50 MUERTOS EN LA PEOR MATANZA EN EE UU
EL PRESIDENTE BARACK OBAMA CALIFICÓ LA MASACRE COMO UN “ACTO DE TERRORISMO Y ODIO”.
11917A.jpg

Estados Unidos vivió el domingo 12 uno de sus capítulos más oscuros. Omar Siddique Mateen de 29 años y de origen afgano, abrió fuego en una discoteca popular entre la comunidad gay, matando al menos a 50 personas e hiriendo a otras 53. Es el peor tiroteo múltiple registrado en la historia del país. El atacante murió abatido por la policía. Era un ciudadano estadounidense de padres afganos.

Fuentes de la investigación citadas por varios medios estadounidenses apuntan que el atacante habría llamado al número de emergencia 911 poco antes de la masacre para declarar su lealtad al Estado Islámico. Horas después del ataque, el grupo asumió la autoría del mismo en un boletín emitido por su agencia informativa Amaq. Los investigadores señalan que, de momento, no hay que no hay por ahora pruebas que respalden una conexión directa entre el grupo y el ataque.

El padre del agresor dijo a la cadena NBC que no cree que el ataque se deba a motivos religiosos sino a motivaciones homófobas. “No tiene nada que ver con la religión”, dijo quien aseguró que su hijo se indignó hace dos meses cuando, durante una visita a Miami, vio a dos hombres besándose.

La matanza en el club Pulse, en una amplia y tranquila avenida cerca del centro de la turística ciudad de Orlando, vuelve a colocar a EEUU ante el pánico del yihadismo y de la violencia armada.

En caso de confirmarse los motivos yihadistas, se trataría del peor ataque tras los atentados del 11-Sep. en 2001, en que murieron cerca de 3.000 personas. El tiroteo llega seis meses después de que una pareja de simpatizantes islamistas radicales matara a 14 personas en San Bernardino (California). Ambos atacantes se declararon seguidores del ISIS, lo que ha alentado los ataques individuales.

Según el FBI, el atacante no solo manifestó su adhesión al líder del ISIS en la llamada al 911, sino que también hizo una referencia a los atentados de 2013 en el maratón de Boston perpetrados por dos simpatizantes yihadistas y en que murieron tres personas.

El tiroteo en el Pulse se inició alrededor de las 2 de la madrugada, hora local, cuando había unas 300 personas en el interior. El atacabte, según la policía, utilizó una pistola corta y un rifle de asalto. Primero atacó a un vigilante fuera del local y una vez dentro abrió fuego contra los asistentes cuando el caos se desató. Inicialmente muchos asistentes creyeron que el ruido de los disparos eran fuegos artificiales o parte de la música. Algunos asistentes lograron escapar pero otros permanecieron atrapados dentro del recinto.

El atacante retuvo durante tres horas a un grupo de rehenes hasta que fuerzas especiales de la policía, utilizando un vehículo blindado y explosiones controladas, entraron a la discoteca y mataron a Siddique. La policía cree que gracias a ello se salvaron unas 30 vidas. Del total de fallecidos, 39 personas perecieron en el club y las otras 11 en el hospital.

“La gente en la pista de baile y en el bar se tiró al suelo y algunos de nosotros que estábamos cerca del bar y de la salida logramos salir a la zona exterior y simplemente corrimos”, escribió Ricardo J. Negron, uno de los asistentes, en la página de Facebook del club.

Pulse, que se declara el epicentro de la fiesta latina de Orlando, celebraba la noche del sábado su noche semanal de música latina con la participación de tres dj. La mayoría de asistentes al centro social son de Puerto Rico, que tiene una extensa colonia en la ciudad. Las autoridades han identificado ya a 21 de las 50 víctimas mortales. Buena parte de ellas son de origen latino. Tienen entre 20 y 50 años y entre ellos había estudiantes de Farmacia, agentes de seguridad de la discoteca, trabajadores del parque de atracciones Universal o de una agencia de viajes. El club Pulse, popular entre la comunidad gay, celebraba el sábado su noche latina.

del atentado de Orlando aguardan noticias entre la esperanza, la incertidumbre y el dolor. Conviven la incertidumbre ante la posible muerte del familiar y la esperanza de que haya sobrevivido. Y de vez en cuando, llega el dolor extremo: personas que salen completamente desoladas o atónitas tras comunicarles que su ser querido ha fallecido. Policías y médicos las reciben en el exterior y tratan de consolarlas.

El paisaje era inconcebible en los alrededores de la discoteca. Mucha gente ensangrentada y presa del pánico se refugió en una gasolinera y un local de comida rápida ubicado al lado del club.

El de Orlando es el tiroteo múltiple número 173 registrado en lo que va de 2016 en EEUU, según los datos recogidos por el portal Mass Shooting Tracker. Como tiroteo múltiple se entiende el que causa al menos cuatro víctimas mortales, excluyendo al autor de los disparos.

Las peores matanzas, hasta ahora, eran la de 2007 en la Universidad Virginia Tech (Virginia), en que murieron un total de 32 personas, y la que tuvo lugar en 2012 en una escuela primaria en Newtown (Connecticut), en la que fallecieron un total de 20 niños y seis adultos.

Mateen con una pistola y un AR-15, un fusil de asalto semiautomático, ligero y hecho de plástico y aluminio. El mismo rifle ha sido utilizado en otras masacres recientes. Mateen compró legalmente las dos armas, unos días antes del atentado, según fuentes del FBI.

El AR-15 permite alcanzar blancos a una distancia de hasta 600 metros. No es sencillo de usar por su fuerte retroceso, por lo que exige entrenamiento previo. Cada cargador incluye hasta 30 balas que pueden ser disparadas en menos de un minuto.

La mayoría de los modelos del AR-15 estuvieron prohibidos en EEUU entre 1994 y 2004, sin embargo, la Asociación Nacional del Rifle, un lobby proarmas, logró evitar que se prorrogara esa restricción. Desde que se levantó el veto, este fusil de asalto se ha utilizado en más de una decena de tiroteos múltiples en EEUU. Los constantes rumores sobre su prohibición han provocado que en el último lustro se hayan vendido casi millón y medio de unidades en Estados Unidos, según CNN.

 

LAS PEORES MASACRES EN LOS ÚLTIMOS 25 AÑOS EN EEUU

49 muertos

Orlando, Florida, 2016

Omar Mateen dispara contra la clientela de un concurrido bar gay.

32 muertos

Universidad de Virginia Tech, 2007

El estudiante Seung-Hui Cho abre fuego contra sus compañeros de universidad antes de suicidarse.

27 muertos

Sandy Hook, Connecticut, 2012

Adam Lanza mata a 20 niños de entre 6 y 7 años, además de seis adultos, y luego se suicida.

23 muertos

Killeen, Texas, 1991

George Hennard arremete con su auto contra la fachada de una cafetería, luego abre fuego contra los comensales y se suicida.

14 muertos

San Bernardino, California, 2015

Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik abren fuego durante una reunión de personal en una oficina.

13 muertos

Fort Hook, Texas, 2009

El mayor Nidal Malik Hasan inicia una balacera en una base militar.

13 muertos

Binghamton, Nueva York, 2009

Jiverly Wong dispara contra un grupo congregado en un centro comunitario de migrantes antes de suicidarse.

13 muertos

Littleton, Colorado, 1999

Eric Harris y Dylan Kelbold masacran a sus compañeros y a un maestro en su escuela secundaria de Columbine.

 

Edición de esta semana
CENTRO “SEIS PUENTES” SE ASOCIA A LA CÁMARA DE COMERCIO DE NORTH LITTLE ROCK 
En una simbólica ceremonia el jueves 28 de junio, el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes de North Little Rock se asoció oficialmente a la Cámara de Comercio de la misma ciudad.   / ver más /
EL LATINO acaba de recibir una queja de una madre de un alumno de ultimo año de la Escuela Secundaria Mills University Studies en el distrito escolar especial del condado de Pulaski, porque en la transcripción de calificaciones del Departamento de Educación de Arkansas donde se ve que tomó 8 clases, (este año escolar solo tomaban 7) y en la clase extra (orquesta) le asignaron una calificación F.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
EL PAÍS DA UN INÉDITO GIRO A LA IZQUIERDA CON LOS CONOCIDOS DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES.   / ver más /