Guardia Nacional completa su despliegue en la frontera
1194A.jpg
WASHINGTON, D.C. - Con 6,199 soldados, la Guardia Nacional ha completado su despliegue en la frontera con México para apoyar las labores de la Patrulla Fronteriza.
La Guardia Nacional da así por cumplido la meta que se había fijado, de enviar 6 mil soldados a la frontera Sur en cumplimiento de la orden emitida el pasado mayo por el presidente Bush para garantizar la seguridad en esa región.
Está previsto que la misión de estos soldados dure dos años, mientras se forman los suficientes agentes de la Patrulla Fronteriza para aumentar su dotación actual de 12 mil a 18 mil miembros en 2009.
Cada soldado permanecerá en ese destino entre dos y tres semanas, el tiempo que normalmente dedicarían a la instrucción militar.
Los miembros de la Guardia Nacional son a tiempo parcial, ciudadanos que normalmente tienen otro trabajo y cada año dedican entre dos y tres semanas a recibir instrucción militar.
Se ha enfatizado de que bajo ninguna circunstancia estos soldados desarrollarán tareas de vigilancia del cumplimiento de la ley, una función que compete a la Guardia Fronteriza, dado que los soldados carecen de formación policial.
El despliegue de la Guardia en la frontera ha suscitado algunas dudas acerca del uso de recursos de este cuerpo militar.
Miles de soldados de los más de 130 mil desplegados en Irak pertenecen a la Guardia Nacional.
Su propio jefe, el teniente general Steven Blum, afirmó que se requiere $21,000 millones para hacer frente a las demandas de equipamiento, entre otras cosas, que requieren las distintas maniobras a las que han sido asignados en la frontera.
Sin embargo, la valoración de la Patrulla Fronteriza hasta el momento sobre el refuerzo recibido es muy positiva.
Las autoridades de Arizona y Nuevo México consideran que la presencia de la Guardia Nacional ha contribuido a la disminución de la entrada de inmigrantes indocumentados y las detenciones en meses recientes, porque con el apoyo de los soldados se ha podido vigilar mejor la zona limítrofe.
Según el encargado de la estación Nogales (Arizona) de la Patrulla Fronteriza, “hemos visto disminuciones sustanciales de los ingresos y las detenciones”, dijo John Fitzpatrick. “Los soldados llegaron y, casi de la noche a la mañana, quedaron selladas las áreas donde fueron desplegados. Estamos ganando terreno mucho más rápido ahora que tenemos a la Guardia Nacional aquí”, agregó Fitzpatrick.
Según explicó Manuel Pacheco, portavoz de la Oficina de la Guardia Nacional en Arlington (Virginia), “la operación ha sido muy productiva hasta el momento”.
“La operación se inició hace dos meses en cumplimiento del anuncio del presidente George W. Bush para el envío de hasta seis mil soldados” a las zonas fronterizas de California, Arizona, Nuevo México y Texas, recordó Pacheco.
Bush ordenó el desplazamiento de tropas de la Guardia Nacional hacia la frontera en mayo pasado, después de que grandes manifestaciones de inmigrantes se realizaron en todo el país y cuando arreciaba en el Congreso el debate sobre la ley de inmigración.”En realidad, hemos superado un poco la cifra mencionada por el presidente como máximo, pero el número en realidad varía con las rotaciones de unidades y se adecuará a las necesidades de la Patrulla Fronteriza”, explicó Pacheco.
Hasta ahora no se ha informado de incidentes en los dos meses que lleva la operación de la Guardia nacional conocida como Jump Start, cuyo costo se calcula en unos 770 millones de dólares.
La Patrulla Fronteriza afirma que la presencia de la Guardia ya ha dado resultados pues hasta el lunes 31, ha asistido en 2,296 detenciones de indocumentados y en el decomiso de 6.5 toneladas de marihuana y 90 kilos de cocaína.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /