LAS CAMPAÑAS ELECTORALES MÁS CARAS DE LA HISTORIA
Por Michel Leidermann

Las elecciones estadounidenses de 2016 serán las más caras de la historia, con un gasto superior a los $6 mil millones. Ese excesivo costo anula la igualdad de voces y votos y perjudica el bien democrático. Las sumas de las que hablamos empequeñecen las de cualquier otra democracia estable.

Donald Trump encarna esta locura y, al mismo tiempo, es la excepción que confirma la regla, porque, como no deja de presumir, es dinero suyo. Todos los demás necesitan donaciones, hoy canalizadas en su mayoría a través de grupos como los súper PAC (Comités de Acción Política), autorizados a recaudar cantidades ilimitadas de personas y empresas.

Se prevé que el gasto en anuncios televisivos alcanzará un total de $4.400 millones. 

El Tribunal Supremo en su fallo sobre el caso Citizens United en 2010, dictaminó que “prohibir el gasto corporativo independiente es... impedir la libertad de expresión”. 

En su libro titulado Citizens Divided, el estudioso legal Robert Post, demuestra que el fallo del Tribunal tergiversa el espíritu y el propósito esencial de la Primera Enmienda: que para que las personas puedan gobernarse a sí mismas necesitan no solo la libertad de expresión política, sino también la integridad representativa del proceso electoral.

Evidentemente, el papel desmesurado del dinero en la política estadounidense no es nada nuevo. En 1883, Henry George, uno de los economistas políticos más populares de la época, escribió que “el gobierno popular será un fraude” mientras “las elecciones se ganen utilizando el dinero y no puedan ganarse sin él”. No está claro que con el dinero hoy se ganen tan fácilmente, dado que circula entre tantos candidatos, pero ¿alguien duda de que “no pueden ganarse sin él”?

Un análisis de The New York Times ha descubierto que más de la mitad del dinero recaudado por los candidatos republicanos hasta mediados de este año procede de unas 130 familias y sus empresas (en el lado demócrata, la cosa no está mucho mejor). 

En definitiva, uno de los problemas de la reforma de la financiación de las campañas es... cómo financiar esa campaña.

Pero la idea de que la influencia excesiva del dinero está perjudicando el bien democrático fundamental de la integridad representativa ya está entrando en la conciencia colectiva. Llegará el día, y será pronto. Los estadounidenses no son los únicos interesados en la salud de su democracia.

 

HABLANDO DE  RAZAS 

¿Por qué parece que cada conversación sobre las relaciones raciales en este país comienza y termina con los descendientes de los esclavos traídos de África? Me gustaría saber cómo los inmigrantes de hoy de Kenia, Sudán, Etiopía, Haití, México, Centro y Sur América y otros países que comparten una herencia africana, se sienten acerca de la raza y de las oportunidades en nuestra nación.

La siguiente pregunta es ¿qué estamos haciendo sobre relaciones raciales con los indígenas que recibieron a los europeos? Primero los mal llamamos “indios”. Luego dejamos de reconocer que había varios grupos étnicos entre estas personas. Los Seminoles de la Florida no eran los Sioux de las llanuras centrales o los Navajos del Suroeste. Parece que los tratados de paz hechos con ellos sólo cumplían las necesidades de los europeos-americanos.

Por último cuando se habla de las relaciones raciales, incluyamos las leyes de exclusión de los chinos después de que ayudaran a construir el ferrocarril transcontinental  y los campos de concentración de japoneses  en los EE.UU.  durante la Segunda Guerra Mundial, 

Tal vez si tenemos una discusión honesta y libre de rencores, podremos avanzar hacia la Unión Americana más perfecta que nuestra Constitución exige.?

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /