LAMENTABLEMENTE
Por Michel Leidermann

Las sirenas de alarma se han silenciado. Los gritos se han convertido en sollozos suaves mientras las familias entierran a sus muertos y los gobiernos bajan las banderas a media asta.  Unos pocos días después de las explosiones en Bruselas, una pregunta sigue apareciendo: ¿Ahora qué?

Para comenzar, pero sólo para comenzar, hay que localizar a los asesinos que siguen vivos, y darles la justicia que merecen: una sin piedad.

Días después de los ataques terroristas en Bruselas, noticias informaban de que las autoridades son conscientes de que hay múltiples extremistas de ISIS por toda Europa.

“Una combinación de intercepciones electrónicas, fuentes de información humana, y seguimiento de bases de datos, indican que varios posibles objetivos para futuros ataques habían sido escogidos por los terroristas de ISIS en los últimos meses desde los ataques en París de noviembre” de acuerdo con funcionarios de contraterrorismo.”

Algunos funcionarios creen que podría haber decenas de asociados a ISIS huyendo a través de Europa. Aquí está la esperanza de que los arresten pronto. Y sean incapaces de atacar de nuevo.

Pero ¿Qué pasa con el futuro, un futuro próximo? ¿Qué puede hacerse para que sea más difícil para los terroristas causar otra Bruselas? O París. O San Bernardino. O Boston. O 9/11.

La guerra contra el terrorismo es como ninguna otra guerra en términos de duración. Nunca se terminará. No mientras haya quienes se escondan entre los vecindarios y las escuelas, que no llevan uniformes militares, que explotan a los niños en los autobuses y decapitan a hombres y mujeres,  y que piensan que es un honor y recompensa el morir por la causa.

No se puede combatir al terrorismo a corto plazo con las estrategias militares tradicionales y ajustándose estrictamente a ley. Estos asesinos no lo hacen y para poder atajarlos a tiempo, no queda otra que atacarlos con sus propias tácticas. Lamentablemente. 

 

AMAMANTAR EN PÚBLICO

¿Es realmente justo que los adultos puedan comer en público, pero los bebés no puede comer sin que  a sus madres las miren feo? ¡Esta situación no es justa en absoluto!

De acuerdo con el Departamento de Salud de Arkansas, en abril de 2007, se aprobó la primera ley sobre la lactancia materna en el Estado, dando a la madre el derecho de amamantar a su hijo en público, pero hay una gran controversia en cuanto a si se debe hacer o no, dando lugar a una versión actualizada en julio de 2009.

Se afirma popularmente que una mujer debe tener más que autoestima para mostrar sus pechos en público, y que es sin duda una cuestión referente a mostrar su sexualidad. Desde un punto de vista femenino, una madre no se muestra deliberadamente a sí misma mientras amamanta, simplemente ella se amamanta a su bebé cuando este tiene hambre.

De acuerdo con el Departamento de Salud, los bebés que son alimentados cuando tienen hambre son menos propensos a llorar y molestar en negociosa y otros lugares. La lactancia materna también protege a las madres y sus bebés de enfermedades y incluyendo la obesidad, la diabetes y algunos tipos de cáncer.

Dos preguntas más a considerar: ¿Usted cubre su cara cuando come? ¿Usted va al baño sólo para comer?

Pensemos en forma racional y dejemos de hacer la lactancia materna en público un tema controversial.

Los viejos desconfían de la juventud porque han sido jóvenes -William Shakespeare (1564-1616) dramaturgo, poeta y actor inglés?

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /