Violencia sexual en cárceles de EUA es mayor a la denunciada
WASHINGTON DC - La cifra de violaciones en las cárceles estadounidenses es probablemente mayor a la reportada, pues muchos detenidos no lo denuncian por temor a represalias, por sentir vergüenza, por complicidad o por desconfianza en las autoridades, dice un estudio.
Menos de 3 prisioneros de cada 1,000 denuncian hostigamiento o abuso sexual en cárceles de Estados Unidos, pero la cifra probablemente es mucho mayor, dice el estudio preparado para la Oficina de Estadísticas del Departamento de Justicia.
“Registros administrativos por sí solos no pueden ofrecer cálculos confiables de violencia sexual”, señalaron Allen J. Beck y Paige M. Harrison, en el informe.
El estudio divulgado el domingo 30 por la agencia del Departamento de Justicia está basado en informes entregados por funcionarios de prisiones en el 2005.
La agencia examinó registros de más de 1,800 cárceles en que hay 1.7 millones de detenidos, un 78% de la población adulta en prisión.
El informe es el segundo exigido por la ley de Eliminación de Violaciones en las Cárceles, que fue sancionada en el 2003 e intenta enfrentar un problema que se supone está bastante extendido.
“Lo que se denuncia es apenas la punta del iceberg”, dijo Cindy Struckman Johnson, profesora de psicología social en la universidad de Dakota del Sur e integrante de la comisión de Eliminación de Violaciones en las Cárceles.
Struckman Johnson dijo que sus investigaciones determinaron que un 10% de los detenidos en penitenciarias de estados de la región central de Estados Unidos habían sido violados.
“En mis indagaciones, apenas una tercera parte de los detenidos informaron” de la violación a “alguien que trabajaba en la cárcel”, dijo.
Beck y Harrison determinaron que un 38% de las denuncias involucraban una conducta improcedente por parte de empleados de cárceles, y un 35%, violaciones de un preso por parte de otro.
También hubo un 17% de denuncias de hostigamiento sexual por parte de empleados, y un 10% de contacto sexual forzado de un detenido contra otro.
Sólo un 15% de los incidentes de violencia sexual fueron confirmados, indicó el informe.
La cultura carcelaria hace casi imposible que las víctimas de esas violaciones las denuncien, dijo Malcolm Feeley, profesor de leyes en la universidad de California, en Berkeley.
El problema, añadió, está exacerbado por el hacinamiento en las cárceles, una supervisión insuficiente, y condenas muy largas, que conducen al detenido a perder toda ilusión con el sistema.
El problema con las violaciones en las cárceles no está limitado a las prisiones, dijo por su parte Struckman Johnson. “Hemos obtenido informes de que personas que son violadas en la cárcel cometen violaciones cuando abandonan la prisión”, indicó.
Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /