR LOS SALARIOS MÍNIMOS TOMA FUERZA
NUEVA YORK SIGUE A CALIFORNIA Y ANUNCIA UNA SUBIDA MIENTRAS PITTSBURGH IMPULSA OTRO INCREMENTO LOS BAJOS SUELDOS FORMAN PARTE DE LOS DISCURSOS EN LA CARRERA ELECTORAL Y ES UNO DE LOS ASPECTOS MÁS CRITICADOS
11654A.jpg

La mecha se encendió por el multitudinario y mal pagado sector de la comida rápida, pero las protestas por una subida de los salarios mínimos ha tomado fuerza en todo Estados Unidos. En este contexto, grandes firmas como McDonald’s o Walmart ya anunciaron subidas de los salarios mínimos de sus trabajadores. 

Los Ángeles se puso a la cabeza de esta batalla desde este verano. En junio su alcalde, Eric Garcetti, firmó una la ley que elevaba el salario mínimo casi un 70%, de $9 a $15 la hora. Ha ocurrido lo mismo en San Francisco y Seattle, con aumentos progresivos.

Hace solo un mes se consideraba imposible. Pero en apenas dos semanas, California ha aprobado la subida del salario mínimo más grande de Estados Unidos, un 50% en los próximos seis años. La subida a $15 la hora es una reivindicación de los sindicatos y del ala más izquierdista del Partido Demócrata y es considerada un peligro para la economía y la creación de empleo por parte de los republicanos y casi todas las organizaciones empresariales.

En California era hasta ahora de $10 la hora, uno de los más altos del país.

El estado de California se convierte en el primer estado en adoptar los $15 la hora, una cantidad que ya había sido puesta en marcha por grandes ciudades como Los Ángeles o San Francisco. Ahora, afectará a 38 millones de personas en el estado más poblado del país y la economía más desarrollada de Estados Unidos. Cuando Los Ángeles aprobó esta subida el año pasado se convirtió en el laboratorio más grande de EE UU para ver los efectos de la medida. Ahora todo California es el laboratorio, tras una reacción fulminante de sus políticos e impensable hace solo un mes.

Mientras las encuestas indicaban un amplio apoyo popular a esta medida, los sindicatos anunciaron que tenía las firmas necesarias para enviar la propuesta a votación. Inmediatamente, el gobernador y los líderes del Legislativo se sentaron a negociar una propuesta de ley.

A partir de ese momento, los acontecimientos se sucedieron a toda velocidad. El pasado lunes, 28 de marzo, la oficina del gobernador Jerry Brown y los líderes del Legislativo anunciaban un acuerdo con los sindicatos. El jueves 31 el proyecto fue aprobado en la Asamblea de California y el Senado e inmediatamente la oficina del gobernador envió un comunicado diciendo que ratificaría la ley el lunes 4 en un acto en Los Ángeles.

La subida se va a realizar de forma escalonada en seis años y añade algunas excepciones, como dar un año más a los pequeños negocios. Además, a partir de 2022, el salario mínimo quedará indexado al coste de la vida.

El salario mínimo a nivel nacional se mantiene en $7,25 la hora desde 2009, una cantidad que en las grandes ciudades ha generalizado el problema de los trabajadores pobres, es decir, gente que trabaja a tiempo completo 40 horas a la semana o más y tiene que vivir de la beneficencia. 

Dignificar el salario mínimo es la gran reivindicación de los sindicatos. Los sectores más afectados por la subida del salario mínimo en California son tiendas y hotelería, que entre los dos tienen un 30% de la fuerza laboral que gana el salario mínimo, según un estudio de la Universidad de California en Berkeley. En total, 5,6 millones de trabajadores se verán afectados, con una subida media anual en sus ingresos de $3.700. El 55% de los trabajadores afectados son latinos.

Por otra parte, lo que empezó como una protesta de 200 trabajadores de la industria de la comida rápida de la ciudad de Nueva York en 2012, ha acabado siendo un movimiento laboral a escala nacional tres años más tarde.

El martes 29 de abril, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció un incremento progresivo del sueldo de los funcionarios públicos del Estado en la ciudad de Nueva York hasta llegar a los $15 por hora en 2018 y en 2021 en el resto del Estado.

Asimismo el alcalde de Pittsburgh (Pennsylvania), Bill Peduto, anunció una iniciativa para elevar a $15 por hora el salario de todos los trabajadores de la ciudad. “Nadie que trabaje tiempo completo debería vivir en la pobreza”, afirmó Peduto.

Los bajos sueldos forman parte de los discursos en la carrera electoral y es uno de los aspectos más criticados de la desequilibrada recuperación económica estadounidense.

Igualmente está afectando del debate de los pre candidatos presidenciales del Partido Demócrata, que tienen visiones distintas en este asunto. Para Bernie Sanders, la subida en todo el país a $15 es uno de sus eslóganes de campaña. 

Hillary Clinton, sin embargo, propone que la subida sea a $12 la hora y “apoya” los esfuerzos de Estados y municipios para ir más allá. 

En todo caso, convertir el salario mínimo en un “salario digno” es una de las medidas para cerrar la brecha de desigualdad en los Estados Unidos y ahora las subidas en  algunos estados será la mecha que encienda un debate y acción más contundente en el resto del país.

ARKANSAS: La iniciativa #5 del Salario Mínimo de Arkansas  fue incluida en la papeleta de votación del 4 de  noviembre de 2014 y fue aprobada por abrumadora mayoría. Tras su aprobación, la medida aumentará el salario mínimo en Arkansas  de $6,25 a $ 7,50 por hora el 1 de enero de 2015; a $8 el 1 de enero de 2016; y a $ 8.50 por hora el 1 de enero de 2017.?

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /